Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

lunes, 24 de octubre de 2011

Ávila TV es la primera experiencia de televisión hecha por jóvenes

Correo del Orinoco

Experimental, urbana, recreativa, cultural, popular y revolucionaria son algunos de los calificativos que describen a Ávila TV, la única propuesta de la televisión venezolana protagonizada y producida por jóvenes que habitan la ciudad que vio nacer al Libertador. El canal que se transmite en señal abierta para la gran Caracas, llegó en 2006 para quedarse y conquistar las mentes y los corazones de futuras adultas y adultos.

Esta pantalla esta muy lejos de ser una versión criolla de la cadena estadounidense de videos musicales, series y realitys MTV, para empezar, porque Ávila es un canal público y la “única experiencia de televisión juvenil hecha por jóvenes” en Venezuela, aseguró su presidente, el documentalista Vladimir Sosa.

Además, esta estación se preocupa por ser una ventana de las tribus urbanas, los intereses y los problemas de los jóvenes. La televisora “fue concebida como un canal urbano y juvenil. Además, es una escuela, que tiene una señal, una parrilla de programación, etcétera. La propuesta de la televisora es ser la cantera del Sistema Nacional de Medios Públicos, en cuanto a personal técnico, productores, comunicadores y programas”, explicó el funcionario.

Casi todo el personal de esta institución se ha formado en los cursos de la Escuela de Medios de Producción de Audiovisual (EMPA), cuyas aulas están en la sede de Ávila, en la avenida Urdaneta.

Convertirse en los proveedores de materiales y talento humano para los medios estatales es algo que comenzaron a lograr. Ya se transmite por TVES el programa Eco urbano. Próximamente, esperan tener al aire Bájale dos, en otra televisora pública, comentó Sosa.

TODAS Y TODOS

Según el directivo, todas las tribus urbanas tienen cabida en la pantalla del canal juvenil, y “todos los días aparece una nueva”.

“Hasta hace poco hubo una discusión sobre los emos, un grupo con proyecciones internacionales. En otros países el tema ha sido delicado porque las chamas los chamos tienden a suicidarse. Las canciones que escuchan y la forma en que se visten son bastante tétricas, depresivas. Aquí discutimos si debíamos visibilizarlos o no, fue muy sabroso. Al final lo muchachos que andaban por ahí se desparecieron”, contó.

“Por tener programas dedicados a las diferentes tribus urbanas, estos gustan a las y los jóvenes a los que les interesan dichos temas. El espacio La gira, es seguidos por muchachas y muchachos a los que les gusta el reggae y el ska”, ejemplificó Sosa.

“Constantemente estamos reflejando a Caracas, con sus habitantes y especialmente lo que hacen los jóvenes”. “Somos el canal más caraqueño que hay”, recalcó.

GANCHOS CON EL PÚBLICO

Caracas en directo, una suerte de noticiero, es uno de los espacios del canal metropolitano más vistos. La gente reconoce a los conductores y llama por teléfono para pedir que visiten algunas comunidades. “Es uno de nuestros programas banderas”. “Recientemente le hicimos algunos cambios y las personas los recibieron con mucho interés”, dijo el realizador.

En El entrompe de Falopio, una producción de corte feminista, se discuten los derechos y los problemas de género. A decir de Sosa “es él único programa de la televisión que se dedica a visibilizar la lucha de las mujeres y su participación en los diferentes procesos de transformación, no solo en Venezuela sino en todo el mundo. Lo hacen unas muchachas que son militantes de su género”.

Casi desde los inicios de Ávila se transmite a primera hora de la mañana El programa mío, debido a la popularidad del espacio entre las usuarias y los usuarios.

Algunos de las campañas del canal están dedicadas a apagar la televisión y a que sus usuarias y usuarios sean críticos de los contenidos que se transmiten. “No hacemos televisión para que nos vean, sino para que sepan cómo es la TV. Eso lo reforzamos en la EMPA”, sentenció el directivo.

“Apostamos a espacios para públicos específicos. No como las otras televisoras que buscan que toda la gente se enganche con un mismo programa”. “Pero tampoco queremos que las chamas y los chamos se conviertan en televidentes enfermos, aunque si tratamos de atraerlos con mensajes alternativos. Esa pelea es dura”, resumió Sosa.

HACIA EL SÉPTIMO ARTE

Las producciones propias copan casi toda la grilla de programación, que finalmente se completa con películas venezolanas, latinoamericanas, independientes o clásicos.

Con el apoyo del cineasta Jackson Gutiérrez, han incursionado en el séptimo arte. Recientemente, el director terminó Ywayo, la justicia y Caracas, las dos caras de la vida. La primera participó en el Festival de Cine de Mérida y la segunda en el Festival entre Largos y Cortos de Oriente.

EN EL OJO DEL HURACÁN

La pantalla juvenil caraqueña se ha mantenido en el ojo del huracán de las críticas y las discusiones por las propuestas que ha hecho este canal desde que está al aire. La estética de sus programas, los conceptos de los espacios, el territorio que debe abarcar la señal y en especial, el lenguaje de las conductoras y los conductores de los programas (en muchos casos violentos) son señalados por detractores y partidarios de Ávila.

Vladimir Sosa reconoció que el canal que dirige desde hace año y medio es criticado por el empleo de un lenguaje que hace apología a la violencia y por la exaltación del estereotipo del delincuente de barrio.

“Hemos tratado de darle la vuelta al problema. Estoy de acuerdo en que no se debe hacer apología al delito, no podemos venderle a las chamas y los chamos la figura del malandro como referente. Sin embargo, hemos avanzado al sacar de la pantalla ese estereotipo, aunque existe”, admitió.

Sosa dijo que también han trabajado para borrarle a Ávila la imagen de que en la institución laboran personas con problemas legales o adicciones a las drogas. “Todavía tenemos ese estigma”, comentó.

“Cuando digo que Ávila es una escuela -puntualizó- tanto en nuestras aulas y a través de la pantalla, estamos construyendo un nuevo pensamiento para el país, una nueva republicana y nuevo republicano, como decía Simón Rodríguez, esa es la apuesta”, aseguró Vladimir Sosa.

ESTRENOS PARA 2012

Ávila TV prepara el lanzamiento de la serie Mi hermano el Rey. Se grabaron ocho capítulos que están en postproducción. En el primer trimestre del año 2012 podría estar al aire.

Esta propuesta de ficción es sobre dos hermanos: uno es un secuestrador y el menor, es el súper héroe que rescata a las víctimas, adelantó Vladimir Sosa, presidente del canal.

Asimismo, reveló que preparan un nuevo programa de videos musicales de agrupaciones con mensajes constructivos, de reivindicaciones o protestas.

Sosa afirmó que en la televisora dan una pelea en plano simbólico. “Estamos abarrotados de reggaeton y de música vacía y hay muchas producciones que apuestan a otros mensajes. Nosotros tenemos el deber de visibilizarlos a todos”.

LA VIDA EN LA EMPA

Hace unas semanas un total de 60 jóvenes comenzaron las clases en la Escuela de Medios de Producción de Audiovisual (EMPA). Durante un año las muchachas y los muchachos aprenderán a realizar materiales para la pantalla chica con Ávila TV.

Según el presidente del canal, Vladimir Sosa, en las aulas también se insiste en que las y los jóvenes aprendan a descodificar los mensajes audiovisuales. “Ese es otro de nuestros fines, transformar la manera de ver televisión, que no sean espectadoras y espectadores pasivos”.

“En la medida en que la gente conoce la televisión por dentro le pierde el respeto a todo lo que sale en la pantalla”, apuntó.

UNA PROPUESTA ESTÉTICA

Orlando Romero, director de imagen de Ávila TV, refirió que la pantalla del canal juvenil trata de proponer “frescura, irreverencia y originalidad”, combinado con una “tradición estética y simbólica”.

“La gran batidora que es Ávila TV conjuga todo lo que vemos en la calle, todo lo que percibimos como jóvenes revolucionarios”, agregó.

En cuanto a la música, reconoció Romero, han acentuado el hip hop, la salsa y los ritmos fusión.

DE ALCANCE NACIONAL CON CANTV

La señal de Ávila TV llegará a todo el territorio nacional con el servicio de Televisión Directa al Hogar (TDH) por suscripción que ofrecerá la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv).

Según el presidente del canal, Vladimir Sosa, ya comenzaron las pruebas pilotos transmisión con este servicio.

El servicio de TDH de la empresa estatal se realizará por medio del Satélite Simón Bolívar, en órbita desde el año 2008.

T/ Várvara Rangel Hill

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.