Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

martes, 19 de enero de 2010

Condiciones generales de opresión de la juventud en el estado español.


CJC

La juventud hoy en el estado español somos 8.791.377, así que sobre cerca de 9 millones de personas los CJC debemos concretar hoy nuestra acción política. En las últimas décadas ha disminuido el porcentaje que representa la población juvenil (entendida como grupo de edad entre los 15 y los 29 años) con respecto al total de la población. Si en 1960 la población juvenil representaba un 23,4% del total, en el año 2007 había descendido a un 19,7%. Según estimaciones del INE, la tendencia a la disminución se mantiene en los próximos 10 años.

Algunos datos sobre la estructura ocupacional y de clases de la juventud, nos permitirán analizar mejor nuestro objeto de estudio.

Entre el año 1996 y el 2004 quienes sólo estudian han pasado del 40,3% al 32,6%. Quienes sólo trabajan han pasado del 27% al 41%. Quienes compatibilizan trabajo y estudio han pasado del 15,3% al 12,5%. Parece desprenderse de estos datos que ha aumentado el porcentaje de quienes trabajan (fuera del hogar propio, como asalariados o como autónomos) con respecto a quienes estudian. Así mismo la edad media en la que los jóvenes dejan sus estudios es de 18,1 años. La tendencia es a la disminución de jóvenes que permanecen el sistema educativo, sólo el 65’4% de la juventud acaba la secundaria y el 25% la universidad.



La mayor parte de la juventud, al igual que la población activa en general, trabaja en el sector servicios. La mayor parte de la juventud activa pertenece a la clase trabajadora (91,4%), sólo una pequeña parte pertenece a la pequeña burguesía (5,1%) y sólo una ínfima parte pertenece a la burguesía (1,7%). El porcentaje de personas jóvenes asalariadas es superior al porcentaje de personas asalariadas sin tener en cuenta la edad: 91,4 frente a 82,3%. De estos datos podemos deducir que la tendencia es a aumentar la base de la juventud obrera.

Algunos indicadores nos permiten observar el mayor grado de explotación de la juventud.

Más del 60% de los contratos entre la juventud son temporales, siendo mayor la temporalidad entre la juventud asalariada que entre la población en general. También es mayor entre la mujeres, y todavía superior entre las mujeres jóvenes, 41%.

Las tasas de paro juvenil han sido más elevadas que las tasas de paro general en todos los años desde 1987. En la EPA (tercer trimestre del 2008) la tasa de paro juvenil era del 18,7%, 1.053.300 jóvenes parados. Y aumentará mucho este año.

Además el subempleo afecta también de manera especial a la juventud, el 60% de la juventud no realiza un empleo que tenga relación con sus estudios. El sistema capitalista despilfarra así la fuerza de trabajo, no empleando y por supuesto no retribuyendo el “Trabajo complejo”.

Los salarios juveniles son un 30% más bajos que el del resto de la población ocupada, con una diferencia salarial del 30% a favor de los varones. En el 2008 sólo el 21% de la juventud disponía de una economía independiente plena, de lo que se deduce que los salarios que cobran la juventud no llegan para vivir.

Otro dato a tener en cuenta a la hora de planificar nuestra intervención política es que el 15% de la población joven es España son inmigrantes, y la abrumadora mayoría juventud obrera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.