Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

lunes, 21 de diciembre de 2009

Concluye Casa Tomada, el II Encuentro de Jóvenes Artistas y Escritores de la América Latina y el Caribe, que estremeció la Casa de las Américas desde


Redacción La Ventana

Fundada en la esperanza y el trabajo creador de todas las manifestaciones culturales, la Casa de las Américas llegó a este 2009 en plena celebración. (…) En el año del aniversario cincuenta, hemos deseado una Casa ‘tomada’, no por misterios ni fantasías, no por el mercado ni la banalidad, sino por un énfasis creativo y reflexivo desde la diversidad.” En esos términos, un comité integrado por representantes de las nuevas generaciones de especialistas y trabajadores de la Casa de las Américas estuvo trabajando a lo largo de uno de los años más intensos que recuerda la institución para regalar(nos) el II Encuentro de Jóvenes Artistas y Escritores de la América Latina y el Caribe, Casa Tomada, que se ha celebrado del 14 al 18 de diciembre, en todos los espacios de la Casa.

Acudieron a la cita poetas, narradores, dramaturgos, ensayistas, musicólogos, artistas de la plástica, comunicadores… y otros creadores nacidos después de 1967. De Bolivia, Diego Aramburo; de Costa Rica, Susan Campos; de Ecuador, Valeria Coronel y Santiago Vizcaíno; de Argentina, Ana Longoni, Washington Cucurto y Gastón Zambón; de México, Gloria Muñoz, Alejandro Madrid, Daniel Rendón, Iván Delgado; de República Dominicana, Raquel Paiewonsky; de Nicaragua, Alejandra Sequeira; de Colombia, Viviana Vargas; de Uruguay, Gabriel Schutz; de Puerto Rico, los Jóvenes del 98; de Guatemala (con esa alta dosis cubana que le toca), Alejandro Ramírez… con muchos otros que hicieron todo por llegar a La Habana en estos días para interactuar.

Completan la nómina de invitados, los cubanos: Alexander Abreu, Vilma Díaz, Norge Espinosa, tres de los muchachos de Espacio 08 (Douglas Argüelles, Ruslán Torres y Jorge Wellesley), Hiram Hernández Castro, Raupa, Ailer Pérez, Harold López-Nussa, Baby Lores, Leonardo García, Julio César Guanche, Kirenia Rodríguez… con todos los que decidieron acompañarnos a pesar de los exámenes en la Universidad, la fatiga posfestivalera, la intensidad del programa y la inoportuna lluvia mañanera de la jornada final.

El primer día abrió con una tremenda carga de emotividad: los muchachos de la Mambo Jazz, del Conservatorio Amadeo Roldán, dirigidos por el entusiasta Carlos A. Martínez, hicieron sonar alto y claro sus instrumentos, tras las palabras de apertura del coordinador general del evento, Jaime Gómez Triana. Alexander Abreu no pudo contenerse y con trompeta prestada dialogó con los novísimos músicos: “el futuro está garantizado”, afirmó el talentoso instrumentista.

Pocos minutos después, un grupo de estudiantes del Instituto Superior de Diseño Industrial, convocados por Nelson Ponce, comenzaron a intervenir una de las paredes del patio interior de la Casa. Ya habían terminado un peculiar mural en la sala de Lectura, que acompañaría la inauguración de la muestra bibliográfica Asunto de circunstancia, que evidencia, desde soportes tradicionales hasta digitales, diversos espacios de promoción del arte y la literatura joven en nuestra región.

Pero antes de abrir al público esta exposición tuvo lugar el primer panel de Casa Tomada: Espacios: participación y legitimación, oportunidades del arte/creación joven, medios de comunicación masiva/medios alternativos, marginalidades, conducido por Maité Hernández-Lorenzo, y que contó con la participación de Jorge Wellesley, Susan Campos, Raupa, Washington Cucurto, Norge Espinosa y Diego Aramburo.

La jornada inicial tuvo muy feliz colofón cuando Darsi Fernández, de la Sociedad General de Autores y Editores, presentó al público el documental Sin mapa, del grupo puertorriqueño Calle 13, cuyos integrantes estaban invitados al evento pero no obtuvieron las licencias del departamento del Tesoro de los EE.UU. para concretar ese sueño. Arte, acción cultural y espacios de resistencia contrahegemónica fue el título genérico con el que los organizadores de Casa Tomada llamaron a disfrutar/pensar el material audiovisual narrado por Residente (René Pérez).

Tras un comienzo así, la segunda fecha abrió con el panel Poéticas: nuevos lenguajes/nuevos temas, estética y creación, perspectivas, conducido por Reinier Pérez-Hernández, y que contó con las intervenciones de Douglas Argüelles, Viviana Vargas, Alejandra Sequeira y Santiago Vizcaíno. Ya en la tarde, en la Galería Mariano, Diego Aramburo inició su taller de teatro, y casi simultáneamente, en la sala Manuel Galich, Carlos Bernal reunió al grupo de poetas y narradores invitados para unas lecturas De contrabando.

A las 6 p.m. nos fuimos a la presentación del primer número de la revista Amnios, consagrada a la poesía, en la muy nueva sede de la Casa del ALBA en La Habana. Allí escuchamos a representantes de tres generaciones de poetas: Roberto Fernández Retamar, Roberto Manzano y Omar Pérez.

El miércoles 16 fue un día largo y un poco agotador. Lo iniciamos bien temprano, cerca de las 9 de la mañana, con el panel Desplazamientos: migraciones, resistencia cultural, sentido de pertenencia, asimilación, transculturación, (des)territorialización, moderado por Caridad Tamayo. Tan amplio tema suscitó enfoques muy diversos. Sus protagonistas: Vilma Díaz, Alejandro Ramírez, Gabriel Schutz, Alejandro L. Madrid e Iván Delgado.

Luego fuimos convocados por el tema Re-conocimientos: identidad, referentes culturales, nuevos movimientos sociales y responsabilidad del intelectual, que tuvo como ponentes a Hiram Hernández Castro, Ana Longoni, Valeria Coronel, Raquel Paiewonsky, Gloria Muñoz y el venezolano José Javier León, que envió su texto leído por la conductora del espacio Nahela Hechavarría.

En la sala Manuel Galich, en horas de la tarde, Ana Longoni exponía sus ideas sobre el activismo político, tema del que ya nos había avanzado algunos elementos en la mañana. Raquel Paiewonsky, Iván Delgado y los muchachos de Espacio 08 mostraron algunas fotos de su trabajo. La agotadora jornada concluyó con trova. Le tocó a Leonardo García, acompañado por sus amigos Inti Santana y Pedrito Beritán, animar el espacio de la Sala de lectura (Biblioteca) desde las 7 de la tarde.

El jueves fue el “día de Cuba” en Casa Tomada. Desde las 9:30 a.m. quedó inaugurada la muestra fotográfica Pensar Cuba hoy, que reúne trabajos de María Cienfuegos, Alejandro González y Lázaro Eduardo Herrera Bermúdez, premiados en esa manifestación en el concurso Casa de las Américas-CLACSO dado a conocer en octubre último. Como complemento, media hora más tarde, con la conducción de Sandra Valmaña Lastres, Julio César Guanche y Kirenia Rodríguez presentaron síntesis de sus ensayos, que merecieron ese reconocimiento en su categoría, junto con el de Félix Julio Alfonso, quien no pudo asistir a la mesa. Dentro del mismo programa tuvo lugar la presentación del libro El poder y el proyecto. Un debate sobre el hoy y el mañana de la revolución en Cuba, de Julio César Guanche, a cargo de Berta Álvarez Martens y Ariel Dacal Díaz.

En la tarde, los músicos y musicólogos se encontraron en Voces de ida y vuelta…, en la sala Contemporánea, mientras los teatristas lo hacían en el Espacio para el riesgo, en la Sala de lectura. Susan Campos, Daniel Rendón, Alejandro L. Madrid, Harold López Unza, Ailer Pérez y Baby Lores presentaron diversas publicaciones vinculadas con el mundo de la creación musical y se refirieron a temas que afectan la promoción de determinados géneros en la actualidad. Diego Aramburo, Ana Longoni, Norge Espinosa, Gastón Zambón y los Jóvenes del 98 debatían sobre el estado actual del teatro desde la perspectiva de las nuevas generaciones.

La jornada cerró con “Felices los normales”, diálogo con Roberto Fernández Retamar, quien respondió preguntas acerca de su vida, la literatura, la posición del intelectual y de su arte en relación con su realidad.

El viernes 18 amaneció lluvioso. Ello amenazaba la participación de los jóvenes en las diversas actividades que para esta fecha había concebido el comité organizador de Casa Tomada. Cucurto llevaba adelante su taller de confección de libros artesanales, al estilo de su Eloísa Cartonera en la Sala de lectura; los Jóvenes del 98 impresionaban con sus obras de creación colectiva en la sala Che Guevara; Alejandro Madrid y Susan Campos se encontraban con musicólogos y estudiantes de Música en la dirección correspondiente de la Casa de las Américas; Gloria Muñoz, Alejandro Ramírez e Hiram Hernández Castro dialogaban sobre compromiso de los intelectuales/periodistas, objetividad/subjetividad, rigor y otros temas con quienes asistieron a la dirección de Comunicación e Imagen.

La tarde abrió con la lectura de la obra Fragmentos líquidos, de Diego Aramburo, en teatro semimontado, y con la muestra en diversos espacios de la Casa de la obra de Raquel Paiewonsky (fotografías), Espacio 08 (performance/vídeo/pinturas, Cuba), Raupa (video/instalación) e Iván Delgado (vídeo). Proyecciones de audiovisuales y lecturas de poesía y narraciones breves completarían el programa antes del Concertazo que, conducido por Alexander Abreu, Havana D´Primera y sus invitados: Robertico Carcassés, Baby Lores, Tirso Duarte, D´Jazz, prometía las mejores energías para la clausura de Casa Tomada.

http://laventana.casa.cult.cu/modules.php?name=News&file=article&sid=5256

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.