Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

jueves, 28 de octubre de 2010

¿Qué significa vivir de modo socialista?

Roberto Herrera Rebelión

El columnista cubano Darío Machado Rodríguez en su artículo “ Una opinión sobre la vigencia de la ideología y de la lucha ideológica”, publicado en Cubadebate [1] , escribe lo siguiente: “... la ideología de la revolución cubana tiene un papel imprescindible. En la construcción económica para que la sociedad se oriente adecuadamente en las vías y rumbos que se adopten, y para tener presente constantemente que no basta solo producir de un modo socialista, sino que es imprescindible vivir de un modo socialista …” Compartiendo la preocupación histórica de Machado Rodríguez y teniendo en cuenta las experiencias socialistas fallidas en los últimos años, considero preciso, enfocar el análisis en el aspecto del modo de vivir socialista , que comprende una amalgama de valores y actidudes, que sumados a los conceptos que el periodista cubano enumera en su ensayo, podríamos englobar en una categoría universal filosófica llamada cultura socialista. Entendiendo aquí el término cultura, como el proceso de formación del hombre, su mejoramiento ético-moral y su desarrollo integral. El acopio cultural socialista, visto desde afuera y con el agravante de la subjetividad que deviene del color rojo del cristal con que miro el proceso cubano, es el máximo logro de la revolución socialista cubana, sin menoscabar otros rubros importantes de la sociedad . ¿Cuáles han sido los instrumentos de formación y mejoramiento de la sociedad?

La enseñanza, el aprendizaje implícito y explícito

La enseñanza escolar, media y superior, huelga decir que es la base cognitiva del acopio cultural. Es el ABC de una sociedad y la condición sin la cual, el individuo no puede desarrollarse integralmente. No me detendré en este tema, en cuanto que la enseñanza tiene muchos elementos técnicos de diseño, que van más allá de los propósitos de mi análisis. Sólo quiero remarcar el hecho, que cualquiera que sea el diseño técnico (programas/planes) a seguir en la enseñanza, el aspecto de la motivación extrínsica debe ser siempre considerado en los planes de estudio. Porque está demostrado científicamente, que uno de los requisítos para que el cerebro se desarrolle, es decir que aprenda, es la motivación. La motivación intrínsica , es decir, la capacidad que tiene el individuo de motivarse él mismo, dependerá del marco supraestructural de la sociedad y de las condiciones propicias para el proceso de formación. Estos factores externos e internos son importantes de tener en cuanta, a la hora de analizar la cultura socialista y por lo tanto, los logros de la revolución. Tampoco abordaré en detalle el aprendizaje explícito, pues éste es el proceso de aprendizaje conciente, voluntario y operativo de acuerdo a las facultades cognitivas determinadas y específicas de cada individuo, sean éstas normales o especiales.

Las sociedades capitalistas altamente desarrolladas, según el estudio PISA [2] , lideran los programas de enzeñanza a nivel mundial, siendo Finlandia, Japón y Canada los tres países con mejores resultados. Es decir, que el “ABC de la sociedad”, arriba mencionado, está ampliamente garantizado, sin duda alguna, en el capitalismo desarrollado. ¿Es posible , entonces, vivir de modo socialista en el marco de las relaciones de producción capitalista? Pienso que no es posible, de lo contrario las revoluciones socialistas no serían necesarias y urgentes.

Porque, a diferencia del modo de producción capitalista, el modo socialista de vivir, implica la negación dialéctica de los valores morales de la sociedad capitalista y es aquí, donde el aprendizaje implícito teórico-práctico socialista tiene, desde mi punto de vista, un carácter ESTRATÉGICO para las sociedades que quieren romper con las taras, tabúes y valores de la sociedad capitalista de consumo. ¿Dónde comienza el aprendizaje implícito? ¿Dónde continúa? ¿Dónde se consolida?

En la casa, en los centros de enseñanza, en el puesto de trabajo y en la convivencia en sociedad.

De allí que el aprendizaje implicito, que se aprende a través de los modelos de comportamiento social sea vital y decisivo en la construcción del socialismo. Enseñar con el ejemplo.

La educación de un pueblo, entendiendo ésta como un proceso integral de desarrollo dialéctico, en el cual se combinan de forma creativa los instrumentos científicos de enseñanza y los diferentes métodos de aprendizaje , tiene como único fin, desarrollar al ser humano, hacer de él un ente libre y pensador.

Cuando la cultura social se reduce al adoctrinamiento de ideas y valores, las abstracciones teóricas de libertad, igualdad y democracia, se desvanecen como burbújas de jabón en el aire, una vez que el control externo y los reforzadores positivos o negativos, materiales o subjetivos que las crearon dejan de accionar sobre el ser humano.

Entonces no debería de sorprendernos, que precisamente aquellos países, donde se adoctrinó y se controló sin límites a la población civil, hayan sido los primeros en caer en las redes de la contrarrevolución socialista y que ahora sean el caldo de cultivo del neo-facismo y la xenofobia, como es el caso de Rostock, Solingen, Moellin, todas ciudades de la antigua Alemania del Este.

¿Por qué Cuba ha resistido tantos años los ataque contrarevolucionarios?

Primero: Porque la revolución cubana ha sabido adaptarse dialécticamente a los procesos de cambio ocurridos en los últimos veinte años y ha logrado integrar los atributos particulares de su historia al proceso revolucionario y desarrollar una personalidad revolucionaria propia. Segundo: Por que además tiene tres figuras históricas emblemáticas, que definen el carácter de la revolución cubana: José Martí, quien representa una cosmovisión muy cubana de entender el universo del hombre y los conceptos de Patria e Imperialismo. Ernesto Guevara, cuyo pensamiento revolucionario y ejemplo son fuente inagotable de inspiración y finalmente, Fidel Castro, paradigma de la resistencia . Tercero: Porque la cultura socialista cubana marca la diferencia y la distingue del desaparecido “socialismo real soviético”.

¿De qué se trata entonces, cuando decimos que es imprescindible vivir de un modo socialista?

De ser coherentes con el ideario político-ideológico de la revolución. De crear las condiciones materiales y subjetivas que hagan posible el desarrollo integral del individuo, que le permita establecer relaciones completamente diferentes a las de la sociedad de consumo. De asumir conscientemente que es el ser humano, quien interviene directamente con su trabajo y actitud social en el proceso dialéctico de sustitución de lo viejo por lo nuevo, y es él que va transformando las circunstancias sociales, que le permitirán ir evolucionando él mismo como persona. En este proceso de desarrollo dinámico de la sociedad, lo “viejo” y caduco no se anula por ley jurídica ni por decreto alguno, sino que se integra a este todo nuevo, de lo simple a lo complejo, siendo lo nuevo el eje fundamental de la sociedad y el resto de lo añejo que queda, pasa a ser un elemento secundario del todo. Pero sigue ahí presente, enquistado en un nicho de la sociedad, esperando las condiciones propicias para crecer de nuevo. El resultado de ese desarrollo dialéctico es un hombre nuevo, que debe seguir negándose a sí mismo. Se trata entonces, de asumir que el modo de producción socialista no genera automáticamente los valores socialistas, ni tampoco produce en serie el hombre nuevo socialista.

¿Cuál es la garantía de la reacción anticapitalista del pueblo cubano frente a los nuevos desafíos?

La cultura política y la ideología del pueblo cubano, responde Darío Machado Rodríguez.

¡Eso mísmo pienso yo!

Fuente original: http://robiloh.blogspot.com/

[1] http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/07/08/una-opinion-sobre-la-vigencia-de-la-ideologia-y-de-la-lucha-ideologica/

[2] Pisa: http://www.pisa.oecd.org/

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.