Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

lunes, 30 de mayo de 2011

Nueva rebatiña por África


Tirivangani Masawi Global Research

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Windhoek: Sudáfrica se ha convertido en el campo de batalla en una nueva rebatiña por los recursos en la que EE.UU. trata de excluir la influencia china para obtener minerales estratégicos, sobre todo para sus militares.

Más inquietante es la posibilidad de que los propios militares estadounidenses se involucren en la obtención de esos minerales estratégicos durante los próximos 20 años.

Según un estudio del doctor Stephen Burgess, nacido en Zimbabue y profesor del US Air War College, puede que Washington tenga que utilizar los servicios del Departamento de Defensa, la Agencia Nacional de Seguridad y del Comando África (AFRICOM) para obtener los recursos del Sur de África.

Su estudio, titulado “Sustentabilidad de minerales estratégicos en el Sur de África y posibles conflictos y coaliciones”, dice que EE.UU. debería actuar rápidamente para obtener el uranio, manganeso, platino, cromo, cobalto y minerales de tierras raras para las necesidades industriales y militares así como para el mantenimiento de sistemas de armas.

El estudio se concentra en la accesibilidad a los recursos en la República Democrática del Congo (RDC), Namibia, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue y hace una analogía con el reparto de África de los años ochenta en el Siglo XIX.

Para triunfar en este nuevo reparto, señala Burgess, ‘hay que desplegar todos los instrumentos del poder (de EE.UU.)’

Burgess visitó todos esos países –con la excepción de Zimbabue– y hace recomendaciones sobre cómo puede excluir EE.UU. a China.

Entrevistó a expertos del sector minero, funcionarios gubernamentales y periodistas como parte de su investigación.

También hubo consultas con instituciones estadounidenses como el Centro Nacional de Reservas para la Defensa, la Agencia de Logística para la Defensa y el Comando del Cuerpo de Marines.

Una nota del estudio indica que no tiene nada que ver con el US Air War College, lo que presenta la posibilidad de que Burgess haya trabajado como consultor para Washington.

“El Sur de África contiene minerales estratégicos que EE.UU. y sus aliados necesitan para propósitos industriales y que los militares necesitan para la producción y el sostenimiento de los sistemas de armas.

‘El principal desafío de sustentabilidad en la Comunidad para el Desarrollo del África Austral (SADC) para EE.UU. y sus aliados es el inseguro acceso a minerales estratégicos.

‘La causa de este desafío es la creciente demanda global y las escaseces del suministro producidas por la inadecuada infraestructura y la politización de la industria minera y la conducta agresiva y a veces monopolista de China en pos de los minerales.

‘El desafío es más agudo en dos países del Sur de África –Sudáfrica y la República Democrática del Congo (RDC)– y también aumenta en Zambia, Zimbabue y Namibia.

‘Una preocupación particular es un posible conflicto futuro entre EE.UU., que necesita minerales estratégicos para la defensa nacional y otros propósitos, y China, que necesita una cantidad creciente de recursos para alimentar su acelerada industrialización.

‘Hay una creciente rebatiña por los recursos naturales en África, especialmente por el petróleo y los minerales.

‘En particular, el gobierno de EE.UU. se preocupa por el acceso ‘a recursos naturales críticos para la defensa’. Esto requiere un aumento de los niveles de actividad en los países africanos respectivos, utilizando todos los instrumentos del poder estadounidense y trabajo con compañías mineras estadounidenses y occidentales, así como actividad con China y compañías chinas.

‘Se podría ver, en el peor de los casos, que EE.UU. tuviera que utilizar una diplomacia coercitiva en un futuro no demasiado lejano (tal vez en 10-20 años) a fin de recuperar el acceso a recursos vitales.

‘El inicio de ‘guerras por recursos naturales’ ha sido predicha por una serie de eruditos y expertos. En vista del creciente nivel de la demanda china de recursos minerales, es probable que la probabilidad de conflicto aumente.

‘La nueva rebatiña por los recursos minerales africanos (y el petróleo) se parece en mucho a la rebatiña europea del Siglo XIX por los minerales y tierras africanas que contribuyó a conflictos entre Estados, en especial la Primera Guerra Mundial.’

Los vínculos en permanente fortalecimiento entre China y África constituyen un grave dolor de cabeza para EE.UU. y Washington debe actuar rápidamente o será inevitable un conflicto.

‘EE.UU. produce numerosos materiales para los que utiliza minerales estratégicos, incluidos barcos de guerra, aviones, y artefactos y componentes de alta tecnología.

‘Hasta ahora, EE.UU. y sus aliados se han basado en fuerzas del libre mercado en África del Sur y otros sitios. Sin embargo, podría suceder que las industrias estadounidenses y las de sus aliados no tengan siempre acceso en el futuro y podrían tener que reducir la producción o incluso cerrar. Por ejemplo, un problema preocupante ha sido el control chino de la producción de más de un 90% de los minerales de tierras raras.

‘Recientemente, compañías chinas retuvieron su entrega a Japón debido a la disputa por las islas Senkaku/Daioyu y amenazaron con hacer lo mismo con EE.UU. por las ventas de armas a Taiwán.

‘Los minerales son ingredientes claves en instrumentos de comunicación, satélites y pilas y baterías eléctricas requeridos por la industria y los militares de EE.UU.’

Burgess dice que los movimientos de liberación (ZANU-PF en Zimbabue, CMA en Sudáfrica y SWAPO en Namibia) están politizando el sector minero en detrimento del libre mercado y esto planteará un serio desafío a EE.UU. Los temas de empoderamiento económico de los negros y la nacionalización de la minería ocupan un lugar prominente.

‘El libre mercado y los gravámenes de los gobiernos sobre los beneficios de la minería han tendido a asegurar condiciones óptimas para los Estados y la industria y mantienen un flujo continuo de minerales para satisfacer la demanda. Sin embargo, la politización ha ocurrido a través de nacionalización de la industria minera y la intervención de compañías de empoderamiento negro que han tendido a deteriorar el mercado y el flujo de minerales.’

La RDC, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue tienen todos –o están en proceso de implementar– políticas que prevén mayor participación indígena en la minería.

Sudáfrica

Sudáfrica es enfocada por sus vastos recursos de platino que representan aproximadamente un 75% de la producción global, así como por sus vastos depósitos de manganeso.

‘El presidente sudafricano Jacob Zuma y la ministro de Recursos Minerales Susan Shabangu han dicho que la nacionalización no forma parte actualmente de la política del gobierno.

‘Sin embargo, esto no garantiza que no formará parte de la política del gobierno en un futuro no demasiado lejano. La Liga de la Juventud del CNA logró introducir la nacionalización en el programa de la reunión del partido del gobierno en septiembre de 2010, alimentando las preocupaciones de los inversionistas.

‘La nacionalización de las minas sudafricanas ha sido nuevamente destacada por la Liga de la Juventud del CNA, que publicó en 2009 un documento de debate que argumenta por el control estatal de un 60% de las nuevas minas.’

República Democrática del Congo

La RDC se ve como una fuente para calmar la sed de EE.UU. de cobalto, uranio, coltán (columbita y tantalita), tungsteno, estaño y minerales de tierras raras.

El estudio dice que Gecamines, la minera estatal, tiene demasiado control de la minería y parece que prefiere tratar con China que con Occidente.

Zambia

El cobalto de Zambia representa un 20% de los depósitos globales y sólo es superado por el de la RDC.

De nuevo se subraya la creciente presencia de Pekín en Zambia mediante firmas integradas como China Railway Group, SinoHydro y Metallurgical Group Corporation.

Namibia

Naturalmente, el interés de EE.UU. en este caso es por el uranio y hay intranquilidad por las actividades de la minera estatal recientemente creada, Epangelo.

El gabinete de Namibia dijo recientemente que toda la futura minería de minerales estratégicos deberá hacerse en cooperación con Epangelo.

Namibia es el cuarto productor mundial de uranio y la demanda global aumenta más rápido que la demanda de oro.

‘La recientemente establecida compañía minera de propiedad estatal, Epangelo, carece virtualmente de capital y puede buscar el apoyo de compañías rusas o chinas.

‘Kalahari Holdings (una firma de SWAPO) está… buscando potenciales de uranio y de empresas conjuntas, posiblemente con compañías chinas y rusas.

‘A largo plazo, la politización del sector minero podría desviar uranio hacia China.

Recomendaciones

‘Una medida que podría adoptar EE.UU. sería ayudar a Sudáfrica en el desarrollo de enriquecimiento. La ayuda de EE.UU. podría colaborar en el desarrollo del procesamiento local de mineral y la producción de metal y ayudar a Sudáfrica a desarrollar suficiente electricidad para proveer a semejantes empresas.

‘Además EE.UU. podría negociar acuerdos de compras a largo plazo con Sudáfrica y suministrar ayuda para beneficiar a las comunidades mineras locales.

‘EE.UU. podría alentar a compañías mineras estadounidenses a que vuelvan a involucrarse en Sudáfrica y a que trabajen con compañías australianas, canadienses y sudafricanas que estén comprometida con el libre mercado.

‘Asimismo, el gobierno de EE.UU. podría aumentar las comunicaciones estratégicas, transmitir abusos chinos y disuadir a fuerzas en el CNA y en SWAPO de acercar sus gobiernos a China.’

Burgess sigue diciendo:

‘A fin de conformar la región para que mantenga el libre mercado, hay una serie de acciones que EE.UU. y sus aliados podrían emprender. Podrían utilizar la diplomacia para establecer cooperaciones estratégicas con los países africanos más importantes…

‘En el caso de los minerales estratégicos, hay que prestar especial atención a Sudáfrica y a la RDC.

‘EE.UU. y sus aliados podrían desarrollar relaciones militares con una serie de países africanos estratégicos. El Consejo Nacional de Seguridad de EE.UU. el Departamento de Defensa (DOD) y el AFRICOM podrían desarrollar contingencias para enfrentar la eventual perspectiva de cortes de recursos y la posibilidad de conflicto por minerales estratégicos. Lo que está en juego es cómo se podrán ajustar a los futuros desafíos las agencias estadounidenses.’

La creación de cooperaciones estratégicas es políticamente difícil, en vista del rechazo del AFRICOM por el régimen del CNA durante el proceso de establecimiento en 2007 y 2008.

‘Sudáfrica es el hegemón en la región y tiene que aceptar plenamente el AFRICOM antes de que se puedan establecer cooperaciones entre militares en toda la región.

‘EE.UU. también sigue aplicando sanciones contra el presidente Robert Mugabe en Zimbabue y su círculo íntimo, lo que dificulta la creación de cooperaciones dentro de la Comunidad de Desarrollo de África Austral.

‘Además, existe cierta resistencia a la política exterior de EE.UU. por parte del régimen de [el presidente Joseph] Kabila en la RDC; SWAPO en Namibia y el régimen de [el presidente Eduardo] dos Santos en Angola.

‘Hasta 2020, se podría requerir la intervención de EE.UU., incluido el AFRICOM, para asegurar un continuo acceso de EE.UU. y sus aliados a minerales estratégicos, lo que significa que la creación de alianzas estratégicas en la próxima década es importante.’

El doctor Stephen Burgess fue agricultor comercial en la provincia Masvingo de Zimbabue y cedió tierras durante las reformas agrarias del gobierno. Abandonó Zimbabue en 2001 y trabaja para el Air War College en EE.UU. Es autor de tres libros: South Africa's Weapons of Mass Destruction (con Helen Purkitt), Smallholders and Political Voice in Zimbabwe, y The United Nations under Boutros Boutros-Ghali, 1992-97.

Burgess ayudó a dirigir la organización y realización del Simposio del Comando África de la Fuerza Aérea.

Es director asociado del Centro de Contraproliferación de la Fuerza Aérea de EE.UU. Burgess tiene un doctorado de la Universidad del Estado de Michigan y ha sido académico en la Universidad Vanderbilt, la Universidad de Zambia, la Universidad de Zimbabue, y la Universidad Hofstra.

El estudio completo se encuentra en: http://www.dtic.mil/cgi-bin/



© Copyright Tirivangani Masawi, Southern Times, 2011



Fuente:http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=25014

rCR


0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.