Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

miércoles, 10 de febrero de 2010

V Aniversario de la Juventud Comunista de México


José Martínez

Puede decirse que es precisamente a la juventud
a quien le incumbe la verdadera tarea
de crear la sociedad comunista

Lenin


La Juventud Comunista de México

La Juventud Comunista de México nace en un escenario de ruptura contra el sistema capitalista, es una organización que inspira su lucha en los principios del Marxismo-Leninismo, reconoce en el estudio rígido y preciso del materialismo histórico-dialéctico y la economía política los cuales son instrumentos científicos para hacer el análisis objetivo de la realidad, la sociedad y la naturaleza.

Somos una organización de clase al servicio de los que en este sistema no poseen nada más que su fuerza de trabajo, reconocemos como herramienta de vanguardia al servicio del proletariado que el enemigo es aquel que bajo el poder económico y político, bajo la propiedad privada de los medios de producción económico y del cambio, ha despojado pueblos enteros sumiéndolos en el hambre, la miseria, la destrucción, la pobreza y todas las calamidades que oferta un sistema diseñado para ese propósito, un sistema que ha sumido en el estancamiento al hombre y su dignidad humana.

Camaradas:


Nuestra joven y combativa organización que hoy cumple 5 años es una organización de jóvenes que han decidido ser parte de la transformación de la sociedad, que nació en un momento histórico, siendo motor para el desarrollo de la emancipación de la clase obrera y que aspira a ser imprescindible para liberar a nuestro pueblo y por consiguiente liberar de las cadenas a toda la humanidad.

Somos jóvenes comunistas, o bien, jóvenes que nos preparamos para ser comunistas con la convicción y con la satisfacción del deber cumplido.

Celebrar cinco años de vida equivale a no solamente hacer un recuento de lo que nuestra incipiente organización ha hecho, crecido y luchado, sino que además recapitular lo que aun falta por hacer.

Somos una nueva generación de jóvenes que cada día se prepara para derrocar al más feroz enemigo de toda la historia: el sistema capitalista en su fase superior, el imperialismo, que agoniza pero que no caerá tan sólo con esperar que suceda. Existen generaciones como la de 1810 y 1910 que pusieron de su parte y ahora los reconocemos como hombres y mujeres que nos dieron patria.

No somos cabalistas ni creemos en la tesis de los 100 años inspirada en las concepciones propias de los que no han decidido entregar su vida a la causa de la revolución, y esperan que las leyes de la dialéctica hagan lo suyo como por obra mecánica, nuestra brújula es el estudio permanente de la lucha de clases, ella nos orienta, y nos motiva a luchar sin dar pasos atrás.


Camaradas:

Hacer un recuento de todas las actividades que la Juventud Comunista de México ha realizado desde que nació sería prácticamente un ejercicio de memoria extraordinario, no imposible pero no propio de organizaciones revolucionarias como la nuestra, la Juventud Comunista de México es leal al pensamiento de Lenin cuando decía que la historia no hay que contarla para que se haga realidad, hay que hacer la historia transformando la realidad para poder escribirla y después contarla.

De lo que si estamos orgullosos es poder decir a cabalidad que tenemos un prestigio como organización, nuestros logros no pueden traducirse en lo personal sino en lo colectivo, si algo valemos es por que somos militantes serios de la causa del socialismo, si nos reconocen es por que nos guía el Partido de los Comunistas.

Hemos logrado a lo largo de cinco años fortalecernos, ser un referente serio, entregado, ser una trinchera de lucha que aglutina a todos aquellos que han decidido entregarlo todo, en nuestras filas hay jóvenes hombres y mujeres, estudiantes, desempleados, obreros, profesionistas, proletarios todos.

Conocemos los millones de mexicanos miserables y desgraciados que sufren en todos los rincones de esta patria, hemos recorrido el país y podemos decir que hemos hecho propio su destino.

Nos encontramos en 24 estados de la República, hemos hecho de la política no un negocio, ni tampoco vivimos de ella, Somos una organización que no recibe ningún centavo del gobierno ni de algún explotador para organizar la propia sepultura del sistema capitalista, durante cinco años hemos demostrado que la política se hace como solamente se hace la verdadera política, al lado del pueblo y con el pueblo, en nuestras filas no se alimenta el beneficio personal, los que nos formamos en ella no aspiramos a ser parte opositora del sistema dentro del mismo sistema, lo que queremos es destruir este estado parasitario al servicio de la clase dominante.

Asumimos alegremente ser revolucionarios porque no olvidamos nuestro carácter como jóvenes, ser alegre nunca ha sido un obstáculo para los que vemos que la revolución no es sinónimo de amargura, sino para nosotros es el porvenir; si la juventud es el futuro y el socialismo también, podemos decir que las tareas que nos encomiende y deposite la organización se cumplirán con alegría, con el entusiasmo propio de quien lucha por un mundo mejor.

Nuestro trabajo se ve reflejado ampliamente en el escenario anti sistémico y en la confrontación directa de la lucha de clases en nuestro país, suscribirnos a la VI Declaración de la Selva Lacandona propuesta por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en agosto del 2005, no solamente lo hicimos como membrete, los comunistas estamos acostumbrados a cumplir con nuestra palabra, salimos en el 2006 acompañados del Delegado Cero, Sub. Comandante Insurgente Marcos a recorrer el país, desde san Cristóbal de Las Casas, Chiapas, salió una delegación compacta, organizada, de la Juventud Comunista de México junto con su guía político e ideológico: el Partido de los Comunistas.


Compartimos la sal, el agua, el descanso, la lucha, el coraje , el odio de clase, junto con otras organizaciones firmantes de la sexta, no hubo día en que no participáramos, escribiéramos, nuestra página de Internet siempre tenía la información al día, fuimos prensa, agitadores, organizadores, cuadros, seguridad, anfitriones, etc,

En lo que se conoce como la primera etapa de la Otra Campaña los comunistas solamente hicimos un breve descanso desde que comenzó en enero, para asistir al segundo congreso del Partido de los Comunistas celebrado en marzo del 2006.

Llego Atenco y ahí estuvimos, nos solidarizamos con los presos y presas políticos, estuvimos en el campamento del penal de santiaguito en el estado de México, salimos de aquel glorioso 2 de julio, el día más prohibido para manifestarse, la Juventud Comunista de México reafirmó con su participación que nuestros sueños en verdad no cabían en las urnas, que no creemos en el juego electoral como mecanismo de reproducción del sistema capitalista.

Arrancó la segunda parte de la Otra Campaña el 8 de octubre del 2006 y la JCM en el estado de Jalisco celebraba su primer congreso estatal y otros compañeros se preparaban para terminar de recorrer el país con el EZLN y otras organizaciones.

La otra campaña llego a la parte norte del país, y junto con los compañeros originarios de esas tierras los Kiliwa, Cucapá y Pai Pai,

Se tomo el acuerdo para levantar un campamento de solidaridad y resistencia para que ellos pudieran hacer lo que ancestralmente han hecho sin molestar a nadie, tomar del mar lo que siempre les ha otorgado para vivir, la Curvina Golfina.

De nuevo la Juventud Comunista de México, como hacia el comandante Ernesto che Guevara, estaba en la primera línea de fuego, de nuevo había decidido correr la misma suerte que los pescadores, decidimos ponerle al campamento Sergio Almaguer Cosío, en honor a nuestro compañero caído en combate cuando participaba activamente en los trabajos de organización, precisamente cuando la otra campaña pisaba el puerto de Guaymas. En el estado de Sonora; ya en el campamento vivimos el acoso, el hostigamiento, estuvimos en el campamento desde su origen hasta que se logro el objetivo.

Sin pretensión alguna podemos decir que la JCM si recorrió todo el país en la Otra Campaña.

Llego el 2007 y nos preparamos para nuestro Segundo Congreso Nacional, el cual fue exitoso. Fue un año de intensa organización, se hicieron encuentros, reuniones, conferencias, mítines, marchas y toda clase de actividades antes, durante y después de nuestro Segundo Congreso Nacional celebrado aquí en la ciudad de Guadalajara. Un nuevo comité nacional surgió de ese congreso propuesto como los compañeros en los que estaría depositada la dirección política entre congreso y congreso.

El 2008 fue el año de nuestra campaña nacional ruptura, rebelión y socialismo, recorrimos el país entero siete brigadas salimos durante casi un año a formar organización, crecer donde ya estábamos y hacer de la JCM una organización de carácter nacional.

Visitamos, universidades, foros, conferencias, barrios, talleres, ejidos, escuelas, plazas públicas, con una misión: difundir las ideas del socialismo, denunciar al sistema como enemigo genuino de todos nuestros males y organizar a los jóvenes para el levantamiento nacional. En ese año recorrimos los estados de: Sonora, Coahuila, Sinaloa, Baja California, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato, Edo de México, Morelos, Campeche, Veracruz, Quintana Roo, Chiapas, Colima, San Luis Potosí, Nayarit, Jalisco, Nuevo León, Guerrero, DF, etc.

Fue el año de las brigadas ruptura, rebelión, socialismo, quinto regimiento, Vasili Zaitsev, Miguel Hidalgo y Fidel castro, encuentros regionales, escuelas nacionales de formación política, fueron también parte de nuestro fortalecimiento interno.

Sería el año donde la JCM brindaría solidaridad, para nuestros compañeros del EZLN, de los presos políticos, de los mineros de sombrerete Zacatecas, de Cananea Sonora, de Taxco Guerrero, de Pasta de Conchos Coahuila y del magisterio en Morelos, y todas las resistencias anticapitalistas del país.

Ese mismo año nuestra solidaridad internacional seria, para el heroico pueblo de cuba, de palestina contra el sionismo israelita y norteamericano, nuestra solidaridad para las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia ejercito del pueblo FARC-EP. Contra la ilegalización de la Juventud Comunista Checa, por mantener firmes los fundamentos teóricos y prácticos del marxismo-leninismo.

Casi al terminar el año en septiembre la juventud participaría en la incursión del interior de la mina ocho, conocida como Pasta de Conchos ubicada en la región carbonífera en el estado de Coahuila, donde murieron 65 mineros en un verdadero crimen industrial, desde ese momento a mas de un año brigadas de compañeros, en diferentes ocasiones han podido ser parte de los trabajos de logística para el rescate, hemos participado aunque llueva, arrecie el viento, desespere el calor propio del desierto, congele el clima extremo, haga falta pan, agua, gasolina, un lugar al menos para cubrirse de la intemperie, aun con animales ponzoñosos,

hostigamiento del estado, de la empresa, Nikolai Ostroski, en su gloriosa novela Así se templo el acero; expresaba de manera magistral cuales son las condiciones para que un joven militante se forjara en la lucha revolucionaria, para nosotros la juventud el campamento y la firme determinación, no han hecho más que formar el carácter, la disciplina, la militancia , la convicción, la entrega, madera con la que se hacen los revolucionarios.

Nuestro reconocimiento a todos los que junto al Partido de los Comunistas han estado en la primera línea de la lucha de clases en el país, Pasta de Conchos, no somos promotores de hacer héroes, la historia decidirá quien lo será, el pueblo libre e independiente sabrá reconocer el esfuerzo de sus mejores hijos. La mochila el fusil y el monte no hacen al revolucionario, primero hay que formase como tal y después se decide por cual vía liberar al pueblo de la explotación.

La Juventud Comunista de México no abandonará la trinchera, el boteo a nivel nacional sigue, seguimos haciendo lo que de por si debemos de hacer, ir con el pueblo, estar con el pueblo y luchar por el pueblo.

Camaradas:

Esto es sólo un breve relato de lo que nuestra organización ha forjado en cinco jóvenes años de vida, redoblemos esfuerzos para llevar al más elevado escaño nuestra actividad de militantes del socialismo, eso sólo será cuando nos graduemos como hombres y mujeres en la revolución socialista, cuando liberemos al pueblo trabajador del yugo de sus cadenas y su explotación.

Las tareas

La juventud tiene en su seno no solamente una misión histórica, posee en ella la única solución real para salvar del despojo y la destrucción de la propia humanidad, nosotros le decimos socialismo: aspiramos a ser comunistas por que tenemos una ciencia que nos permite ver por encima de la lisonja y el beneficio personal, nos formamos como comunistas por que somos vanguardia de una clase que tomara las riendas de su futuro y de la riqueza que produce, estamos convencidos de que nuestro esfuerzo personal puede ser bueno, pero que sin organización no se puede hacer nada, somos revolucionarios y necesitamos una teoría revolucionaria, sin teoría ni organización no podemos formarnos como comunistas.

Nuestras opiniones y nuestro pensamiento está fundamentado en el estudio de la lucha de clases, es el análisis riguroso de la sociedad y la naturaleza que nos provee de instrumentos necesarios para determinar nuestra táctica y estrategia, no somos aventureros de la política, ni espontáneos de la organización, nuestros fundamentos tienen una razón, para nosotros la única paga, es el la satisfacción del deber cumplido, nuestro esfuerzo intelectual no debe estar divorciado del trabajo práctico, no interpretamos la realidad tan sólo para el beneficio propio, lo que queremos es transformar la realidad para liberar a la clase trabajadora.

Nos organizamos en la estructura y pensamiento leninista por que para una organización revolucionaria la disciplina es parte inherente de ella, sin los fundamentos del centralismo democrático no puede ni habrá organización revolucionaria, nuestros anhelos no son los personales sino los de una clase oprimida que deberá romper las cadenas de su ignorancia y esclavitud económica, la Juventud Comunista no hace a un lado la historia y la explica desde un punto intermedio. Para la Juventud Comunista de México es estudio de la lucha de clases siempre es importante, aceptamos las luchas y preceptos de quienes en otras latitudes del mundo han entregado su vida por luchar contra el mismo enemigo nuestro, el hambre, la miseria, el despojo, la explotación, el absurdo sistema capitalista y todas sus formas de dominación.

Reconocemos que nuestras fronteras sólo son las de clase, pero también nuestra historia y origen son parte integral para entender nuestro pueblo y así poder liberarlo, el no reconocer a nuestros héroes es denostarlos y olvidar las luchas que nos dieron patria y hasta las propias leyes de la dialéctica, sólo entendiendo que se puede ser internacionalista se comprende que hay que luchar contra el imperialismo en cualquier parte del mundo donde nos encontremos, nuestra ruptura no esta contra el pueblo si no con quienes se benefician de este para someterlo y explotarlo. La organización es primero y quien decide formarse como revolucionario ha decidido ser la máxima expresión de un hombre por su paso material en la humanidad, ha decidido alcanzar el peldaño mas alto de todo ser humano en la búsqueda incansable por hacer que un mundo mejor sea posible.

En la lucha por el socialismo aspiramos a ser como Alejandro Gascón Mercado, aspiramos a ser como Sergio Almaguer Cosío.

A modo de epílogo.

La conferencia de organización del partido de los comunistas, se celebraría en la ciudad de Guadalajara en abril del 2004 como acuerdo del propio Comité Central, en ella se discutirían no solamente cuestiones organizativas de este partido de nuevo tipo, sino que además el análisis que se haría sin duda alguna tenia un alto nivel político e ideológico, que cualquier joven con iniciada militancia debería conocer y sobre todo escuchar, la conferencia se convertía en un curso intensivo de política.

Las mesas de trabajo se instalaron y sin ponernos de acuerdo en cual mesa participaríamos más bien como escuchantes los más jóvenes del incipiente partido quedamos rápidamente fuera de todas, no era por supuesto algo premeditado, sabíamos con certeza que cualquier mesa nos daría un caudal enorme de conocimiento, que aprenderíamos, que nuestras dudas quedarían resueltas y que saldríamos más fortalecidos en el terreno teórico.

Sin embargo, al final sólo quedamos como cosa premeditada, los más inexpertos para hacer política, a los que la experiencia no los ha forjado en la práctica y la vida revolucionaria, como a nuestros compañeros del Partido; quedamos los más jóvenes que pudieron asistir a la conferencia de organización y sin discutir un lugar adecuado para reunirnos simplemente nos apropiamos de las cosas materiales para hacerlo y cualquier espacio basto para comenzar.

“Es la mesa de la juventud” refirió un compañero sin tono de tener un problema generacional, enseguida y hay que decirlo, rápidamente como cosa natural más bien irreverente, nos reunimos los jóvenes, bromeamos un poco sobre lo que paso y sin darnos cuenta comenzó entonces toda esta locura.

No había orden del día, cada cual pedía la palabra y expresaba lo que quería decir, el tono de la plática parecía una charla de amigos que tienen años de conocerse y que se reúnen para conversar las cosas mas importantes, lo único distinto que las cosas importantes no eran las personales o anécdotas propias, lo más importante se definía en una sola frase: “Que vamos hacer”.

Ese espíritu de fraternidad y camaradería que aun prevalece en la organización fue el que rápidamente nos llevo a profundas discusiones, debates y análisis de no solamente la sociedad, nuestro país, la economía la política, el pueblo, la lucha, la revolución el socialismo, no había fronteras en nuestras opiniones solo las de clase, de tal forma que las luchas de otros pueblos fueron también nuestras, mientras nuestro guía ideológico se preparaba en las mesas de trabajo se gestaba el embrión de la Juventud Comunista de México,

En ese momento como soñando lo imposible conseguimos un mapa de la república mexicana, lo hurtamos de otra mesa de trabajo, pocos conocían mas a detalle el país geográficamente, eran ellos los que de manera experta conducían los trabajos y las tareas, y entonces definimos responsabilidades muy concretas de nuestro actuar revolucionario con miras a un precongreso, que se celebraría en agosto del mismo año.

Fue para nosotros la primer tarea y la más importante, de ella resultaría el éxito de nuestro congreso constituyente, llego agosto y fueron 9 estados los recorridos mas de 30 compañeros se daría cita a la ciudad de México. Creímos entonces que a ese ritmo los días del capitalismo estaban contados. Nuevas tareas surgieron de ese precongreso rumbo a nuestro congreso constituyente, una de ella formar el comité nacional preparatorio (CNP) que organizara a la delegación mexicana a participar en el XVI festival mundial de las juventudes y estudiantes organizado por la federación mundial de juventudes democráticas (FMJD) y que tendría cede en Caracas Venezuela.

Nuestro congreso constituyente se celebro los días 29 y 30 de enero del año 2005 en la ciudad de México, en el se aprobaron nuestros documentos internos: estatutos, programa, declaración pero sobre todo nuestro firme carácter de combatir al capitalismo donde quiera que nos encontráramos, nos declaramos herederos de los que lucharon en la guerra de independencia, Miguel Hidalgo y María Morelos, de los continuadores de la guerra de reforma, Benito Juárez y Ignacio Ramírez, el Nigromante, de los que en la Revolución Mexicana se insurreccionaron contra la tiranía y su dictadura, el General del sur Emiliano Zapata y Francisco Villa y sus Centauros del Norte, los hermanos Flores Magón, reconocimos la entrega y jovialidad revolucionaria de los asaltantes del cuartel Madera encabezados por el joven Profesor Arturo Gámiz y los que siguieron su ejemplo, como Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas, tomamos como nuestra filosofía y principios los del Marxismo-Leninismo, reconocemos como piedra angular de la estructura y organización los fundamentos del Centralismo Democrático, nos declaramos internacionalistas y aceptamos como guía ideológico y político a el partido de los comunistas, decidimos hacer de nuestra organización un instrumento de clase para liberar a nuestra patria y a la clase trabajadora de la explotación del hombre por el hombre, es decir nos declaramos convictos y confesos del Comunismo.

En este 5to aniversario de la Juventud Comunista de México

Reiteramos:

¡Estos son los tiempos de la Revolución!
¡Ruptura, Rebelión y Socialismo!
¡Viva la Juventud Comunista de México!
¡Viva el Partido de los Comunistas!
¡Solo en el Socialismo otro Mundo es Posible!
¡Juventud Comunista de México!

Guadalajara Jal, 30 de enero del 2010

1 comentarios:

José Alfredo Loredo 16 de febrero de 2010, 10:13  

Registramos nuestro trabajo en el Acto Unitario de Querétaro los días 5 y 6 de febrero de 2010 bajo los folios de expedientes 0056,0516,1032, 1677 y 2116.

Usted (es) lo (s) puede (n) consultar su contenido en:

http://constituyentecivil-mexico2010.blogspot.com

http://gacetaconstituyente-mexico2010.blogspot.com

Saludos.

Alfredo Loredo.
San Luis Potosí. Mx.

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.