Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

viernes, 27 de febrero de 2009

Voz de la juventud latinoamericana se alza en nombre de la justicia

Por: Diana Ferreiro Hernández y Lázaro Jorge Carrasco, estudiantes de periodismo.

La joven argentina María Laura Fernández dialogó con JR sobre la responsabilidad de las nuevas generaciones en la lucha por las causas comunes de los pueblos de América.

La juventud latinoamericana tuvo oportunidad de levantar la voz en nombre de la justicia y los derechos humanos, durante la estancia en la Isla de la XVI Brigada Sudamericana de Trabajo Voluntario y Solidaridad con Cuba, desde el pasado 26 de enero y hasta este mes de febrero.


María Laura Fernández, representante argentina, dialogó con JR acerca de la responsabilidad de las nuevas generaciones en la lucha por las causas comunes de nuestros pueblos de América.

—¿Cuál crees que debería ser el papel de la juventud latinoamericana en la lucha por el caso de los Cinco?

—La posición de la juventud debería ser, al menos en cada uno de nuestros países, de ayuda. Nos corresponde contribuir, principalmente, mediante la difusión de información relacionada con el tema, pero cada uno de nosotros se mueve en ámbitos diferentes, y por tanto, no todos tenemos acceso al mismo nivel de información.

«De hecho, muchos de los integrantes de la brigada de Argentina no teníamos noticias de lo que estaba sucediendo con los cinco cubanos presos en EE.UU., hasta llegar a Cuba y ponernos al tanto del tema.

«Es una falencia grave de nuestro país el tópico de la información y de los circuitos de información alternativa, no solo por la censura, sino por el hecho de que los grandes medios de comunicación no son coincidentes con algunos temas, tales como el caso de los Cinco. De esta manera ya no sería censura sino falta de difusión.

«Digamos que nosotros no podemos esperar una divulgación de estos asuntos en medios como la radio, la televisión o los diarios, pero sí ocurre que se difunde en otros, alternativos, a los cuales no todos los jóvenes tienen acceso. Eso representa un problema. Por otro lado, la juventud, al menos la argentina, tiene una falta de interés generalizada hacia todo lo que es política, lo cual se ha intensificado en estos años en nuestro país».

—¿Por qué crees que la causa de los Cinco se ha convertido en una cuestión no solo cubana, sino latinoamericana y hasta mundial?

—Porque esa clase de injusticias también ocurren en otros países. En Argentina hemos tenido presos políticos, criminalización de las protestas sociales y de cualquier tipo de reclamación que vaya en contra del poder establecido, por lo tanto, la lucha por la liberación de los cinco héroes cubanos representa un símbolo que encarna, a la vez, muchas otras injusticias vigentes en otros países de América Latina y del mundo.

—¿Integras la Brigada por alguna razón particular?

—Sí, conocer Cuba es un proyecto de hace muchos años, más allá de la brigada. La razón principal es tener la oportunidad de sentir el socialismo directamente, pues creo que ustedes son historia viva.

«Otro de los motivos del viaje es poder defender este sistema habiéndolo vivido, y sobre todo, luego de conocer cómo se educan ustedes, cómo tratan el tema de la salud y el de la política.

«En Argentina, los medios llevan una enorme campaña de difamación contra Cuba, y uno a veces discute sobre la base de la información distorsionada que recibe. Entonces es muy difícil defender algo desconocido».

La Brigada, integrada en su mayoría por jóvenes, tuvo sus inicios en 1993. En esta ocasión estuvo dedicada al aniversario 50 de la Revolución Cubana, y fue organizada por la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, en coordinación con la Unión de Jóvenes Comunistas y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

Más de 280 brigadistas, pertenecientes a países como Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia, visitaron durante su estancia lugares de valor histórico-cultural, tales como el Museo de la Revolución, en la capital; el Memorial Ernesto Che Guevara, en Santa Clara; el Monumento La Demajagua, en Granma, y el Cuartel Moncada en Santiago de Cuba.

También tuvieron la oportunidad de sostener un provechoso intercambio con Magalys Llort, Mirta Rodríguez e Irma Sehwerert, madres de Fernando, Antonio y René, respectivamente, tres de los cinco cubanos antiterroristas encarcelados en EE.UU.

En su declaración final los integrantes de la XVI Brigada Sudamericana afirmaron que «la Revolución socialista de Cuba ha inspirado transformaciones profundas en toda Latinoamérica».

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.