Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

lunes, 11 de mayo de 2009

Jóvenes instructores de arte establecen su campamento en escuela destruida por los ciclones en Gibara


GIBARA, Holguín.— Las maltrechas paredes sin techo de lo que fuera la escuela primaria Ovidio Torres, en el reparto Julio Antonio Mella de la ciudad de Gibara, evocan aún los quebrantos del paso del huracán Ike por esta región costera, en la madrugada del 8 de septiembre del pasado año.

Sin embargo, más que un símbolo recurrente del efecto destructivo de los ciclones, la estructura en ruinas se yergue ahora en el barrio del Güirito como un bastión del optimismo y la solidaridad, desde el cual se hace frente a los desgarros espirituales que suelen provocar también los eventos climáticos.

Fue este precisamente el sitio escogido por los integrantes de la misión Victoria para establecer su campamento. Son casi 30 personas, entre ellos 18 instructores de arte y el resto artistas profesionales, aficionados y personal de aseguramiento, así como algunos funcionarios de la dirección de Cultura en el territorio.

La decisión de las autoridades locales de reubicar al alumnado del centro en otras escuelas gibareñas así lo permitió. Desde que el Consejo de Defensa definió que la distancia prudencial a que debe estar de la costa cualquier nueva inversión constructiva será de al menos unos 200 metros, un retorno de los pioneros al lugar es muy poco probable.

Pero allí quedaba un escenario casi homérico, desde el cual poder irradiar la magia reconfortante que poseen las manifestaciones del arte sobre el espíritu humano.

«Limpiamos de piedras y restos de árboles los alrededores del lugar e instalamos nuestras dos casas de campaña. Aprovechamos un local como comedor y así quedó listo el 16 de diciembre», rememora Miriam Peña Leyva, especialista de Literatura de la Casa de Cultura del poblado de Velazco, y jefa del campamento.

Lo cierto es que pocos días después de acaecido el desastre de Ike, un grupo de artistas de la provincia inició «a lomo de guagua» su peregrinar por las localidades urbanas y rurales más afectadas de la provincia. Aunque entonces no se trabajaba con el mismo concepto que hoy asumen los miembros del destacamento.

En aquella ocasión visitaron los municipios, además, varias figuras y agrupaciones del escenario nacional. Trovadores, humoristas, músicos, bailarines, artistas plásticos, algunos de los cuales contaban ya con una experiencia similar, luego de que Gustav se ensañara con la Isla de la Juventud.

Así nació el semillero de lo que se ha dado en llamar la misión Victoria, de la mano de la brigada Martha Machado. Hoy su labor se halla extendida a todas las provincias del país, con el liderazgo aglutinador de un pintor que, más que vanguardista, pertenece a la vanguardia, Alexis Leyva Machado (Kcho).

Al calor de las primeras semanas, las brigadas demostraron en las comunidades que podía combinarse perfectamente el trabajo cultural con la participación en las tareas recuperativas, junto a la población. La máxima era la solidaridad entre los cubanos.

«Claro, no todo fue coser y cantar. No vamos a negar que al principio un pequeño grupo de personas no comprendía muy bien nuestra misión. Tal vez porque al mismo tiempo atravesaban por uno de los momentos más difíciles de sus vidas y pensaron, como se dice en buen cubano, que aquello era fiesta y pachanga», expresa Carlos Avilés Aguilar, representante de la dirección provincial de Cultura.

«Aquí nos hemos impuesto un horario casi militar», continúa diciendo Carlos, y esboza cómo durante las mañanas, luego de izar la bandera, los muchachos participan generalmente en tareas de recuperación de las viviendas de la comunidad. En las tardes realizan talleres, principalmente con los niños, mientras las noches se ocupan en presentaciones culturales.

«En la provincia contamos con dos campamentos de la misión, uno en Banes y este, en Gibara. Con el tiempo la gente se ha ido identificando cada vez más con nuestro aporte, como una fuerza más para salir adelante. Se trataba además de mostrarles que no estaban solos y que su desgracia no era ajena a nadie», continúa diciendo Carlos, mientras nos invita a conocer a la «tropa».

«En estos tres meses, hemos organizado cientos de actividades culturales en el municipio. Simultáneamente con los talleres de literatura, teatro, danza, música y artes plásticas, participamos en un homenaje a los mejores atletas del municipio, así como en centros laborales, con los evacuados, en el sector militar...», afirma Leydiana Nates Leyva, estudiante de segundo año de la escuela formadora de Instructores de Arte.

Ángel Luis Barea Caballero, miembro de la Brigada José Martí, agrega que también estuvieron en la reunión de rendición de cuentas del delegado a sus electores. «Por primera vez en mi vida estoy poniendo tejas de fibrocemento y persianas. Ya casi soy albañil», afirma sonriente el joven.

«No nos fue difícil acostumbrarnos a vivir en las casas de campaña, aunque por las noches, cuando el viento golpeaba el toldo, pensábamos que era una rana y se formaba el corre corre», relata Miriam Peña.

Yanetsi Pérez Varona trabaja como instructora de danza en la escuela secundaria del poblado de Velazco. Ella se muestra «asombrada» de cómo, a falta de las condiciones ideales del tabloncillo con que contaba, en Gibara enfrenta su trabajo en plena calle, donde ha descubierto un mar de talento en los niños gibareños.

«Ellos son quienes conformarán el movimiento de artistas aficionados en las comunidades, o serán los futuros estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte», asegura Yanetsi.

Para el desarrollo de esta sensible labor, sus organizadores cuentan con el apoyo de varios organismos e instituciones, entre las que se cuentan las FAR, el Poder Popular y el Partido en el territorio. Para la atención sanitaria, tienen a tiempo completo una enfermera, quien vive en uno de los edificios frente al campamento.

«Tenemos un equipo de audio y otro para proyecciones de video a nuestra disposición. No hemos pedido, ni vamos a pedir nada, pues aquí vinimos a dar. Por lo menos, el calor humano nos sobra por toneladas», nos dice Pedro Nates, trabajador de Cultura y encargado de las tareas administrativas del campamento.

«Todos preferimos pasar el pasado 31 de diciembre aquí, y nuestros familiares lo comprendieron muy bien —continúa Pedro. Hay otros ejemplos, como el de Miriam, quien hace muy poco sufrió la pérdida de su mamá, y sin embargo no se ha desmotivado. O el de Carlos, quien todos los días se pregunta si podrá asistir o no a los 15 de su hija».

A estas opiniones se suma el vecino Juan Julio Serrano, el encargado de operar el motor- turbina de la cisterna de los edificios de la zona: «Yo veo que los muchachos apenas llegan de la escuela, bajan corriendo las escaleras a buscar a los instructores. También le digo que se acabó el aburrimiento en el Güirito desde que ellos se mudaron para acá».

Y es que, al campamento concurre cuanta agrupación o personalidad visita Holguín o Gibara. Por aquí ha pasado una larga lista, entre quienes figuran el actor Jorge Perugorría, los integrantes de Gente de Zona, Nasiri Lugo y Moneda Dura, La Colmenita y hasta algunos campeones olímpicos.

La experiencia les ha servido de mucho en el orden metodológico, al adentrarse en las relaciones con el resto de las instituciones culturales y hasta para conformar mucho mejor un guión para un espectáculo, sin que se escapen detalles, teniendo en cuenta las características de cada público.

«Otro objetivo esencial es que estos estudiantes, a punto de graduarse cuenten con una vivencia preprofesional, en la cual no les falte el contacto directo con la comunidad. Para ello se apoyan en los diagnósticos realizados en el municipio», resume Carlos Avilés.

Mientras tanto, estos jóvenes, quienes han sido invitados por Kcho a las sesiones de la X Bienal de La Habana, prefieren reconocerse a sí mismos como «reparadores de sueños». Para el momento de las fotos de este trabajo, JR los ha sorprendido en su horario de descanso. Se agolpan sobre una litera y entonan una canción que ya les sirve como himno: Mi linda Gibara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.