Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

domingo, 21 de febrero de 2010

Las niñas y niños de Gaza


Ramón Pedregal Rebelión

Las noticias, pocas, que consiguen cruzar el muro de silencio de los medios de comunicación europeos y estadounidenses sobre la guerra que lleva a cabo Israel contra los palestinos de Gaza, son extremadamente alarmantes. Una de las vías informativas que escapan al control de las grandes corporaciones informativas, los gobiernos y los lobbies de presión sionista son los propios palestinos y sus organizaciones solidarias por el mundo. En esta ocasión hablamos con Eisa Alsoweis Ahmad, que fue Vicepresidente de la Asociación de la Comunidad Hispano-Palestina “Jerusalén” y hoy preside la Asociación de Amigas y Amigos de Palestina en la población madrileña de Alcorcón (Madrid).

Por estas fechas hace un año el gobierno de Israel dio por terminada la ofensiva militar sobre territorio de Gaza, que además soporta desde hace tiempo el cerco sionista sin que ningún gobierno occidental se disponga a interrumpirlo, reventarlo, denunciarlo con energía o tomar medidas de presión efectivas sobre Israel en los centros internacionales.

¿Puedes contarnos cómo esta la situación internacional con respecto a Israel cuando se cumple un año del genocidio israelí-sionista sobre la población de Gaza?

Los gobiernos practican el doble rasero. Vivimos en un mundo que sirve a los intereses individuales y no a la dignidad humana ni a la Justicia Universal que pretende el que algún día seamos todos Iguales ante la justicia. En España se ha modificado la ley para no molestar a Israel ni a sus criminales. En su lugar nos traen representantes Israelíes y miembros de la Autoridad Palestina que venden la Paz. El gobierno español apoya a la Autoridad Palestina que no tiene ninguna legitimidad de su pueblo. Para la comunidad internacional dar dinero a la Autoridad Palestina es lavar su conciencia, y la AP “Al Fatah” se sirve de este dinero para comprar conciencias y fomentar el clientelismo político en la sociedad palestina. Por otra parte el discurso de Obama cuando llegó al poder no era el mismo de hoy día, se ha olvidado del conflicto y ahora solamente habla de la crisis económica que le afecta.


Hoy una niña o un niño nacidos en Gaza ¿qué ven a su alrededor?


Destrucción, depresión, amargura, rabia y desestructuración familiar. Además de que muchos son huérfanos. Dudan mucho de las personas mayores para cambiar la situación actual porque los mayores tienen los mismos síntomas.


Desayuno, comida y cena ¿de qué alimentos dispone su despensa o frigorífico?


Lo del frigorífico es un sueño, no hay corriente eléctrica para hacerlo funcionar. Los alimentos son las ayudas internacionales: un saco de harina, un saco de arroz, unos kilos de azúcar y unas cuantas latas, esto mediante una cartilla para cada familia a lo largo del mes. La carne es un sueño para una familia de Gaza. Yo creo que si pueden tener una comida a lo largo del día se consideran gente afortunada.


Cortes de energía eléctrica, de agua corriente ¿por qué depende eso tan esencial de Israel?


Es el negocio. A nosotros no nos esta permitido tener centrales eléctricas. Ya has visto que lo primero que bombardean son las estructuras básicas de una ciudad, y siempre dependen de ellos. Los palestinos tienen que comprar la electricidad y el agua a Israel al precio que ponen ellos y claro, parte de la ayuda internacional es para engrosar las cuentas de las compañías israelíes.

Entonces, ¿cómo se sobrevive un día tras otro en las casas, en los campamentos de refugiados, en las escuelas, en los hospitales?

Se trata de eso, se trata de sobrevivir como sea, nuestra fuerza reside en nuestra determinación de seguir luchando con todos los medios a nuestro alcance hasta conseguir nuestro Estado Palestino libre y democrático.

¿Cómo se lleva a cabo la enseñanza de niñas y niños palestinos en la ciudad sitiada? ¿De qué medios isponen? ¿Qué emplean profesores y que emplean las niñas y los niños para el estudio?

Nuestro profesorado es un ejemplo para el resto del mundo en llevar la enseñanza a los hogares de los niños. Su voluntad de continuar enseñando en las peores condiciones es admirada por todos los palestinos, ya que, son capaces de ir a trabajar a las casas sin cobrar nada a cambio, los libros no se tiran se pasan de unos a otros, etc.


¿En qué estado anímico y alimenticio se encuentran las niñas y niños palestinos?


Para la infancia palestina la depresión y la ansiedad son cosas cotidianas. Puedes imaginar, encontrándose en este estado, que alimentación tienen, más si tenemos en cuenta que en la mayoría de las veces no encuentran nada que llevar a su boca.

¿Cómo se puede ayudar a la población de la ciudad sitiada desde tan lejos?

Afiliándose a los movimientos sociales para exigir a los gobiernos que obliguen a Israel a cumplir con la Legalidad Internacional y llevar a todos los responsables del gobierno de Israel a los Tribunales Internacionales para juzgarles por sus crímenes contra el pueblo palestino.

Muchas gracias a Eisa Alsoweis, presidente de la Asociación de Amigas y Amigos de Palestina en Alcorcón (Madrid).

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.