Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

viernes, 15 de mayo de 2009

Que no vuelvan a engañarnos: ¡OTAN no!¡Bases fuera!


UJCE

La fundación, hace 60 años, de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) abrió el paso a la dominación imperialista de EE UU. Otras alianzas político-militares falsamente defensivas como la SEATO en 1954 para el Sudeste asiático y la CENTO en 1955 para el Oriente Medio, siguieron la estela abierta por la OTAN, en la que EE UU afianzó su posición de potencia imperialista hegemónica. Un anillo de alianzas militares situado estratégicamente alrededor del perímetro de defensa de la Unión Soviética cuyo objetivo era estrangular el proceso revolucionario mundial desde su raíz, según la doctrina Truman de “contención del comunismo”.

Sin embargo, tras el derrumbe de la URSS y la disolución del Pacto de Varsovia, la OTAN, lejos de disolverse, ante el fin de la supuesta amenaza que la inspiraba, se ha reforzado.

Durante 60 años, la OTAN ha sido el principal instrumento de dominación imperialista de EE UU en Europa y un factor constante de inestabilidad en el continente. Ha sido el origen de infinidad de provocaciones y acciones de disuasión contra los procesos de cambio en Europa a través de la amenaza del uso de la fuerza y el terrorismo de estado, como se pudo ver durante décadas en Italia, Portugal o Grecia.

Las intervenciones militares de la OTAN en los Balcanes (Kosovo) y Asia Central (Afganistán) no han significado paz y seguridad, sino que han supuesto la defensa violenta de los intereses imperialistas de EE UU y la UE como aliada subordinado.

En nuestro país, el ingreso en la OTAN fue una de las claves de la operación de integración en la Europa imperialista, que se inicia en la transición y culmina con la entrada de España en la Comunidad Europea en 1986. El ingreso, realizado durante la presidencia de Calvo Sotelo apenas un año después del Golpe de Estado del 23-F, culminó el tutelaje de la transición por parte del imperialismo.

El posterior engaño del PSOE con su salto desde el “OTAN: de entrada no” al “OTAN: por el bien de España sí” fue la prueba definitiva. Nadie mejor que Javier Solana personifica la hipocresía del PSOE: de redactar panfletos dando razones por el no a la OTAN a secretario general de la misma.

Las condiciones de permanencia en la OTAN prometidas por el gobierno del PSOE de Felipe González (no integrarse en la estructura militar o no permitir el almacenamiento en territorio español de arsenal nuclear) han sido sistemáticamente incumplidas, violándose la voluntad soberana expresada en el referéndum de 1986.

Ahora, en el 60º aniversario de su fundación, volvemos a escuchar la sarta de mentiras con las que se quiere cubrir la verdadera cara de la OTAN:

La OTAN no es un instrumento para la paz, es un arma del imperialismo.

La OTAN no es factor de estabilidad, es una fuente de inestabilidad.

LA OTAN no refuerza nuestra seguridad, nos quita soberanía.

Que no vuelvan a engañarnos:

¡OTAN NO!

¡Bases fuera!

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.