Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

lunes, 23 de marzo de 2009

La Cantera, continuando su trabajo de ideología, música y poesía


L. Bracci YVKE mundial.- Pocos días después del referendo del 15 de febrero, en el cual el pueblo venezolano dio un contundente “Sí” a la enmienda constitucional, el programa La Ventana de Yvke Mundial decidió hacer un justo y merecido homenaje al colectivo cultural La Cantera, atribuyéndoles buena parte del éxito de la campaña, al aparecer en La Hojilla y otros programas del Sistema Nacional de Medios Públicos motivando, motivando a las y los venezolanos con su canción necesaria y llena de contenido político y social.

Sería imperdonable que no suministremos a quienes leen a diario la página web de Yvke Mundial no sólo el contenido de este valioso programa, sino las diferentes canciones en formato MP3 (grabadas ya no de la televisión, sino en los estudios de la emisora) que Amaranta Pérez, Luis Miguel Badaraco, Bolivia Guevara, Solimar Cadenas, Eliú Baudín, Luis Torres y el poeta del pueblo Vidal Márquez interpretaron ese día en Yvke Mundial. No pudieron venir Pinky, Pedro “Cacayara” Blanco ni Sandino Primera, lamentablemente.

Las canciones están a la derecha, debajo de las fotos.

Origen

“La Cantera surge en el corazón de todos”, dijo Luis Miguel Badaraco, en el programa moderado por Randolph Borges. “Fue concebida como un programa de radio que hizo suplencia al programa ‘Conciencia del Sur’ durante un mes en el canal clásico de Radio Nacional de Venezuela. Amaranta fue la que ‘parió’ el nombre de ‘La Cantera’ al programa”.

Después de que salieron de la suplencia, recibieron numerosos mensajes pidiéndoles continuar, y lograron obtener un espacio fijo en RNV, conducido por Badaraco, Amaranta y David Carpio. “Tiene una connotación muy hermosa, entre la defensa de lo cultural la cultura venezolana, latinoamericana y el aspecto político en cuanto a la realidad social que tenemos ahora, y la historia contemoránea”, dijo Baradaco.

“Se congregó una discusión muy hermosa entre los 3 y los invitados”, dijo que han tenido a Orlando Canónico, Luisana Pérez -una de las cantates de las Voces de Carayaca-, de diferentes poetas, hablando de Alí Primera y Cecilia Todd, entre otros. “La unión de nosotros ha despertado grandes emociones en las personas”, reconoció. “Algo que me llamó la atención es que no hay un afán de protagonismo”, indicó Randolph Borges, conductor de La Ventana.

La mayoría de las letras de La Cantera son de autoría propia. “Como Cantera, la intención primordial, aunque no es la norma, es crear. Gritar a viva voz lo que pensamos y lo que creemos”.

Bolivia Guevara solicitó al Sistena Nacional de Medios Públicos un espacio, “una puerta, para que lleguen allí nuestros cantores y nuestros cultores”, porque ella sabe que “hay cualquier cantidad de seres humanos en nuestro país, que tienen un talento pero su voz no puede ser escuchada”.

Indicó que no esperan obtener Grammys, dinero o beneficios comerciales, sino “que otros escuchen lo que a nosotros por dentro nos quema: ese mensaje, esas inquietudes a las que uno les pone música”. Pide “no dejar apagar esa energía” y usarla para disparar todo lo bueno “así como disparamos el satélite Simón Bolívar”. “La gente, ¡cómo pide estos temas!”, reconoció Randolph Borges indicando que hay instituciones del Estado que deberían estar divulgando estas canciones.


Ideología en canto


En la segunda parte del programa, hubo opiniones más políticas. Amaranta Pérez habló bastante bien de Antonio Aponte, quien escribe la columna Un grano de maíz del diario Vea. “todavía al pueblo le queda mucho por participar; la privatización todavía está muy presente. Los grandes empresarios todavía tienen muchísimos más espacios.

No está mal que tengan trabajo y fortalezas, pero si esa fortaleza va en detrimento del bienestar del resto del pueblo, no tiene ningún sentido apoyar a la empresa privada”. Recordaron que, si la empresa privada decide trabajar para y por el pueblo, “nunca le va a ir mas”, pero recientemente Fedecámaras afirmó que, para sentarse a dialogar con Chávez, éste tenía que borrar el socialismo de la agenda.

“¿Qué significa borrar el socialismo? Significa ‘A mí no me importas tú’. Porque socialismo es el amor al otro”, dijo Amaranta.

Posteriormente, Bolivia Guevara añadió: “Tenemos que empezar a hacer las cosas por amor; por amor a nosotros (…) Cuando tú te amas a ti mismo, tienes la capacidad de hacer de todo por el resto de la humanidad sin que esté de por medio el dinero, la recompensa monetaria”.


Contra el materialismo


Para Badaraco, “el éxito más rotundo del capitalismo es la narcolepsia en la que vivimos todo el mundo”, dijo refiriéndose a las poderosas armas que son los medios, que generan un pensamiento autómata. “Y desprenderse de eso es muy difícil, porque lo primero que ve uno cuando niño es una película de Disney o Hanna Barbera”. Añadió: “Despertar de eso cuesta. Entender que la vida no es la individualidad en la que estamos sumergidos” y que hay que entender que “el bienestar del de al lado es el de uno”.

Dijo Guevara: “Tenemos que hacer las cosas con amor y entrega absoluta. Que no me importe si tengo que dar un paso al frente con una declaración, y si el precio es mi vida, Dios quiera que no, pero valió la pena. Que podamos tener ese desprendimiento absoluto, y que cuando vayamos a cobrar por nuestro trabajo profesional, que sea para poder vivir dignamente y no para enriquecernos”.

Lo dijo en particular en el caso de los consejos comunales, pues muchas personas querían estar en los mismos sobre todo por el banco comunal. “En primera instancia, a muchos lo que los movía era el dinero”, recordó. “La revolución tiene una gran virtud y un gran problema: tiene mucho dinero”, dijo Randolph Borges citando al fallecido Luis Villafania.

“La cuestión no es material, no podemos pensar solamente en el lucro, en la plusvalía, en cómo hago para ‘levantarme y ser alguien’, con esta opulencia en la cual vivimos”, añadió Badaraco. “Es una verdad muy cruda. Hago un llamado a nuestros representantes a nivel de gobierno, de que no podemos darnos un nivel de vida (…) revisarnos, no despilfarrar”. Dio gran importancia a aplicar la contraloría social. “Tenemos que apoderarnos de la razón de vida de nuestro Estado propio”.

Para Solimar Cadenas, “el cantor hace la canción por una causa: educar y sensibilizar al humano ante tanta opresión que hemos vivido. Ahora en Venezuela se está gestando un proceso bastante formador y sensibilizador. El aporte que podemos dar, humildemente, es la canción necesaria”.

“El corazón tiene que ser niño siempre, y eso es lo que nos hace permanecer de este lado, de la izquierda, creyendo en el Presidente Chávez”, dijo Solimar Cadenas refiriéndose a la oposición “vieja de espíritu y de amargura” que recientemente había tratado de decir que las marchas chavistas no tienen juventud. “Ellos hablan por lo que son”.

Esa es La Cantera, colectivo que continuará motivando a las y los venezolanos a seguir luchando por una sociedad más justa e igualitaria.

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.