Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

jueves, 26 de mayo de 2011

Los Jóvenes son quienes mejor valoran al Presidente Chávez

RNV / Correo del Orinoco

Uno de los sectores sociales que más influencia ha tenido históricamente en los procesos de transformaciones sociopolíticas en el mundo siempre ha sido el de la juventud.

Hoy, después de 12 años de gobierno, el presidente Hugo Chávez cuenta con una mejor valoración en este sector que en el de adultos y el de la tercera edad.

52.3% de los jóvenes valora positivamente la gestión de Chávez, mientras los adultos lo hacen en un 51.4% y las personas de la tercera edad lo hacen en un 50.6%.

Semejante al comportamiento nacional, a medida que se desciende en la clase social, los jóvenes valoran mejor al presidente. Así los jóvenes de la clase A-B lo valoran positivamente en un 27.3%, los de la clase C en un 35.4%, los de la clase D en un 53.2% y los de la clase E son los que mejor lo valoran con un 60.2%.


Este comportamiento consolida una tendencia positiva en la valoración del presidente Chávez por parte de la juventud venezolana que alcanza 14.7% en un año, al pasar de 37.8% en Febrero de 2010 a 52.3% en Abril de 2011.

Esta valoración que mejora a medida que se es más joven, está vinculada a dos elementos fundamentales como son:

- Primero, la capacidad de Chávez para romper el imaginario construído por años en el que la juventud era presentada como el sujeto peligroso o inmaduro, incapaz de hacer parte de la construcción del país, reivindicandolo como un sujeto creativo lleno de posibilidades.

Chavez construye hacia la juventud; pero ante todo con ella, un discurso no estigmatizante que acepta su diversidad, se liga a sus angustias, muestra de ello es el rápido compromiso en la eliminación del servicio militar obligatorio.

Es permanente el reconocimiento del Presidente hacia las y los jóvenes, como también es permanente su invitación a que desborden la sociedad con su creatividad inagotable; pero esta reconstrucción simbólica del sujeto juvenil ha trascendido a la materialidad de las relaciones sociales, como nunca antes, al propiciar y facilitar el protagonismo de las juventudes, tanto en los liderazgos de los movimientos sociales o comunitarios, como en la dirección de puestos claves del estado y sus ministerios, así como en las listas nacionales del PSUV hacia las corporaciones públicas.

En el plano político, el proceso logró construir el valor hegemónico de la participación política como herramienta de transformación social. Sin lugar a dudas la juventud valora que la revolución es un escenario de inclusión y de amplificación de sus sueños y su voz.

- Un segundo elemento a considerar para explicar la aceptación del presidente en los jóvenes, lo encontramos en la gran transformación social que ha vivido la sociedad Venezolana durante los 12 años de desarrollo de la Revolución Bolivariana.

En este plano, la universalización de la educación en todos sus niveles es un logro reconocido por todos los organismos internacionales, la UNESCO en su informe anual 2010 ubico a Venezuela como el 4to país con la matrícula de Educación Superior más alta del mundo y el Segundo de América Latina .

En el plano deportivo se creó un sistema de universalización del deporte que ha permitido la masificación de las disciplinas y un aumento significativos de los triunfos en las competencias de alto nivel. En el plano cultural se popularizó la cultura y con el apoyo sostenido del estado se logro masificar el proyecto del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela que ha tenido un gran impacto dentro y fuera del país.

En el plano económico, el gobierno atendio la demanda de más del 90% de los venezolanos que pedía una mayor participación del estado en el control de la economía y una mayor regulación de la relación desigual entre empresas y ciudadanos, dando pasos a un esquema de control de precios y de combate contra la especulación.

Pero la aceptación del Presidente por parte de los jóvenes venezolanos no se hace desde posturas acríticas, por el contrario en el estudio realizado por GIS XXI señalan como los tres principales problemas nacionales: la inseguridad (29%), el desempleo (16%) y las fallas en los servicios públicos (11.9 %), colocándose por debajo de la media nacional en inseguridad (29.9%) y por encima de la media nacional en desempleo (15.3%) y en servicios públicos (11.4%).

De estos problemas, el empleo se convierte en la mayor demanda del sector juvenil a la sociedad venezolana. Una vez que ha mejorado significativamente las oportunidades de estudios, la conexión de la culminación de estos con la obtención de un empleo digno y no precario es el gran reto que tiene por delante el proceso bolivariano para mantener y aumentar la aceptación lograda en el segmento juvenil, gracias a su clara política de universalización del acceso a la educación, la salud, el deporte y la cultura.

La positiva valoración de la juventud hacia la gestión del presidente Chávez, señala con claridad su apuesta por un modelo de país equitativo e incluyente, remarca la superación de la atmosfera social y política de la década del 90 en la que la juventud con su apatía y desafección hacia la política y sus dirigentes era el indicador más visible de la fragmentación social y ruptura con el sentido de lo colectivo .

La juventud habitaba lo privado y la individualidad era su refugio, ninguna representación política capturaba su mente y su práctica, pues todas las apuestas del sistema apuntaban a quebrar las esferas mínimas en que ellos podían construirse como sujetos sociales.

Su postura también indica la refundación de la reflexión común sobre el mundo y la sociedad futura que se construirá. Las mentalidades y prácticas de las juventudes de hoy ilustran con nitidez el tipo de país que se construirá en las próximas décadas.

¡La sustitución de la "generación boba" por una generación critica y creativa será otro de los grandes legados de este proceso a las futuras generaciones!.

Fuente: http://www.rnv.gov.ve/noticias/?act=ST&f=2&t=157392

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.