Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

martes, 5 de julio de 2011

El Cairo: la revolución continúa...

La juventud revolucionaria de Egipto exhorta a realizar en la Plaza Tahrir, en el centro de El Cairo, un “Viernes de castigo”. A las demandas tradicionales de reformas democráticas se han sumado otras nuevas: castigar a los altos funcionarios y oficiales del Ministerio del Interior culpables de represiones contra los manifestantes.

Esta semana más de mil personas han sido víctimas de choques con la policía en El Cairo. Los desórdenes que desembocaron en choques sangrientos fueron una sorpresa para los egipcios. La mayoría de ellos está segura que lo pasado es un acto planificado de las fuerzas contrarrevolucionarias. Roland Bidzhamov, experto del Instituto de Política Moderna, cátedra de ciencias políticas de la Universidad de la Amistad de los Pueblos de Moscú, que vive ahora en El Cairo, cuenta:

- Muchos están convencidos de que no es obra de la juventud revolucionaria sino de los golfos y los restos del ex gobernante partido nacional-democrático y algunos empleados del Ministerio del Interior y de otras estructuras de seguridad, despedidos en los últimos tiempos, Ellos están muy interesados en desestabilizar la situación.


La exacerbación del estado de cosas fue provocada por un acto de recordación de 10 víctimas de los acontecimientos de enero, a las que se llama en Egipto “mártires de la revolución”. La ceremonia fue organizada por una organización social local. De improviso irrumpió en el local un grupo de personas agresivas armadas de palos. Ellas declararon que también eran parientes de las víctimas de la revolución y que igualmente merecen toda clase de honores. Luego, excitados por la riña con los vigilantes, estas personas organizaron un desfile espontáneo. Luego, gritando, se marcharon a la plaza Tahrir, rompiendo de paso los escaparates. Arrojaban piedras, andaban arma blanca e incluso de fuego en mano. La policía respondió con gas lacrimógeno, granadas de ruido y balas de goma.

Los desórdenes duraron dos días. Para la noche del jueves todo terminó. Tan solo grupos aislados permanecían en la plaza con pancartas, exhortando a no cejar en la lucha, continúa Roland Bidzhamov.

- Son las dos. En la plaza Tahrir, el jueves, fueron instaladas tiendas de campaña. Algunos grupos de jóvenes se preparaban para efectuar manifestaciones el viernes. Sin embargo, no se conoce si tengan efecto. Porque en la sociedad son mal recibidas.

Por ahora, las vías de acceso a la plaza son controladas por los militares. 45 personas fueron detenidas sospechosas de concitar a la gente a los desórdenes. El Gobierno y las autoridades militares de Egipto exhortaron a la población a permanecer tranquila y a no dejarse llevar por las provocaciones.


FUENTE http://spanish.ruvr.ru/2011/07/01/52673715.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

  ©Template by Dicas Blogger.