Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

sábado, 9 de enero de 2010

México: Los estudiantes como primera chispa para la revolución de los trabajadores


Pedro Echeverría V. | Para Kaos en la Red

1. Marx no tenía duda: sólo la clase obrera, particularmente el proletariado de la gran industria, podría, al encabezar la revolución y hacerse gobierno, construir el socialismo. Por eso para Marx la revolución comunista sólo podría hacerse en los países desarrollados, donde existiera una clase obrera madura, numerosa, experimentada y con la posibilidad de tomar las fábricas y todos los medios e instrumentos de producción. En aquellos años pensaba Marx en Alemania, Inglaterra, Francia, incluso veía que EEUU se enfilaba rápidamente hacia el tipo de desarrollo capitalista avanzado. Veía la miseria de los campesinos y las clases marginadas, incluso sus luchas, pero como clases atrasadas pertenecientes al feudalismo. También apreciaba la lucha de los estudiantes, pero en la sociedad capitalista la contradicción principal era trabajo obrero y capital.

2. Marx, Engels, Lenin, Trotski, Gramsci, incluso los más probados luchadores anarquistas como Bakunin, Malatesta, Kropotkin, Flores Magón, fueron estudiantes y luego, muchos de ellos, escritores y pensadores. Con raras excepciones, los dirigentes o ideólogos iniciales fueron obreros. Sólo en los momentos más altos de la lucha de clases, después de las grandes confrontaciones, los obreros y de más trabajadores han estado en las cárceles por motivos de luchas políticas. Observando esa realidad he pensado siempre en el enorme papel que han jugado los estudiantes como motor inicial, como la chispa que puede prender la pradera de las luchas contra la explotación y opresión capitalistas. Se trata de los estudiantes en colectivo, como jóvenes que empiezan a comprender su realidad y tienen libertad y condiciones para defenderla.

3. En México, como país, la vanguardia estudiantil, por sus históricas luchas, ha estado casi siempre en la UNAM; aunque también en las universidades de Guerrero, Oaxaca, Puebla, Michoacán, Jalisco, Sinaloa. En las universidades de aquellos lugares han surgido movimientos estudiantiles desde los años cincuenta paralelos a luchas campesinas y ciudadanas. No se puede decir lo mismo de otras entidades donde las universidades son relativamente nuevas u otros estados donde las clases conservadoras y el clero han mantenido un fuerte control ideológico (los estados cristeros del centro del país, así como Yucatán, Campeche, Quintana Roo, etcétera) con universidades donde dominan planes y programas empresariales. Aquí los estudiantes son bien educaditos con ideologías individualistas que ignoran totalmente la realidad social.

4. Las últimas batallas de la UNAM, del Poli, del CCH, de la UAM, del Colegio de Bachilleres, en la ciudad de México, así como en Oaxaca, Guerrero y de los estudiantes de las escuelas normales rurales que han venido defendiendo sus últimos bastiones contra el cierre instrumentado por el Estado, han sido ejemplos nacionales que han venido ayudando a crear conciencia de lucha y de defensa de derechos agraviados. Pero todas esas batallas estudiantiles en defensa de la gratuidad, del pase automático, contra los racistas exámenes de Ceneval y el rechazo de millones de estudiantes, han estado ligadas a las luchas de otros sectores de trabajadores del país contra el agravamiento de su situación económica. La realidad es que empieza a registrarse un despertar estudiantil que podría convertirse en la vanguardia de las próximas luchas radicales del país.

5. Aunque las experiencias más conocidas (como de de 1968) han sido las de cientos de miles de estudiantes que salen a las calles a luchar por sus derechos, en los últimos 15 años parece que los estudiantes (sobre todo los libertarios y anarquistas) han estado metidos en las comunidades haciendo trabajo directo con los indígenas y los campesinos, así como con los sectores marginales de las ciudades. Es mucho más modesto, y al parecer, más seguro ese “trabajo de hormiga” que luego se convierte en una coordinación de luchas. El gobierno mexicano -al lanzar al ejército a ocupar poblaciones- busca acordonar los posibles movimientos que sus grupos de inteligencia policíaca y militar tienen ubicados. Pero los jóvenes y estudiantes saben que la mejor manera de vivir es sirviendo a los pobres, explotados y oprimidos. Es su elevado ideal.

6. El día de hoy se reunieron unos 200 estudiantes de diferentes facultades y escuela, en particular de Antropología de de Universidad de Yucatán y han realizado una combativa manifestación en las calles más concurridas de la ciudad de Mérida. La batalla contra el alza de los precios del pasaje y contra las maniobras de los dueños de camiones para evitar los descuentos mediante el control de credenciales es lo que más ha movido a los estudiantes. La realidad es sorprendente porque la UADY es quizá la universidad más conservadora o clerical del país; pero a pesar de las orejeras y los lentes oscuros que se ponen a los jóvenes y estudiantes para no oír ni ver, desde hace unos cinco años los estudiantes de Yucatán han comenzado a despertar. En medio de estas protestas nos topamos con Bush en el camino y le aguamos su “Iniciativa Mérida”, aunque la aplican.

7. Los estudiantes gritaron: “ni PAN, ni PRI, ni PRD, la lucha es contra el poder”. Con ello los estudiantes lograron deslindarse del gobierno priísta de Ivonne Ortega, pero también de la campaña panista que sólo se enfoca contra ella. En ese punto los estudiantes se deslindan porque no son instrumentos de ningún partido ni de ningún político; para ellos fue tan funesto el gobierno panista de Patricio Patrón como el de Ortega hoy. Los estudiantes (sin sus profesores arribistas y derechistas) se han comenzado a dar cuenta que para ganar su batalla contra las altas tarifas y por sus descuentos, se requiere del apoyo del pueblo, pero también saben que al pueblo yucateco es muy difícil moverlo porque – así como sus escuelas y universidades- ha estado cargando durante siglos una pesada ideología individualista y clerical.

8. A los estudiantes –así como a los obreros y campesinos- nadie los engaña cuando luchan y llegan a acuerdos colectivamente. Por eso en 1968 se desconocieron a todos los comités y directivas oficiales que siempre se arreglaban a escondidas con gobiernos, autoridades universitarias y empresarios. Los comités ejecutivos desaparecieron en la UNAM, Poli y centros educativos avanzados y se organizaron Comités de lucha o coordinadoras sin jerarquías y delegados con funcionamiento horizontal. En adelante nadie está autorizado para negociar nada y todo debe ser consultado a la gran asamblea general, así ya no podrán haber traidores no traicionados. No hay delegados negociadores permanentes, sino siempre participa el mayor número y las decisiones son por consulta de base. ¿Cómo un gobernante o empresario va a comprar a la masa?

9. Los estudiantes en el mundo; en China, EEUU, Alemania, Francia, América Latina, han comenzado a despertar y a salir a las calles. Los grandes monopolios y las enormes concentraciones de poder y riqueza en una cuantas manos, han estado cerrando posibilidades de trabajo y desarrollo a los nuevos profesionistas. Ahora se busca crear técnicos baratos para ponerse al servicio del capital. Las escuelas y las universidades ya no garantizan empleos, mucho menos los gobiernos y los empresarios que reconcentran su poder para beneficio de la clase privilegiada. Los estudiantes, como todos los luchadores sociales que deben despertar a los trabajadores para acompañarlos en sus luchas, han comenzado a jugar un papel importante como chispas que se encienden para calentar los motores revolucionarios destinados a destruir este capitalismo salvaje.

pedroe@cablered.net.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.