Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

lunes, 9 de marzo de 2009

Con una gran jornada de trabajo voluntario los jóvenes cubanos celebrarán el Cuatro de Abril


Por Alina Perera Robbio y José Luis Estrada Betancourt

“Habrá mucho trabajo...”. Con esa idea el primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), Julio Martínez Ramírez, definió el tono de la jornada de celebración que tendrá lugar en la Isla con motivo del próximo 4 de Abril.

En conferencia de prensa, el dirigente juvenil anunció que las principales actividades a desarrollarse en saludo a los aniversarios 47 de la UJC, y 48 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), conformarán una gran jornada de trabajo voluntario en todos los municipios de Cuba, cuya celebración central acontecerá en el municipio especial Isla de la Juventud.

“Los escenarios naturales para las actividades por el 4 de Abril —según explicó Julio Martínez— serán los centros educacionales, los consejos populares, y cada municipio”.

El Primer Secretario de la Juventud declaró que todo lo que se ha propuesto tiene el propósito esencial de potenciar la fortaleza de la UJC como organización política de vanguardia de los jóvenes cubanos, especialmente este año, cuando celebraremos el VI Congreso del Partido.

“Prestaremos mucha atención —explicó— al fortalecimiento del trabajo de la UJC; a elevar la combatividad y ejemplaridad de la militancia; y a elevar cualitativamente el proceso de ingreso a la organización”.

Resultará vital, dijo, la atención al trabajo con nuestros cuadros, a su preparación; y no perder de vista cómo nos acercaremos cada vez más a las organizaciones de base, al intercambio directo con nuestros estudiantes y jóvenes.

Cómo lograr un mayor estímulo y participación de nuestros jóvenes en las tareas productivas y de la recuperación; cómo asumir el valor que el trabajo tiene en la formación integral de las nuevas generaciones, también fue mencionado por el dirigente juvenil como uno de los empeños cardinales del año 2009.

“Hemos apreciado una participación creciente en las tareas productivas; estamos hablando de más de 900 000 jóvenes que después del paso de los tres huracanes se han movilizado; tenemos 22 campamentos agrícolas con presencia de todas las provincias del país”, resaltó el Primer Secretario de la UJC.

“Las experiencias, aseguró, son muy ricas, pero también hemos apreciado con cuántas reservas contamos”.

Este martes dio sus primeros pasos el movimiento de las Tres F, en el cual se integran las FAR, la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), y la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM). Diez nuevos campamentos han abierto sus puertas como parte de este movimiento en el ámbito agrícola, el cual se extenderá hasta el próximo 17 de mayo.

Con la afición del espíritu
En lo adelante, la Unión de Jóvenes Comunistas, de conjunto con otras instituciones del sistema de la Cultura, comenzarán a desarrollar y/o fortalecer cinco eventos que persiguen vigorizar el movimiento de artistas aficionados, lo cual se hace ahora más factible gracias a que hoy existen escuelas de instructores de arte en todo el país, brigadistas José Martí e instructores que desde años atrás laboran en las Casas de Cultura diseminadas por todo el territorio nacional, entre muchas otras potencialidades.

El concurso Leer a Martí 2009, que ya va para su oncena edición, es uno de ellos. Así lo hizo saber el viceministro de Cultura, Abel Acosta. Dirigido a niños y jóvenes, Leer a Martí 2009 abrió su convocatoria durante el presente mes para cuatro categorías: de 4to. a 6to. grados; de 7mo. a 9no.; de 10mo. a 12mo.; y para estudiantes universitarios —para la Educación Especial no habrá límite de edad.

Tanto este como el resto de los eventos estarán dedicados a homenajear a la Revolución en su aniversario 50, de manera que en el caso de Leer a Martí los textos, sin descuidar lo artístico y literario, deberán ser aportaciones creativas y originales sobre la obra de nuestro Apóstol y su vigencia e influencia en el proceso revolucionario y la gesta liderada por Fidel.

Destacados intelectuales así como representantes de la Biblioteca Nacional José Martí, el Consejo Nacional de Casas de Cultura, la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y el Ministerio de Educación (MINED), serán los encargados de determinar las obras ganadoras a nivel de escuela, municipio, provincia y nación, después que estos sean entregados por los centros educacionales a las bibliotecas de cada municipio, antes del 31 de julio venidero.

Ya está en marcha el otro concurso que se halla en la fase de recepción de los trabajos, tiene lugar cada año en el municipio de Jiguaní, en Granma, se centra en la pintura y se denomina “De donde crece la palma”. En él participan niños de todo el país “y en los últimos tiempos ha mostrado un crecimiento paulatino no solo en participación sino en calidad”.

Los otros tres eventos que se suman son nuevos. El primero de estos es el I Festival Pioneril de la Canción Cuba que linda es Cuba, convocado por la OPJM y el MINCULT. Podrán participar tanto pioneros moncadistas como José Martí, quienes interpretarán no solo obras del repertorio patriótico cubano, sino también tradicionales y de nuestra cancionística, “porque quizá no exista una pieza musical más patriótica que 'Son de la Loma', que tanto tiene que ver con la cubanía y nuestra identidad”.

Los concursantes deberán enfrentarse a una obra obligatoria entre seis que se le darán a escoger (“Cuba, qué linda es Cuba” “La Bayamesa”, “Son de la Loma”, “Hasta siempre”, “La gota de rocío” y “Saberse cubano”). “Se buscó, explicó Abel Acosta, la combinación de obras que no sean complicadas desde el punto de vista de la interpretación tanto para los instrumentistas como para los niños cantores, y se trabajará en el objetivo de que los pequeños puedan interpretar estas canciones en vivo, ya sea a capella como con acompañamiento musical”.

La convocatoria de este Festival se dará a conocer oficialmente el próximo viernes en el Palacio Central de Pioneros Ernesto Guevara. “Para que este llegue a buen término se ha creado una comisión organizadora nacional que estará encabezada por la Premio Nacional de Música y destacadísima intérprete, Omara Portuondo. A nivel de escuela los instructores trabajarán incluso en aquellos centros donde no haya de estos profesionales, artistas de experiencia que puedan trabajar en el proceso previo.

“En la base (será en abril) lo más importante es lograr la mayor participación de los niños, y entre ellos seleccionar los de mejores condiciones. En junio tendrá lugar la fase municipal, mientras que en la provincia será entre el 10 y el 20 de octubre, para llegar a la nación en el mes de diciembre.

“Esta es una excelente oportunidad para que masivamente nuestros niños se acerquen a lo mejor de la cancionística cubana”, aseguró Acosta.

El segundo que llega, el I Festival Coral Pioneril 50 aniversario de la Revolución, convoca a todas las agrupaciones corales que existan en nuestros planteles estudiantiles. “Se busca en esta ocasión fomentar la creación de colectivos de este tipo que son de una importancia estratégica para la creación de valores y también para la interpretación de obras del repertorio coral cubano, aunque no se descarten piezas de valor universal”.

Presidido por la también Premio Nacional de Música Digna Guerra, el I Festival Coral Pioneril comenzará a partir de mayo a nivel de Consejo Popular. Durante julio se hará a nivel de municipio y aquellas agrupaciones premiadas a esta instancia tendrán a su cargo la realización de las cantorías en los días finales del año o a principios de 2010, momento en que ya se ha hecho habitual este tipo de actividades en saludo al triunfo de la Revolución.

“Lo que se persigue en este evento no es tanto llegar a un evento nacional, pues las condiciones económicas no son las más propicias, sino potenciar las presentaciones en los barrios, en los consejos populares y en el municipio. Las cantorías que se han venido desarrollando con la labor de los cantores profesionales cubanos —nuestro país cuenta con 27 coros profesionales de altísimo nivel— están localizadas básicamente en las cabeceras provinciales. Este I Festival nos va a permitir que cuando se realicen las cantorías puedan participar todos los municipios del país.

Por último, el I Festival de Ruedas de Casino será conducido por el Premio Nacional de Música Adalberto Álvarez, y persigue fomentar el quizá más popular baile de Cuba, con el que se interpretan las variantes más contemporáneas del son cubano.

Entre abril y mayo iniciará este movimiento en los consejos populares, para que se produzcan las confrontaciones de las ruedas de los centros laborales y estudiantiles de los municipios en el mes de julio. “Aquí habrá una decisiva labor de los instructores de danza de la Brigada José Martí y los de más experiencia, así como de bailarines y otros profesionales. Jugarán un papel muy importante organizaciones como la FEEM y la FEU, así como los sindicatos de los centros laborales”.

Agosto ha sido el mes escogido para la competencia provincial, de modo que en diciembre se desarrolle el evento nacional en la capital. “En la base se trabajará con música cubana grabada, pero ya a nivel de municipio se tratará de cubrir en vivo con agrupaciones musicales profesionales la mayor cantidad de municipios posibles”.

Es esencial la búsqueda de un espacio tanto a nivel de consejo popular como de municipio o de provincia, donde permanentemente puedan concurrir los jóvenes a bailar con música cubana, de casino, y que sirva de entrenamiento de la rueda y que esto no quede solo en el entrenamiento y en la competencia, sino que exista un sitio donde habitualmente nuestros jóvenes puedan bailar.

Al referirse a los concursos, la presidenta de la OPJM, Yamilé Ramos, destacó la importancia de que en ellos participen todos lo que deseen hacerlo, y habló de mirar esos certámenes como oportunidades para profundizar en el conocimiento de los símbolos patrios.

El ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, sugirió aprovechar algunos programas de gran audiencia entre nuestros jóvenes y niños, para presentar en esos espacios a los premiados en concursos a nivel de base.

Igualmente expresó que “la clave del éxito” de un movimiento cultural como el de los concursos, donde habita la intención de cultivar los mejores valores espirituales, descansa en la integración de todas las instituciones posibles.

“Cuando hablamos de valores —meditó Abel— estamos hablando de cosas muy complicadas, que no se pueden simplificar, que no pueden enseñarse a nivel del conocimiento. Es algo que tiene que ver con los afectos, con los sentimientos de la gente”.

Por eso, argumentó, es tan importante llegar a los símbolos de la patria, a valores trascendentes y estratégicos, a través de la canción, porque ella es alegría y es también un modo elevado de recrearse.

“Es una excelente idea —resaltó el titular— que el 3 de abril haya sido elegido para cantar una canción como 'Cuba, qué linda es Cuba'... Creo que debemos poner de moda canciones hermosas como esa, y lo podemos lograr. Si se divulgan, si las utilizamos inteligentemente, se pueden convertir en acompañantes cotidianas de niños, adolescentes y jóvenes”.
(Tomado de www.juventudrebelde.cu)




Artículo relacionado
Diva del Buena Vista Social Club honrará a jóvenes cubanos



0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.