Contacto: juventudsurversiva@gmail.com

sábado, 28 de febrero de 2009

Projeto que reduz maioridade penal poderá ser votado no senado em 2009


Fernando Borgonovi

Volta e meia é reaberto o debate sobre a maioridade penal, via de regra sob a ótica conservadora que pretende diminuir a idade mínima dos atuais 18 anos. No ano de 2009, essa pauta deve ressurgir pelas mãos do senador Demóstenes Torres (DEM-GO), que tem substituivo sobre o tema pronto para ir ao plenário.

A proposta do senador torna penalmente responsáveis os jovens entre 16 e 18 anos que tenham consciência ou "plena capacidade" de entendimento sobre o ato ilícito cometido. No caso, se condenado, o jovem ficaria recluso em local distinto dos detentos com mais de 18.

Patrícia Saboya, senadora pelo Ceará (PDT), é contra a proposta justamente por considerar que a juventude representa parcela vulnerável da população e tem, na grande maioria da vezes, suas necessidades e direitos subjugados. "Eu não posso condenar as crianças porque o Estado brasileiro não cumpriu suas responsabilidades. A sociedade está com razão quando quer tranquilidade, mas asseguro, com minha experiência, que a redução da maioridade não é solução", diz.

E a depender das propostas de alguns parlamentares, a senadora não exagera quando fala em condenar "crianças". A PEC 90/03, por exemplo, do senador Magno Malta (PR-ES), quer tornar sujeitos à punição penal os maiores de 13 anos. Esse projeto é um dos cinco sobre o tema que foram juntados no substitutivo apresentado por Demóstenes.

Curioso é o fato de que ganha relevo nesse debate, sempre, o delito praticado pelo jovem e nunca o frequente descumprimento do Estatuto da Criança e do Adolescente por parte dos adultos e dos governos.

Os excelentíssimos senadores logo buscam a claridade dos holofotes para denunciar quando algum "menor" comete um crime, pois se aproveitam da comoção gerada para buscar dividendos políticos. Porém, são poucas as vozes que se levantam para combater a violência policial que vitima milhões nas periferias, a péssima qualidade da educação ou a falta de oportunidades para os jovens, camada mais afetada pelo desemprego.

É necessário que as entidades do movimento juvenil, conselheiros tutelares, entidades ligadas à defesa dos direitos da criança e do adolescente e parlamentares progressistas estejam preparados, desde já, para desmascarar as propostas que visam criminalizar a juventude brasileira.


Leer Más......

La UJCE se reúne con el primer secretario de la UJC de Cuba


Se celebró una reunión bilateral entre la UJCE y su organización hermana, la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, con el objetivo de situar líneas de trabajo y de intercambiar puntos de vista sobre la situación política, en un contexto marcado por la crisis, por el cuestionamiento de la hegemonía norteamericana y por los ataques contra la Revolución Cubana lanzados por la sucursal de la contrarrevolución en España, encabezada por Esperanza Aguirre.

Por la parte cubana participaron el Primer Secretario de la UJC, Julio Martínez y el Secretario de Relaciones Internacionales, Giovanni Barrueta. La delegación de la UJCE estuvo encabezada por su Secretario General, Juan Iglesia, acompañado por el Secretario de Relaciones Internacionales, Miguel Umlauff y por el Secretario de Área Ideológica, Sergio Mesa. También participaron en la reunión el Ministro Consejero Alfredo Ruiz Roche y el Consejero Político de la Embajada, Leonardo Córdova.

Durante la reunión, celebrada en la Embajada de Cuba en Madrid se realizó un intercambio de impresiones sobre la situación política internacional, y sobre las situaciones estatales en Cuba y España, especialmente sobre la situación de la juventud trabajadora y estudiantes, su situación socio-económica y sobre sus modelos de ocio y se situaron diversas prioridades de trabajo tanto en el marco de la FMJD como en el trabajo de solidaridad con Cuba y con los 5.

Tanto los representantes de la embajada, como ambas organizaciones valoraron positivamente las recientes manifestaciones de apoyo a la Revolución Cubana celebradas en España ante los ataques encabezados por Esperanza Aguirre, y se señaló, por la parte cubana, la importancia de que se dé respuesta a cada ataque de la contrarrevolución.

Sobre el trabajo de solidaridad con los 5, situado en el centro del trabajo internacional de la UJC, se destacó la importancia del II Encuentro Internacional de Solidaridad con los 5 que se celebrará en La Habana el 11 y 12 de mayo, y se llamó a realizar en las mismas fechas una jornada de lucha mundial por la libertad de los cinco héroes presos del Imperio en paralelo.

Otros asuntos que se abordados fueron el trabajo de cara a las brigadas multinacionales de verano a Cuba convocadas por la FMJD, en las que participará la UJCE y el proceso de preparación del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes cuya sede se elegirá en el próximo Consejo General de la FMJD a celebrar en La Habana el próximo mayo.

Para finalizar la reunión y con motivo de la primera visita a España del camarada primer secretario, se hizo entrega a los compañeros cubanos de una lámina conmemorativa de la visita y una muestra del trabajo de la UJCE en el 50 Aniversario del triunfo de la Revolución Cubana.

Leer Más......

Celebrada con éxito la I Jornada de Género de la UJCE


Bajo el lema “Revolución en femenino”, la Juventud Comunista celebró el pasado día 14 de febrero su I Jornada de Género.

A ella asistieron casi cincuenta camaradas de las distintas organizaciones de la Unión, siendo más de treinta mujeres.

El objetivo de la Jornada era debatir sobre temas de interés para la Organización desde la perspectiva de género y preparar el trabajo de cara al 8 de Marzo.

Las ponencias de la mañana, sobre la crisis en femenino y feminización y empoderamiento en las organizaciones políticas, dieron pie a intensos debates a cerca de las posibilidades de sindicación de las mujeres trabajadoras en el contexto de la precariedad y las dificultades de promoción de cuadros femeninos en organizaciones donde los criterios de formación, validez, mérito y capacidad están definidos por hombres y para hombres. Desgraciadamente, ese es el proceder habitual de la inmensa mayoría de las organizaciones políticas, incluida la UJCE.

Las ponencias contaron con la participación del Área Federal de la Mujer de Izquierda Unida, la Secretaria Federal de Mujer del PCE y la Secretaría de Mujer del PCM y se desarrollaron en plenario.

Por la tarde, el plenario se dividió en dos grupos: los hombres participaron de un taller de masculinidades, verdadera experiencia piloto de la Jornada, y las mujeres se reunieron en comisión para elaborar la propuesta política de la UJCE de cara al 8 de Marzo. Debido a la alta asistencia y participación de las mujeres en la comisión, fue necesario dividirla por grupos de trabajo que posteriormente pusieron en común sus propuestas.

La elaboración colectiva de la propuesta de la UJCE para el 8 de marzo se desarrolla exitosamente desde hace tres años, implicando a las mujeres de la Organización en el diseño de la propaganda, el debate de las prioridades y la línea política general del discurso.

Finalmente y de nuevo en plenario, se valoró el conjunto de la Jornada de manera muy positiva, lamentando su brevedad y adoptando todos y todas el compromiso de darle más extensión y continuidad al trabajo de género en la UJCE.

Leer Más......

Aniversario de los jóvenes comunistas peruanos




Leer Más......

Puestos en práctica ajustes en el modelo de enseñanza secundaria en Cuba


Por: Margarita Barrio

Correo: digital@jrebelde.cip.cu
28 de febrero de 2009 00:54:37 GMT

Propiciar que el Profesor General Integral tenga más tiempo y acompañamiento especializado para preparar sus clases son premisas que se ponen en práctica en las secundarias básicas de todo el país

Algunas adecuaciones en el modelo de secundaria básica, para que el Profesor General Integral (PGI) disponga de más tiempo y reciba una mayor ayuda para preparar sus clases, se pusieron en práctica desde el inicio del actual curso escolar.

En conferencia de prensa, Margarita Mc Pherson, viceministra de Educación, precisó que ahora el PGI cuenta con ocho horas semanales para su autopreparación, además de que en cada centro escolar hay dos profesores-tutores, liberados de otras tareas, para acompañar a estos jóvenes y propiciar que eleven la calidad de las clases que imparten.

Otro paso en el perfeccionamiento del modelo es la integración de las asignaturas de Biología, Química, Física y Geografía en una: Ciencias Naturales. Con este cambio curricular, que también propicia más tiempo para el docente, se organizan de manera armónica esos conocimientos.

En noveno grado, precisó, se hace una distinción con la Geografía, la que, junto a la Historia, dedican a profundizar en temáticas relacionadas con nuestro país.

La organización escolar, precisó la Viceministra, es ahora mucho más coherente, y se cuidan espacios tan importantes como el turno para la biblioteca, el ajedrez, las actividades pioneriles y potenciar la educación cívica rescatando esa asignatura que ahora está presente en los tres grados.

Ahora los PGI rotan una vez en el curso, es decir, la mitad del período lectivo imparten ciencias y la otra letras. Hasta ahora este cambio ocurría tres veces en ese tiempo.

Roberto Bosh Bayard, director de Educación de Secundaria Básica, puntualizó que si bien se mantienen las clases por televisión, estas se redujeron a 30 minutos, lo cual propicia un espacio de 15 minutos de clase frontal.

También se crearon espacios para el repaso, que son impartidos por el PGI, y se insiste en la utilización de otros medios al alcance de los estudiantes como son la colección de diez software educativos El Navegante y los Cuadernos Martianos.

Una alta asistencia y retención escolar fueron señaladas por los funcionarios como indicadores positivos del actual modelo.

Luego de cinco años de su implementación, que comenzó de manera experimental en el 2001, se tienen las herramientas necesarias para ir haciendo adecuaciones, para las cuales se han tomado en cuenta las opiniones de maestros, alumnos y sus familiares, aunque aún no se puede dar por terminado este proceso, apuntó Bosh.

El país tiene 1 006 escuelas secundarias básicas —de ellas 797 urbanas—, con una matrícula de 391 426 alumnos. Los docentes son 40 625, de ellos 10 817 son PGI en formación, mientras unos mil jubilados regresaron a las aulas de ese nivel de enseñanza, lo cual constituye una fuerza técnica de gran importancia.

En el caso particular de Ciudad de La Habana, donde por varios años no se cumplen las cifras de ingreso a las carreras pedagógicas, laboran hoy 4 000 PGI provenientes de 11 provincias del país, lo cual constituye el 84 por ciento de los docentes en ese nivel de enseñanza en la capital.

Por último la viceministra significó que se aprecia un salto de calidad en los conocimientos que adquieren hoy los estudiantes con respecto al modelo anterior, lo cual se recoge en los operativos de la calidad que se realizan anualmente.

Igualmente dijo que continuarán realizando acciones para mejorar el desempeño de la secundaria, y que un grupo de investigadores trabaja en la búsqueda de argumentos referidos al sistema de evaluación que hoy se aplica.

Leer Más......

LOS CJC ANTE LAS MOVILIZACIONES ESTUDIANTILES CONTRA EL PLAN BOLONIA



Desde los CJC entendemos la necesidad de movilización de la juventud estudiantil contra los procesos de privatización que, tanto desde el Estado español como desde la Unión Europea, atacan frontalmente las conquistas sociales en materia de educación pública y de calidad. Uno de los mayores ataques contra dichos derechos y conquistas es el Plan Bolonia, nombre con el que comúnmente se conoce el Espacio Europeo de Educación Superior.

Consideramos que estas movilizaciones tienen que nacer del trabajo previo de las asambleas, por ser estas la forma mas democrática y unitaria de organizarse de los estudiantes, y por ello apoyamos la convocatoria del próximo día 12 de marzo, fecha que salió del encuentro mantenido en Valencia por las asambleas de universidades de gran parte del Estado, buscando una acción conjunta para impedir la implantación del Espacio Europeo de Educación superior en el Estado español.

Defendemos y apoyamos el trabajo de estas asambleas en la difusión de la respuesta y la organización frente al ataque neoliberal que supone esta contrarreforma educativa, que implica una privatización encubierta de la universidad.

Ante otras convocatorias al margen del proceso unitario emanado del encuentro de Valencia, los CJC entendemos que estas convocatorias entrañan un carácter sectario y oportunista, con el único fin de unos intereses políticos determinados que en ningún momento representan los de la juventud estudiantil. Es por esto que consideramos que suponen más una traba que un avance, ya que impide dar una respuesta unitaria contra este ataque capitalista, y no permiten la participación directa de los estudiantes en el proceso.

No debemos perder la perspectiva de que el EEES es sólo un frente más en el que las ideas privatizadoras emergentes de la OMC pretenden elitizar y privatizar recursos públicos que deberían ser del pueblo y estar al servicio de todos y todas, y no para el acceso únicamente de una minoría. Pero es en esta lucha contra la elitización de la universidad donde la juventud estudiantil debe luchar y organizarse, para crear un movimiento democrático y de base, y lograr parar de una vez por todas esta ofensiva contra los derechos del estudiantado.

Los CJC reiteramos nuestro compromiso con la lucha por una enseñanza pública, laica, científica y de calidad que nos asegure un futuro digno. Porque el presente es de lucha, pero el futuro es nuestro.

POR LA MOVILIZACIÓN UNITARIA Y DESDE LA BASE

NO A LOS PLANES PRIVATIZADORES EN LA UNIVERSIDAD

NO AL EEES

ORGANÍZATE Y LUCHA

Leer Más......

Viva la Democracia, Viva Venezuela



Meruistas, compatriotas… gracias por amar a tu patria, pensar en tu futuro y contribuir a la victoria del socialismo. Amor con amor se paga. Ganó la Patria.

El Movimiento Estudiantil Revolucionario Unefista se llena de júbilo y alegría porque una vez mas los venezolanos y venezolanas manifestaron su voluntad democrática para elegir su propio destino a través del voto, y esta vez fué con motivo de enmendar nuestra Constitución para que los mandatos por elección popular sean renovados sí el Soberano así lo desea, y a su vez es una esperanza para que nuestro comandante revolucionario Hugo Chávez Frías continúe desarrollando el socialismo venezolano.

Sigamos todos juntos en el desarrollo social, económico, industrial, educacional y organizativo de nuestra Nación, como hasta ahora se esta haciendo, teniendo como primer lugar al hombre y sus necesidades fundamentales.

Por: Tito Ramírez

Leer Más......

Declaración Política del Primer Congreso Nacional de Jóvenes del Polo Democrático Alternativo



El Polo Joven, hombres y mujeres, venidos de todas las regiones de Colombia, indígenas, estudiantes, afrodescendientes, trabajadores, campesinos, en un ambiente unitario y democrático, reunido en su Primer Congreso, ratifica los postulados contemplados en el Ideario de Unidad de nuestro partido y se compromete a desarrollar con todo entusiasmo las tareas emanadas de este evento y las que sean necesarias para su desarrollo en la juventud colombiana.

Las condiciones internacionales y nacionales son propicias para el avance de nuestra organización. Vivimos una profunda crisis del sistema financiero y productivo a nivel mundial, de sectores emblemáticos de la industria, causada por la especulación de los agentes monetarios. Irónicamente, los planes para salvar al capital especulativo, han sido financiados con los dineros públicos mientras que los costos de la crisis recaen sobre los hombros de la población mediante despidos masivos, incremento de los impuestos y recorte de derechos sociales y económicos.

En nuestro país el modelo político y económico de la “confianza inversionista” y la “seguridad democrática”, que agencia Álvaro Uribe Vélez ha sufrido profundas grietas; el desplome de la economía evidenciado en el decrecimiento de la industria, la quiebra del sector agrario y el descenso de la tasa de ocupación, así como el desborde de la inflación, la pérdida de la seguridad alimentaria, son factores que agravan la ya difícil situación generalizada de pobreza y miseria de la mayoría de los colombianos y colombianas.

La política económica y social del uribismo ha estado complementada con el recorte de los derechos y libertades democráticas de la población. Innumerables hechos así lo comprueban: la parapolítica, la yidispolítica, los constantes ataques contra la rama judicial, la represión contra las protestas sociales mediante la declaratoria de conmoción interior, la orden de allanamiento de las universidades públicas, los crímenes de Estado denominados falsos positivos, los atentados a la libertad de prensa, los virulentos ataques y calumnias contra la oposición cuyo blanco favorito ha sido el Polo Democrático Alternativo.

Todas estas políticas afectan enormemente a la juventud colombiana. Entre sus nefastas manifestaciones está la política de privatización de la educación, negándole a masas inmensas de niños, niñas y jóvenes el acceso a las instituciones educativas y aplicando infinidad de medidas que atentan contra la calidad de la educación, cumpliéndose el principio antinacional y antidemocrático de “educación subdesarrollada para un país subdesarrollado”.

Al recorte del derecho a la educación se suma un desconocimiento generalizado y sistemático a los derechos y libertades de los jóvenes colombianos. La flexibilización y tercerización laboral conduce a la juventud a la economía informal; el negocio en que se ha convertido el sistema de la salud excluye el acceso universal a este derecho; la restricción a la libertad de movilización y organización, es producto de una política represiva que incluye la estigmatización por razones culturales, regionales, de opción sexual y a expresiones políticas y sociales organizadas.

Es deber del Polo Joven adelantar una intensa y sistemática campaña entre la juventud que ponga al descubierto lo dañino que para nuestro futuro y el del país representa la continuidad del proyecto impuesto de entrega de la soberanía nacional y recorte de los derechos democráticos. El Polo Joven en correspondencia con el Ideario de Unidad del Polo Democrático Alternativo, reafirma su oposición a la lucha armada como mecanismo para resolver las contradicciones políticas y sociales y condena el secuestro, los crímenes de guerra y de lesa humanidad, el terrorismo y toda suerte de actos contra la dignidad de las personas y sus derechos y bienes, sean estos cometidos por las FARC, el ELN, el paramilitarismo o por agentes del Estado. No queremos más jóvenes muertos ni desplazados por este conflicto. El Polo Joven reconoce la existencia en Colombia de un conflicto armado que debe ser resuelto por la vía política ya que consideramos que ese es el único medio para resolverlo.

Nos comprometemos a participar activamente en las labores de organización y movilización de la población en procura de conquistar mejores condiciones de vida y de trabajo, luchas en las que la juventud colombiana jugará un papel protagónico.

Es inevitable el resquebrajamiento del proyecto uribista, lo que representa una oportunidad única para que el Polo y los sectores progresistas de la nación puedan avanzar en el propósito de alcanzar el poder político y hacer realidad el sueño de una Colombia soberana, democrática y en paz con la plena aplicación de los derechos y libertades de la población juvenil,. Para ello consideramos condición indispensable la unidad nacional de los más amplios sectores sociales y populares, en torno a un programa de transformación acorde a las más sentidas necesidades de la sociedad colombiana.

Las Juventudes del Polo Democrático Alternativo nos ponemos a entera disposición para este cometido.

Ibagué, Febrero 8 de 2009

Leer Más......

CARTELES DE LA JCM








Leer Más......

El deporte como hábito de vida para la juventud en 2009


La organización de la juventud en el área deportiva es uno de los principales propósitos de la programación del Instituto Nacional de la juventud en 2009, por lo que arrancó con dos proyectos que constan de actividades físicas recreativas y competencias en liceos y comunidades de todo el país.

Yisnaldi Padilla, Comisionada de Deporte del INJ indicó, que “la institución da inicio a las Olimpiadas Deportivas Estudiantiles y al Festival de Jóvenes Aficionados al Deporte en cumplimiento con la política de Estado de impulsar los comités juveniles de deporte y recreación en los liceos y consejos comunales, hacia el fortalecimiento y consolidación del poder popular estudiantil”.

El objetivo de estos programas es sensibilizar a las y los jóvenes sobre la importancia y apropiación de la práctica sistemática de actividades físicas, deportivas y de recreación sana como hábito de vida y garantizar las herramientas básicas para el desarrollo de proyectos o acciones sustentables emanados por las comunidades, organizaciones juveniles y casas de estudio.

En celebración del mes de la juventud, la Comisión de Deporte del INJ comenzó la etapa de eliminatorias dentro de cada institución educativa participante, las fases siguientes son torneos intercolegiales, comunales y estadales, en los que premiarán a los equipos ganadores de cada una de las disciplinas (pelotica de goma, voleibol, baloncesto, fútbol sala, softbol, béisbol, kikimbol, ajedrez).

Los participantes en todos los deportes recibirán los implementos necesarios, puesto que el Instituto Nacional de la Juventud, en conjunto con el Ministerio del Poder Popular para la Educación y el Ministerio del Poder Popular para el Deporte realiza jornadas de dotación de implementos deportivos en los liceos priorizados en la Misión 13 de Abril a escala nacional, “cada liceo y escuela técnica contará con kits deportivos conformados por balones de voleibol, baloncesto y fútbol, además de pelotas de softbol y béisbol, mallas, aros de basket, silbatos y cronómetros” acotó Yisnaldi Padilla”.

Información de la Nota de Prensa:
Por: Viviana De Freitas

Leer Más......

Desde Cuba, una mirada atenta a los niños y jóvenes


Por María Elena Álvarez Ponce

Expertos de nueve países de América Latina y el Caribe se reunieron del 18 al 20 de este mes de febrero en la capital cubana para analizar el papel de la juventud y las ciencias sociales en las estrategias para el desarrollo social sostenible.

La XI Reunión Nacional y el IV Encuentro Internacional de Investigadores sobre Juventud sesionó en el Centro de Convenciones Pedagógicas de Cojímar, con el anticipo de nueve cursos impartidos por especialistas cubanos y foráneos.

En rueda de prensa, la doctora Natividad Guerrero, directora del Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ) y presidenta del comité organizador de estos foros, destacó la amplia participación del país anfitrión, con representantes de las 14 provincias y el municipio especial de la Isla de la Juventud.

Delegados de Brasil, Colombia, México, Argentina, Nicaragua, Venezuela, Chile y Haití también acudieron a la cita, convocada por el CESJ y que coauspiciaron las Brigadas Técnicas Juveniles, los fondos de Población y para la Infancia de Naciones Unidas y la Oficina Regional de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

En el vasto temario destacaron la juventud como objeto y sujeto de políticas, situación sociodemográfica y estructura sociopolítica, espacios educativos y alternativas culturales de desarrollo, familia, sexualidad, empleo, recreación, migración, violencia, desventaja social, marginalidad y trabajo preventivo.

El programa científico incluyó paneles, intervenciones libres, mesas redondas y conferencias magistrales, que dictaron prestigiosos investigadores y académicos, como el argentino Félix Bombarolo, consultor de la Organización Iberoamericana de Juventud.

Fuente: AIN

Leer Más......

Los detenidos del pasado sábado en León denuncian malos tratos y humillaciones



La Haine

Como muestra de la desproporción y de la indignación que ha despertado entre la gente, se presentaron el sábado a primera hora 50 denuncias de personas que fueron testigos de la actuación policial.

Además, otras personas agredidas han presentado varias denuncias por agresiones de agentes, entre ellas un joven de 22 años que recibió un puñetazo de un policía en un establecimiento de la Calle Santa Cruz, supuestamente por negarse a darle el DNI, cuando en realidad el DNI lo tenía otro agente.

También presentó denuncia en el Juzgado otro joven de tan sólo 19 años que recibió un porrazo en la cara cuando caminaba por la calle Caño Santa Ana. Se le requirió que abandonase la zona y sin más fue agredido, todo ello mientras se hacía la redada en el interior del pub donde fueron detenidos los 7 jóvenes.

De todos estos hechos hay numerosos testigos. Todos ellos coinciden en señalar la actitud violenta y sumamente nerviosa que ostentaban los agentes en todas sus intervenciones, de hecho parecía que los estupefacientes los habían consumido ellos y no los jóvenes de los pubs.

La ilegalidad flagrante de no llevar sus números de placa a la vista y de negarse a proporcionarlos demuestra que esta actuación no fue en ningún caso legal, como afirma el Subdelegado del Gobierno.

Nosotros preguntamos al Subdelegado del Gobierno, bajo que ordenes actuaron esos agentes, de qué cuerpo eran, y cuantas drogas y armas encontraron durante su actuación. Si buscaban tales sustancias ¿cómo es que en muchos bares se dedicaron a asustar a la gente y agredirla en lugar de registrarlos tranquilamente? ¿Cuántas actas de tenencia ilícita de drogas levantaron durante la noche? En el bar donde detuvieron a los jóvenes, todos los testigos coinciden en que antes de entrar los antidisturbios ya se había hecho una redada y no habían encontrado nada, por lo que no tiene sentido esa segunda actuación.

Sin duda, calificamos lo sucedido como muy grave y nos planteamos personarnos como acusación popular en la causa que haya contra los policías denunciados.

Consideramos intolerable que el Subdelegado que presume de ‘democracia’ y ‘buen talante’ haga uso de la represión y la violencia contra jóvenes que únicamente estaban divirtiéndose. Exigimos el cese de las actuaciones violentas por parte de la policía; la investigación exhaustiva de las mismas, que acabe con la impunidad de los agentes y la absolución de los detenidos.

Lista y fotografías de las lesiones

- Los detenidos presentan múltiples hematomas en espalda, rodillas, brazos,abdomen y cabeza, a causa de los porrazos y las patadas de los policías en el bar y durante el trayecto a comisaría.

- Dos de ellos presenta también hematoma en ojo derecho con derrame ocular a causa de un golpe de porra.

- Seis de los 7 heridos presentan brechas en la cabeza con necesidad de puntos de sutura.

- Uno de los detenidos presenta un esguince en el pie derecho.

- Además de las agresiones físicas los detenidos manifiestan y han declarado ante el juez el trato humillante y vejatorio que sufrieron por parte de los agentes, durante los registros y el desplazamiento a los calabozos, con comentarios como “cállate guarro”, “tú no tienes derechos”, “lloras como una nena”, o “el día que te vea por la calle te voy a pegar un tiro”.

- Uno de los testigos de los hechos que se encontraba a pocos metros del bar presenta una brecha en ojo derecho con necesidad de puntos de sutura, alindicar a uno de los agentes que su DNI lo tenía otro policía, y responderle éste con un golpe de porra en la cara.

Leer Más......

Despiden a una adolescente por decir en Facebook que su trabajo es aburrido



Una adolescente británica ha sido despedida por su empresa tras calificar de aburrido su trabajo en Facebook en la ciudad costera de Clacton, al este de la ciudad de Londres.

Su jefe ha convocado a su despacho a Kimberley Swann, de 16 años, y le ha comunicado que quedaba despedida por ese comentario en esa red social en internet, según informa la prensa local.



El jefe le entregó una carta que decía: "A la vista de sus comentarios en Facebook sobre el trabajo y la compañía, creemos que es mejor que, como no está contenta, terminemos con efecto inmediato su empleo en Marketing & Logistics".

Swann ha señalado al periódico su estupor por lo sucedido ya que ni siquiera mencionó en su comentario el nombre de la empresa para la que trabajaba, sino que se había limitado a decir que su labor en la oficina le aburría.

El secretario general del sindicato TUC, Brendan Barber, criticó el hecho de que un empresario se dedicase a husmear en las conversaciones privadas de sus empleados.

Según el líder sindical, "a muy pocos empresarios se les ocurriría seguir a sus trabajadores hasta el bar de la esquina para ver si se quejan del trabajo delante de sus amigos", ha explicado.

Leer Más......

viernes, 27 de febrero de 2009

Bolívar y la Unidad Estudiantil


Por: Movimiento Juvenil Bolivariano

La búsqueda de la unidad de nuestros pueblos ha sido una constante histórica en los movimientos sociales que han luchado por sus derechos. Como parte fundamental del pueblo, los estudiantes han jugado un papel trascendental en esas luchas contra la injusticia social y las tiranías; y ha sido la unidad el principio sobre el cual ha descansado la fuerza de sus organizaciones y el éxito de sus acciones. El Libertador Simón Bolívar es el ejemplo más nítido del valor que toma la idea de la unión para vencer, para construir una patria digna y soberana. La obra, el proyecto y el ideario bolivariano se constituyen en paradigma de lo que deben ser las luchas actuales del movimiento estudiantil y de todo el pueblo colombiano. En esta ponencia queremos demostrar como la unidad estudiantil se constituye en una necesidad principal a la hora de construir una organización de carácter nacional que enfrente las políticas lesivas del Estado colombiano, y cómo el ejemplo de Bolívar nos sirve para lograr ese acometido. Además se hace una comparación entre los fundamentos que deben guiar a la organización estudiantil única que se pretende construir y los principios que guiaron a los patriotas colombianos en su camino hacia la emancipación.


En la historia de la humanidad han existido colosales civilizaciones pero también gigantescas tiranías imperiales, que se sostenían con base en el terror que le imprimieron a sus súbditos y en la subyugación de pueblos que permanecían débiles cuanto más eran disipados. Así sucedió en Nuestra América, donde la crueldad de la corona española mantuvo en la ignorancia y más brutal represión a los hijos de América por más de tres siglos; plagando de oprobios y humillación las tierras desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Pero los próceres de la emancipación americana, a cuya cabeza se encontrará por siempre nuestro Libertador Simón Bolívar, entendieron rápidamente que no existía ninguna razón que justificara continuar entre cadenas y por el contrario sobraban los motivos para buscar la independencia y alcanzar la gloria de la libertad y la igualdad social.

Para ello, no quedaba otro camino que unir esfuerzos y esperanzas en torno a las batallas inaplazables que se sucederían contra la tiranía española. Sólo la unidad de los oprimidos, de los naturales, del campesino descalzo y descamisado, y en general de todos quienes tenían el derecho y el deber de conspirar contra la España invasora, sería la garantía del triunfo revolucionario y de la construcción de Colombia.

Es en el padre de la patria: Simón Bolívar, donde encontramos el ejemplo más nítido de lo que debe ser la unidad: un propósito constante, una aspiración universal; Bolívar es universalista convencido y militante, por eso era su más profundo deseo incorporar a Nuestra América en plan de fuerza activa a la unión de todos los pueblos del mundo.

Esa idea de la unidad de nuestro pueblo contra el despotismo, que debe descansar sobre la cohesión de todos sus constituyentes: estudiantes, campesinos, indígenas, trabajadores y en general de los explotados, tiene que ser parte esencial de nuestras conciencias y de nuestra práctica diaria.

Los estudiantes colombianos, que somos un conjunto social muy heterogéneo, con distintas creencias, diferentes gustos culturales e ideas políticas, no hemos estado a salvo de las lacras que socavan el espíritu de la patria: la explotación, el hambre, la miseria, la carencia de libertad de expresión, la privatización de la educación, la represión y la discriminación son tan sólo algunas de ellas, que sabemos no son sino el producto de la imposición del sistema económico de producción capitalista; el cual sostienen con sevicia, los mercaderes de la muerte y funcionarios serviles del imperialismo que continúan usurpando el poder de nuestros estados.

Es esa necesidad de recuperar los derechos que nos han arrebatado y de alcanzar nuevas victorias sobre los piratas de cuello blanco que hoy profanan nuestro suelo, el motor que auspicia y anima la lucha estudiantil, que a lo largo de nuestro proceso histórico ha asumido diversas y creativas formas, y a que ha estado atravesada por la unidad, como principio, acción y como potencia generadora de legítima rebeldía.

Estuvo presente como estandarte del movimiento estudiantil de Córdoba - Argentina en 1918, así mismo en las jornadas de 8 y 9 de junio de 1929 y 1954 en Colombia, como también en las valerosas luchas de los años 70 y 80 y en el memorable año de 1998, donde los estudiantes en sólida liga con el resto del pueblo, lograron contener el Plan Nacional de Desarrollo del entonces presidente Andrés Pastrana. Y no podríamos dejar de resaltar el papel cumplido por la unidad de los estudiantes en la altiva revolución cubana, cuando se constituyó el célebre Directorio Estudiantil o en las jornadas de mayo del 68 en Francia u octubre del 68 en México. Todos estos fueron momentos coyunturales de importancia, más sin embargo, la unidad estudiantil debe perdurar en el tiempo hasta hacerse un principio de práctica constante, tal y como lo fue para el Padre de la Patria.

La conformación de una organización única de los estudiantes de secundaria; donde confluyamos todos los jóvenes que hoy nos encaminamos hacia la construcción de las trincheras de ideas que consignara el apóstol cubano José Martí en su célebre frase, será un paso gigante en el desarrollo de un movimiento estudiantil fuerte y beligerante. La unidad de los estudiantes deberá ser el máximo estandarte de lucha de ésta organización de Nuestra América.

Reconocer los esfuerzos que hasta el momento se han realizado por construir organización estudiantil y trascender la práctica de la unidad de los marcos coyunturales, es un paso importante que debemos dar los estudiantes en ésta nueva etapa que comenzamos. Esos esfuerzos hechos por la unidad estudiantil han encontrado en el camino, múltiples obstáculos que debemos tener en cuenta para superarlos y avanzar. Algunos de esos obstáculos que podemos citar para explicar el porqué del reflujo y dispersión actual del movimiento estudiantil son: la falta de encuentro en un ideario común, que haga parte de nuestra identidad nacional y que responda a los llamados de nuestros anhelos más profundos y de nuestras raíces más autóctonas; el sectarismo innecesario entre las distintas organizaciones, la falta de dinamismo de las estructuras creadas hasta el momento y cuya influencia en la masa estudiantil es marginal pues no están en permanente contacto con ella. Pero es sin lugar a dudas el terrorismo de Estado, con sus macabras prácticas de represión, el elemento más importante como causante de ese reflujo, inercia y dispersión actual del movimiento estudiantil.

La intención de los oligarcas que hoy ostentan el poder, siempre será amedrentarnos, pues sabe que la unidad de los estudiantes es una potencia de rebeldía que amenaza sus intereses; el usu sistemático del terror como forma de gobernar es una práctica que no es nueva; ya en tiempos de la colonia, el pueblo granadino tuvo que enfrentarse a ella, a la inescrupulosa inquisición de la iglesia y a las más depravadas sentencias que imponían los gobernantes españoles a quienes legítimamente se revelaban contra ellos.

Bolívar entendió que debía hacer esfuerzos por demostrar a nuestros pueblos, que solo enfrentando de manera audaz y organizadamente a la crueldad, esta dejaría de existir; y con éste convencimiento, miles y miles de granadinos, venezolanos y ecuatorianos, con su fuego rebelde, rompieron el hielo del terror que inspiraba España; fueron uniéndose entorno al proyecto emancipador y de múltiples formas: en las milicias, en el Ejército Libertador, en campos y plazas públicas, combatieron con valor a la tiranía española hasta expulsarla de estas tierras.

La máxima organización de los estudiantes de secundaria del país, no tiene porque vacilar en plantear una lucha férrea contra las injustas políticas del Estado; todos los que impulsemos la actividad de ella, debemos reconocer que es nuestro legítimo derecho protestar contra lo injusto. Es el mismo derecho legítimo que asistió a la lucha de los patriotas insurrectos contra España en los albores de la primera emancipación de la América hispana.

Una organización resuelta a sostener batallas decisivas por los derechos estudiantiles y de todo el pueblo es la que debe desarrollarse en cada rincón de la patria.

Esa organización de carácter nacional que hoy comienza a edificarse debe recoger las aspiraciones comunes de los estudiantes colombianos de secundaria; por lo que se convierte en tarea principal, hacer un profundo trabajo de organización en las masas estudiantiles, en sus procesos de base, desde las diferentes expresiones de los estudiantes en los colegios de cada región y del país, llamando a la articulación de todas las organizaciones que ya existen entre los estudiantes en torno al fortalecimiento de una sólida fuerza estudiantil.
Señalaba el libertador en uno de sus escritos que "es la unión, ciertamente, más ésta unión no nos vendrá de prodigios divinos, sino por efectos sensibles y esfuerzos bien dirigidos"; Bolívar nos llama a través de la historia a no aplazar más la empresa de construir la unidad estudiantil, nos convoca para que emprendamos de manera organizada y sin cansancio la tarea de fortalecer la liga de todo el pueblo colombiano y de los pueblos de nuestra América entorno a la segunda y definitiva independencia.

Lo que como colombianos hagamos por la libertad y por la construcción de una Nueva Colombia en paz con justicia social, necesariamente estará ligado al destino de los pueblos de América Latina y el Caribe. Bolívar, el más grande y convencido y militante de la idea de unidad latinoamericana y caribeña hacia la conformación de la patria grande, nos enseña que uno de los principios sobre los cuales debe reposar la educación del ciudadano y la conciencia de un luchador revolucionario es la solidaridad con los pueblos del mundo, la unión con quienes comparten con nosotros el anhelo y el deber histórico de asegurar un porvenir mejor para la humanidad.

Estas modestas consideraciones que hacemos quienes militamos con alegría y voluntad en los cientos de núcleos clandestinos del movimiento juvenil bolivariano esperamos que sean tenidos en cuenta para el debate y la construcción colectiva acerca de la organización estudiantil de secundaria que debemos construir entre todos, con una alta disciplina, valor, con ilustración e inquebrantable decisión, para de esta manera entrar triunfantes en los gloriosos anales de la historia.

¡Con Bolívar venceremos!
MOVIMIENTO JUVENIL BOLIVARIANO

Leer Más......

Voz de la juventud latinoamericana se alza en nombre de la justicia

Por: Diana Ferreiro Hernández y Lázaro Jorge Carrasco, estudiantes de periodismo.

La joven argentina María Laura Fernández dialogó con JR sobre la responsabilidad de las nuevas generaciones en la lucha por las causas comunes de los pueblos de América.

La juventud latinoamericana tuvo oportunidad de levantar la voz en nombre de la justicia y los derechos humanos, durante la estancia en la Isla de la XVI Brigada Sudamericana de Trabajo Voluntario y Solidaridad con Cuba, desde el pasado 26 de enero y hasta este mes de febrero.


María Laura Fernández, representante argentina, dialogó con JR acerca de la responsabilidad de las nuevas generaciones en la lucha por las causas comunes de nuestros pueblos de América.

—¿Cuál crees que debería ser el papel de la juventud latinoamericana en la lucha por el caso de los Cinco?

—La posición de la juventud debería ser, al menos en cada uno de nuestros países, de ayuda. Nos corresponde contribuir, principalmente, mediante la difusión de información relacionada con el tema, pero cada uno de nosotros se mueve en ámbitos diferentes, y por tanto, no todos tenemos acceso al mismo nivel de información.

«De hecho, muchos de los integrantes de la brigada de Argentina no teníamos noticias de lo que estaba sucediendo con los cinco cubanos presos en EE.UU., hasta llegar a Cuba y ponernos al tanto del tema.

«Es una falencia grave de nuestro país el tópico de la información y de los circuitos de información alternativa, no solo por la censura, sino por el hecho de que los grandes medios de comunicación no son coincidentes con algunos temas, tales como el caso de los Cinco. De esta manera ya no sería censura sino falta de difusión.

«Digamos que nosotros no podemos esperar una divulgación de estos asuntos en medios como la radio, la televisión o los diarios, pero sí ocurre que se difunde en otros, alternativos, a los cuales no todos los jóvenes tienen acceso. Eso representa un problema. Por otro lado, la juventud, al menos la argentina, tiene una falta de interés generalizada hacia todo lo que es política, lo cual se ha intensificado en estos años en nuestro país».

—¿Por qué crees que la causa de los Cinco se ha convertido en una cuestión no solo cubana, sino latinoamericana y hasta mundial?

—Porque esa clase de injusticias también ocurren en otros países. En Argentina hemos tenido presos políticos, criminalización de las protestas sociales y de cualquier tipo de reclamación que vaya en contra del poder establecido, por lo tanto, la lucha por la liberación de los cinco héroes cubanos representa un símbolo que encarna, a la vez, muchas otras injusticias vigentes en otros países de América Latina y del mundo.

—¿Integras la Brigada por alguna razón particular?

—Sí, conocer Cuba es un proyecto de hace muchos años, más allá de la brigada. La razón principal es tener la oportunidad de sentir el socialismo directamente, pues creo que ustedes son historia viva.

«Otro de los motivos del viaje es poder defender este sistema habiéndolo vivido, y sobre todo, luego de conocer cómo se educan ustedes, cómo tratan el tema de la salud y el de la política.

«En Argentina, los medios llevan una enorme campaña de difamación contra Cuba, y uno a veces discute sobre la base de la información distorsionada que recibe. Entonces es muy difícil defender algo desconocido».

La Brigada, integrada en su mayoría por jóvenes, tuvo sus inicios en 1993. En esta ocasión estuvo dedicada al aniversario 50 de la Revolución Cubana, y fue organizada por la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, en coordinación con la Unión de Jóvenes Comunistas y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

Más de 280 brigadistas, pertenecientes a países como Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia, visitaron durante su estancia lugares de valor histórico-cultural, tales como el Museo de la Revolución, en la capital; el Memorial Ernesto Che Guevara, en Santa Clara; el Monumento La Demajagua, en Granma, y el Cuartel Moncada en Santiago de Cuba.

También tuvieron la oportunidad de sostener un provechoso intercambio con Magalys Llort, Mirta Rodríguez e Irma Sehwerert, madres de Fernando, Antonio y René, respectivamente, tres de los cinco cubanos antiterroristas encarcelados en EE.UU.

En su declaración final los integrantes de la XVI Brigada Sudamericana afirmaron que «la Revolución socialista de Cuba ha inspirado transformaciones profundas en toda Latinoamérica».

Leer Más......

¿Qué debe ser un joven comunista?


Ernesto Che Guevara

Discurso en la conmemoración del segundo aniversario de la integración de las organizaciones juveniles cubanas de las distintas organizaciones políticas que participaron de la Revolución Cubana Queridoscompañeros:

Una de las tareas más gratas de un revolucionario, es ir observando en el transcurso de los años de Revolución cómo se van formando, decantando y fortaleciendo las instituciones que nacieron al inicio de la Revolución; cómo se convierten en verdaderas instituciones con fuerza, vigor y autoridad entre las masas, aquellas organizaciones que empezaron en pequeña escala con muchas dificultades, con muchas indecisiones, y se fueron transformando, mediante el trabajo diario y el contacto con las masas, en pujantes representaciones del movimiento revolucionario de hoy.


La Unión de Jóvenes Comunistas tiene casi los mismos años que nuestra Revolución, a través de los distintos nombres que tuviera, a través de las distintas formas de organización. Al principio fue una emanación del Ejército Rebelde. De allí quizás surgiera también su nombre. Era una organización ligada al ejército para iniciar a la juventud cubana en las tareas masivas de la defensa nacional, que era el problema más urgente y el que precisaba de una solución más rápida.

En el antiguo Departamento de Instrucción del Ejército Rebelde nacieron la Asociación de Jóvenes Rebeldes y las Milicias Nacionales Revolucionarias. Después adquirieron vida propia: esta última la de una pujante formación de pueblo armado, representante del pueblo armado y con categoría propia, fundida con nuestro ejército en las tareas de defensa. La otra, como una organización destinada a la superación política de la juventud cubana.

Después, cuando se fue consolidando la Revolución y pudimos ya plantearnos las tareas nuevas que se ven en el horizonte sugirió el compañero Fidel el cambio de nombre de esta organización. Un cambio de nombres que es toda una expresión de principios. La Unión de Jóvenes Comunistas, está directamente orientada hacia el futuro. Está vertebrada con vista al futuro luminoso de la sociedad socialista, después de atravesar el camino difícil en que estamos ahora de la construcción de una sociedad nueva, en el camino del afianzamiento total de la dictadura de clase, expresada a través de la sociedad socialista, para llegar finalmente a la sociedad sin clases, la sociedad perfecta, la sociedad que ustedes serán los encargados de construir, de orientar y de dirigir en el futuro. Para ello, la Unión de Jóvenes Comunistas alza sus símbolos, que son los símbolos de todo el pueblo de Cuba: el estudio, el trabajo y el fusil.

Y en sus medallones se muestran los de los más altos exponentes de la juventud cubana, muertos ambos trágicamente sin poder llegar a ver el resultado final de esta lucha en que todos estamos empeñados: Julio Antonio Mella y Camilo Cienfuegos.

En este segundo aniversario, en esta hora de construcción febril, de preparativos constantes para la defensa del país, de preparación técnica y tecnológica acelerada al máximo, debe plantearse siempre, y ante todo, el problema de qué es y qué debe ser la Unión de Jóvenes Comunistas.

La Unión de Jóvenes Comunistas tiene que definirse con una sola palabra: vanguardia. Ustedes, compañeros, deben ser la vanguardia de todos los movimientos. Los primeros en estar dispuestos para los sacrificios que la Revolución demande, cualquiera que sea la índole de esos sacrificios. Los primeros en el trabajo. Los primeros en el estudio.Los primeros en la defensa del país. Y plantearse esta tarea no sólo como la expresión total de la juventud de Cuba, no sólo como una tarea de grandes masas vertebradas en una institución, sino como las tareas diarias de cada uno de los integrantes de la Unión de Jóvenes Comunistas. Para ello, hay que plantearse tareas reales y concretas, tareas de trabajo cotidiano que no pueden admitir el más mínimo desmayo.

La tarea de la organización debe estar constantemente unida a todo el trabajo que se desarrolle en la Unión de Jóvenes Comunistas. La organización es la clave que permite atenazar las iniciativas que surgen de los líderes de la Revolución, las iniciativas que plantea en reiteradas oportunidades nuestro Primer Ministro, y las iniciativas que surgen del seno de la clase obrera, que deben transformarse también en directivas precisas, en ideas precisas para la acción subsiguiente.
Si no existe la organización, las ideas, después del primer momento de impulso, van perdiendo eficacia, van cayendo en la rutina, van cayendo en el conformismo, y acaban por ser simplemente un recuerdo. Hago esta advertencia porque muchas veces en este corto y, sin embargo, tan rico período de nuestra Revolución, muchas grandes iniciativas han fracasado, han caído en el olvido por la falta del aparato organizativo necesario para poder sustentarlas y llevarlas a buen fin.

Al mismo tiempo, todos y cada uno de ustedes deben tener presente que ser joven comunista, pertenecer a la Unión de Jóvenes Comunistas, no es una gracia que alguien les concede, ni es una gracia que ustedes conceden al Estado o a la Revolución. Pertenecer a la Unión de Jóvenes Comunistas debe ser el más alto honor de un joven de la sociedad nueva. Debe ser un honor por el que luchen en cada momento de su existencia. Y, además, el honor de mantenerse y mantener en alto el nombre individual dentro del gran nombre de la Unión de Jóvenes Comunistas. Debe ser un empeño constante también.

En esta forma avanzaremos aún más rápidamente. Acostumbrándonos a pensar como masa, a actuar con las iniciativas que nos brinda la gran iniciativa de la masa obrera y las iniciativas de nuestros máximos dirigentes; y, al mismo tiempo, actuar siempre como individuos, permanentemente preocupados de nuestros propios actos, permanentemente preocupados de que nuestros actos no manchen nuestro nombre ni el nombre de la asociación a que pertenecemos.

Después de dos años podemos recapitular y observar cuáles han sido los resultados de esta tarea. Y hay enormes logros en la vida de la Unión de Jóvenes Comunistas. Uno de los más importantes, de los más espectaculares, ha sido el de la defensa. Los jóvenes que primero -algunos de ellos-, subieron los cinco picos del Turquino; los que se enrolaron en una serie de organizaciones militares, todos los que empuñaron el fusil en los momentos de peligro estuvieron prestos a defender la Revolución en cada uno de los lugares donde se esperaba la invasión o la acción enemiga.

A los jóvenes de Playa Girón les cupo el altísimo honor de poder defender allí a nuestra Revolución, defender a las instituciones que hemos creado a fuerza de sacrificio, los logros que todo el pueblo ha conseguido en años de lucha; toda nuestra Revolución se defendió allí en setenta y dos horas de lucha.

La intención del enemigo era crear una cabeza de playa suficientemente fuerte, con un aeropuerto dentro, que permitiera hostilizar todo nuestro territorio, bombardearlo inmisericordemente, convertir nuestras fábricas en cenizas, reducir a polvo nuestros medios de comunicación, arruinar nuestra agricultura. En una palabra: sembrar el caos en nuestro país. La acción decidida de nuestro pueblo liquidó la intentona imperialista en solo setenta y dos horas.

Jóvenes que aún eran niños, se cubrieron de gloria. Algunos están hoy aquí como exponentes de esa juventud heroica, y de otros nos queda por lo menos su nombre como recuerdo, como acicate para nuevas batallas, que habrá que dar, para nuevas actitudes heroicas frente al ataque imperialista.

En el momento en que la defensa del país era la tarea más importante la juventud estuvo presente. Hoy la defensa del país sigue ocupando el primer lugar en nuestros deberes. Pero no debemos olvidar que la consigna que guía a los Jóvenes Comunistas está íntimamente unida entre sí: no puede haber defensa del país solamente en el ejercicio de las armas, prestos a la defensa, sino que, además debemos defender el país construyéndolo con nuestro trabajo y preparando los nuevos cuadros técnicos para acelerar su desarrollo en los años venideros.
Ahora esta tarea adquiere una importancia enorme y está a la misma altura que la del ejercicio directo de las armas. Cuando se plantearon problemas como estos la juventud dijo presente una vez más. Los jóvenes brigadistas respondiendo al llamamiento de la Revolución, invadieron todos los rincones del país. Y así, en pocos meses y en batalla muy dura -donde hubo incluso mártires de la Revolución, mártires de la educación-, pudimos anunciar una situación nueva en América: la de que Cuba era el territorio libre de analfabetismo en América.

El estudio a todos los niveles es también hoy una tarea de la juventud. El estudio mezclado con el trabajo, como en los casos de los jóvenes estudiantes que están recogiendo café en Oriente, que utilizan sus vacaciones para recoger un grano tan importante en nuestro país, para nuestro comercio exterior, para nosotros, que consumimos una gran cantidad de café todos los días. Esta tarea es similar a la de la alfabetización. Es una tarea de sacrificio que se hace alegremente, reuniéndose los compañeros estudiantes -una vez más- en las montañas de nuestro país para llevar allí su mensaje revolucionario.

Son muy importantes esas tareas porque dentro de ellas la Unión de Jóvenes Comunistas, los jóvenes comunistas no solamente dan. Reciben, y en algunos casos más de lo que dan: adquieren experiencias nuevas, una nueva experiencia del contacto humano, nuevas experiencias de cómo viven nuestros campesinos, de cómo es el trabajo y la vida en los lugares más apartados, de todo lo que hay que hacer para elevar aquellas regiones al mismo nivel que los lugares mas habitables del campo y las ciudades. Adquieren experiencia y madurez revolucionarias. Los compañeros que pasan por aquellas tareas de alfabetizar o recoger café, en contacto directo con nuestro pueblo ayudándolo lejos de sus hogares reciben -puedo afirmarlo- más alma de la que dan, ¡Y la que dan es mucha!
Esta es la forma de educación que mejor cuadra a una juventud que se prepara para el comunismo: la forma de educación en la cual el trabajo pierde la categoría de obsesión que tiene en el mundo capitalista y pasa a ser un grato deber social, que se realiza con alegría, que se realiza al son de cánticos revolucionarios, en medio de la camaradería más fraternal, en medio de contactos humanos que vigorizan a unos y otros, y a todos elevan.

Además, la Unión de Jóvenes Comunistas ha avanzado mucho en su organización. De aquel débil embrión que se formara como apéndice del Ejército Rebelde, a esta organización de hoy, hay una gran diferencia. Por todas partes, en todos los centros de trabajo, en todos los organismos administrativos, en todos los lugares donde puedan ejercer su acción, allí hay jóvenes comunistas y allí están trabajando para la Revolución. El avance organizativo debe ser considerado también como un logro importante de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Sin embargo, compañeros, en este camino difícil ha habido muchos problemas, ha habido dificultades grandes, ha habido errores groseros, y no siempre hemos podido superarlos. Es evidente que la Unión de Jóvenes Comunistas, como organismo menor, como hermano menor de las Organizaciones Revolucionarias Integradas, tiene que beber allí de las experiencias de los compañeros que han trabajado más en todas las tareas revolucionarias, y debe escuchar siempre -con respeto- la voz de esa experiencia.

Pero la juventud tiene que crear. Una juventud que no crea es una anomalía, realmente y a la Unión de Jóvenes Comunistas le ha faltado un poco de espíritu creador. Ha sido, a través de su dirigencia, demasiado dócil, demasiado respetuosa y poco decidida a plantearse problemas propios. Hoy se está rompiendo eso. El compañero Joel nos hablaba de las iniciativas de los trabajos en las granjas. Son ejemplos de cómo se empieza a romper la dependencia total -que se convierte en absurda- de un organismo mayor, cómo se empieza a pensar con la propia cabeza.

Pero es que nosotros, y nuestra juventud con todos nosotros, está convaleciente de una enfermedad que, afortunadamente, no fue muy larga, pero que influyó mucho en el retraso del desarrollo de la profundización ideológica de nuestra Revolución. Estamos todos convalescientes de ese mal, llamado sectarismo.

¿A qué condujo el sectarismo? Condujo a la copia mecánica, a los análisis formales, a la separación entre la dirigencia y las masas. Incluso en nuestra Dirección Nacional, y el reflejo directo se produjo aquí, en la Unión de Jóvenes Comunistas. Si nosotros -también desorientados por el fenómeno del sectarismo– no alcanzábamos a recibir la voz del pueblo, que es la voz más sabia y más orientadora, si no alcanzábamos a recibir las palpitaciones del pueblo para poder transformarlas en ideas concretas, en directivas precisas, mal podríamos dar esas directivas a la Unión de Jóvenes Comunistas. Y como la dependencia era absoluta, como la docilidad era muy grande, la Unión de Jóvenes Comunistas navegaba como un pequeño barquito al garete, dependiendo del gran barco: nuestras Organizaciones Revolucionarias, que también éstas marchaban al garete.

Aquí se producían iniciativas pequeñas, que era lo único capaz de producir la Unión de Jóvenes Comunistas, las cuales se transformaban a veces en slogans groseros, en evidentes manifestaciones faltas de profundidad ideológica. El compañero Fidel hizo serias críticas de extremismos y de expresiones, algunas tan conocidas por todos ustedes como: “la ORI es la candela…”, “somos socialistas, p’alante y p’alante…” Todas aquellas cosas que criticara Fidel, y que ustedes conocen bien, eran el reflejo del mal que gravaba nuestra Revolución.
Hemos salido de esa etapa. La hemos liquidado totalmente, pero sin embargo, los organismos van siempre un poco más lentamente. Es como un mal que hubiera tenido inconsciente a una persona. Cuando el mal cede, el cerebro recupera la claridad mental, pero todavía los miembros no coordinan bien sus movimientos. Los primeros días después de levantarse del lecho el andar es inseguro y poco a poco se va adquiriendo la nueva seguridad. En ese camino estamos nosotros.

Así debemos definir y analizar objetivamente todos nuestros organismos para seguir limpiando. Saber, para no caernos, para no tropezar e irnos al suelo; conocer nuestras debilidades para aprender a resolverlas, conocer nuestras flaquezas para liquidarlas y adquirir más fuerza. Esa falta de iniciativa propia se debe al desconocimiento, durante un buen tiempo, de la dialéctica que mueve los organismos de masas y al olvido de que los organismos como la Unión de Jóvenes Comunistas no pueden ser simplemente de dirección, no pueden ser algo que constantemente mande directivas hacia las bases y que no reciba nada de ellas.

Se pensaba que la Unión de Jóvenes Comunistas y todas las organizaciones de Cuba eran organizaciones de una sola línea. Una sola línea que iba desde la cabeza hacia las bases, pero que no tenía un cable de retorno que trajera la comunicación de las bases. Un doble y constante intercambio de experiencias, de ideas, de directivas, que vienen a ser las más importantes, las que hicieran centrar el trabajo de nuestra juventud.

Al mismo tiempo se podían recoger los puntos en que estuviera más flojo el trabajo, los puntos donde se flaqueara más.

Nosotros vemos todavía cómo los jóvenes, héroes de novelas casi, que pueden entregar su vida cien veces por la Revolución, que se les llama para cualquier tarea concreta y esporádica, y marchan en masa hacia ellas. Sin embargo a veces faltan a su trabajo porque tenían una reunión de la Unión de Jóvenes Comunistas, o porque se acostaron tarde la noche anterior, discutiendo alguna iniciativa de los Jóvenes Comunistas, o simplemente no van al trabajo porque no, sin causa justificada.

Cuando se observa una brigada de trabajo voluntario donde se supone que están los Jóvenes Comunistas en muchos casos no los hay. No hay uno. El dirigente tenía que ir a una reunión, el otro estaba enfermo, el de más allá no se había enterado bien. Y el resultado es que la actitud fundamental, la actitud de vanguardia del pueblo, la actitud de ejemplo viviente que conmueve y lleva adelante a todo el mundo -como hicieron los jóvenes de Playa Girón-, esa actitud no se repite en el trabajo. La seriedad que debe tener la juventud de hoy para afrontar los grandes compromisos -y “el compromiso mayor es la construcción de la sociedad socialista- no se refleja en el trabajo concreto. Hay debilidades grandes y hay que trabajar sobre ellas.

Trabajar organizando, trabajar puntualizando el lugar donde duele, el lugar donde hay debilidades que corregir, y trabajar sobre cada uno de ustedes para poner bien claro en sus conciencias que no puede ser buen comunista aquel que solamente piensa en la Revolución cuando llega el momento del sacrificio, del combate, de la aventura heroica, de lo que se sale de lo vulgar y de lo cotidiano y, sin embargo, en el trabajo es mediocre o menos que mediocre.

¿Cómo puede ser eso, si ustedes reciben ya el nombre de Jóvenes Comunistas, el nombre que nosotros, como organización dirigente, partido dirigente, todavía no tenemos? Ustedes que tienen que construir un futuro en el cual el trabajo será la dignidad máxima del hombre, el trabajo será un deber social, un gusto que se da el hombre, donde el trabajo será creador al máximo y todo el mundo deberá estar interesado en su trabajo y en el de los demás, en el avance de la sociedad, día a día. ¿Cómo puede ser que ustedes que ya hoy tienen ese nombre, desdeñan el trabajo ? Ah! hay una falla. Una falla de organización, de esclarecimiento, de trabajo. Una falla además, humana. A todos nosotros -a todos, yo creo- nos gusta mucho más aquello que rompe la monotonía de la vida, aquello que de pronto, una vez cada cierto tiempo, lo hace pensar a uno en su propio valor, en el valor que tiene dentro de la sociedad.

Y me imagino el orgullo de aquellos compañeros que estaban en una “cuatro bocas”, por ejemplo, defendiendo su patria de los aviones yanquis, y de pronto a alguien le tocaba la suerte de ver que sus balas alcanzaban un avión enemigo. Evidentemente es el momento más feliz en la vida de un hombre. Eso nunca se olvida. Nunca lo olvidarán los compañeros a los que les tocó vivir esa experiencia.

Pero nosotros tenemos que defender nuestra Revolución, la que estamos haciendo todos los días. Y para poder defenderla, hay que ir construyéndola, fortificándola con ese trabajo que hoy no le gusta a la juventud, o que, por lo menos, considera como el último de sus deberes, porque conserva todavía la mentalidad antigua, la mentalidad proveniente del mundo capitalista, o sea que el trabajo es, sí, un deber, es una necesidad, pero un deber y una necesidad tristes.

¿Por qué ocurre esto? Porque todavía no le hemos dado al trabajo su verdadero sentido. No hemos sido capaces de unir al trabajador con el objeto de su trabajo. Y al mismo tiempo, de impartirle al trabajador conciencia de la importancia que tiene el acto creativo que día a día realiza.

El trabajador y la máquina, el trabajador y el objeto sobre el que se ejerce el trabajo son dos cosas diferentes y antagónicas. Y ahí hay que trabajar, para ir formando nuevas generaciones que tengan el interés máximo en trabajar y sepan encontrar en el trabajo una fuente permanente y constantemente cambiante de nuevas emociones.

Hacer del trabajo algo creador, algo nuevo es quizás el punto más flojo de nuestra Unión de Jóvenes Comunistas. Hoy por eso recalco este punto, y en medio de la alegría de festejar esta fecha aniversario, vuelvo a poner la pequeña gota de amargura para tocar el punto sensible, para llamar a la juventud a que reaccione.

Hoy nos pasó en una asamblea en que se discutía la emulación en el Ministerio. Muchos de ustedes probablemente ya hayan discutido la emulación en sus centros de trabajo y hayan leído un tremendo papel que está circulando. Pero ¿cuál es el problema de la emulación, compañeros? El problema es que la emulación no puede regirse por papeles que la reglamenten, la ordenen y le den un molde. El reglamento y el molde son necesarios para poder comparar después el trabajo de la gente entusiasta que está emulando.

Cuando dos compañeros empiezan a emular, cada uno en una máquina para construir más, después de un tiempo empiezan a sentir la necesidad de algún reglamento para determinar cuál de los dos produce más en su máquina: de la calidad del producto, de la cantidad, de las horas de trabajo, la forma en que queda la máquina después, cómo la han atendido…Muchas cosas. Pero si en vez de tratarse de dos compañeros que efectivamente emulan y a los cuales nosotros vamos a darles un reglamento, aparece un reglamento para otros dos que están pensando en que llegue la hora para irse a su casa, ¿para qué sirve el reglamento, qué función cumple?
En muchas cosas estamos trabajando con reglamento y haciendo el molde para algo que no existe. El molde tiene que tener un contenido, el reglamento tiene que ser, en estos casos, lo que defina y limite una situación ya creada. El reglamento debiera ser el resultado de la emulación llevada a cabo anárquicamente si quieren, sí, pero entusiasta, desbordante por todos los centros de trabajo de Cuba. Automáticamente surgiría la necesidad de reglamentar, de hacer una emulación con reglamentos.

Así hemos tratado muchos problemas, así hemos sido formales en el tratamiento de muchas cosas. Y cuando en esa asamblea pregunté por que no había estado, o cuántas veces había estado el secretario de los Jóvenes Comunistas, supe que había estado alguna vez, pocas, y que los Jóvenes Comunistas no habían estado.

Pero en el curso de la asamblea, discutiendo estos problemas y otros, los Jóvenes Comunistas, el núcleo, la Federación de Mujeres y los Comités de Defensa y el Sindicato, naturalmente, se llenaron de entusiasmo. Por lo menos se llenaron de un rescoldo interno, de amargura, de un deseo de mejorar, un deseo de demostrar que eran capaces de hacer aquello que no se ha hecho: mover a la gente. Entonces, de pronto, todos se comprometieron a hacer que el Ministerio completo emulara en todos los niveles, a discutir el reglamento, después de establecer las emulaciones, ya venir dentro de quince días a presentar ya todo un hecho concreto, con todo el Ministerio emulando entre sí.

Ya allí hay movilización. La gente ya ha comprendido y ha sentido internamente -porque cada compañero de esos es un gran compañero- que había algo flojo en su trabajo. Se ha llenado de dignidad herida y ha ido a resolver. Eso es lo que hay que hacer. Acordarse de que el trabajo es lo más importante. Perdónenme si insisto una y otra vez, pero es que sin trabajo no hay nada. Toda la riqueza del mundo, todos los valores que tiene la humanidad, son nada más que trabajo acumulado. Sin eso no puede existir nada. Sin el trabajo extra que se da para crear más excedentes para nuevas fábricas, para nuevas instalaciones sociales el país no avanza, y por más fuertes que sean nuestros ejércitos estaremos siempre con un ritmo lento de crecimiento, y hay que romper eso, romper con todos los viejos errores, manifestarlos a la luz pública, analizarlos en cada lugar, y entonces, corregirlos.

Quiero plantear ahora, compañeros, cuál es mi opinión, la visión de un dirigente nacional de las ORI, de lo que debe ser un joven comunista, a ver si estamos de acuerdo todos.

Yo creo que lo primero que debe caracterizar a un joven comunista es el honor que siente por ser Joven Comunista. Ese honor que le lleva a mostrar ante todo el mundo su condición de joven comunista, que no lo vuelca en la clandestinidad, que no lo reduce a fórmulas, sino que lo expresa en cada momento, que le sale del espíritu, que tiene interés en demostrarlo porque es su símbolo de orgullo.

Junto a eso, un gran sentido del deber hacia la sociedad que estamos construyendo, con nuestros semejantes como seres humanos y con todos los hombres del mundo. Eso es algo que debe caracterizar al joven comunista. Al lado de eso, una gran sensibilidad ante todos los problemas, gran sensibilidad frente a la injusticia; espíritu inconforme cada vez que surge algo que está mal, lo haya dicho quien lo haya dicho. Plantearse todo lo que no se entienda; discutir y pedir aclaración de lo que no esté claro; declararle la guerra al formalismo, a todos los tipos de formalismo. Estar siempre abierto para recibir las nuevas experiencias, para conformar la gran experiencia de la humanidad, que lleva muchos años avanzando por la senda del socialismo, a las condiciones concretas de nuestro país, a las realidades que existen en Cuba: y pensar -todos y cada uno.- cómo ir cambiando la realidad, cómo ir mejorándola.

El joven comunista debe proponerse ser siempre el primero en todo, luchar por ser el primero, y sentirse molesto cuando en algo ocupa otro lugar. Luchar por mejorar, por ser el primero. Claro que no todos pueden ser el primero, pero sí estar entre los primeros, en el grupo de Vanguardia. Ser un ejemplo vivo, ser el espejo donde se miren los compañeros que no pertenezcan a las juventudes comunistas, ser el ejemplo donde puedan mirarse los hombres y mujeres de edad más avanzada que han perdido cierto entusiasmo juvenil, que han perdido la fe en la vida y que ante el estímulo del ejemplo reaccionan siempre bien. Esa es otra tarea de los jóvenes comunistas.

Junto a eso, un gran espíritu de sacrificio, un espíritu de sacrificio no solamente para las jornadas heroicas, sino para todo momento. Sacrificarse para ayudar al compañero en las pequeñas tareas, para que pueda así cumplir su trabajo, para que pueda cumplir con su deber en el colegio, en el estudio, para que pueda mejorar de cualquier manera. Estar siempre atenta a toda la masa humana que lo rodea.

Es decir: se plantea a todo joven comunista ser esencialmente humano, ser tan humano que se acerque a lo mejor de lo humano, purificar lo mejor del hombre por medio del trabajo, del estudio, del ejercicio de la solidaridad continuada con el pueblo y con todos los pueblos del mundo, desarrollar al máximo la sensibilidad hasta sentirse angustiado cuando se asesina a un hombre en cualquier rincón del mundo y para sentirse entusiasmado cuando en algún rincón del mundo se alza una nueva bandera de libertad.
El joven comunista no puede estar limitado por las fronteras de un territorio: el joven comunista debe practicar el internacionalismo proletario y sentirlo como cosa propia. Acordarse, como debemos acordarnos nosotros, aspirantes a comunistas aquí en Cuba, que somas un ejemplo real y palpable para toda nuestra América, y más aún que para nuestra América, para otros países del mundo que luchan también en otros continentes por su libertad, contra el colonialismo, contra el neocolonialismo, contra el imperialismo, contra todas las formas de opresión de los sistemas injustos; acordarse siempre de que somos una antorcha encendida, de que nosotros todos somos el mismo espejo que cada uno de nosotros individualmente es para el pueblo de Cuba, y somos ese espejo para que se miren en él los pueblos de América, los pueblos del mundo oprimido que luchan por su libertad. Y debemos ser dignos de ese ejemplo. En todo momento y a toda hora debemos ser dignos de ese ejemplo.

Eso es lo que nosotros pensamos que debe ser un joven comunista. Y si se nos dijera que somos casi unos románticos, que somos unos idealistas inveterados, que estamos pensando en cosas imposibles, y que no se puede lograr de la masa de un pueblo el que sea casi un arquetipo humano, nosotros tenemos que contestar, una y mil veces que sí, que sí se puede, que estamos en lo cierto, que todo el pueblo puede ir avanzando, ir liquidando las pequeñeces humanas, como se han ido liquidando en Cuba en estos cuatro años de Revolución; ir perfeccionándose como nos perfeccionamos todos día a día, liquidando intransigentemente a todos aquellos que se quedan atrás, que no son capaces de marchar al ritmo que marcha la Revolución Cubana. Tiene que ser así, debe ser así, y así será, compañeros. Será así, porque ustedes son jóvenes comunistas, creadores de la sociedad perfecta, seres humanos destinados a vivir en un mundo nuevo de donde habrá desaparecido definitivamente todo lo caduco, todo lo viejo, todo lo que represente la sociedad cuyas bases acaban de ser destruidas.

Para alcanzar eso hay que trabajar todos los días. Trabajar en el sentido interno de perfeccionamiento, de aumento de los conocimientos, de aumento de la comprensión del mundo que nos rodea. Inquirir y averiguar y conocer bien el porqué de las cosas y plantearse siempre los grandes problemas de la humanidad como problemas propios.

Así, en un momento dado, en un día cualquiera de años que vienen -después de pasar muchos sacrificios, sí, después de habernos visto quizá muchas veces al borde de la destrucción-, después de haber visto quizá cómo nuestras fábricas son destruidas y de haberlas reconstruido nuevamente, después de asistir al asesinato, a la matanza, de muchos de nosotros y de reconstruir la que sea destruido, al fin de todo esto, un día cualquiera, casi sin darnos cuenta, habremos creado, junto con los otros pueblos del mundo, la sociedad comunista, nuestro ideal.

Compañeros, hablarle a la juventud es una tarea muy grande. Uno se siente en ese momento capaz de transmitir algunas cosas y siente la comprensión de la juventud. Hay muchas cosas que quisiera decir de todos nuestros esfuerzos, nuestros afanes; de cómo, sin embargo, muchos de ellos se rompen ante la realidad diaria y cómo hay que volver a iniciarlos. De los momentos de flaqueza y de cómo el contacto con el pueblo -con los ideales y la pureza del pueblo- nos infunde nuevo fervor revolucionario.

Habría muchas cosas de que hablar. Pero también tenemos que cumplir con nuestros deberes. Y aprovecho para explicarles por qué me despido de ustedes, con toda mala intención si ustedes quieren. Me despido de ustedes, porque voy a cumplir con mi deber de trabajador voluntario a una textilera; allí estamos trabajando desde hace ya algún tiempo. Estamos emulando con la Empresa Consolidada de Hilados y Tejidos Planos que trabaja en otra textilera y estamos emulando con la Junta Central de Planificación, que trabaja en otra textilera.

Quiero decirles, honestamente, que el Ministerio de Industrias va último en la emulación, que tenemos que hacer un esfuerzo mayor, más grande, repetido constantemente, para avanzar, para poder cumplir aquello que nosotros mismos decimos de ser los mejores, de aspirar a ser los mejores, porque nos duele ser los últimos en la emulación socialista.

Sucede, simplemente, que aquí ha ocurrido lo mismo que les ha ocurrido a muchos de ustedes: la emulación es fría, un poco inventada, y no hemos sabido entrar en contacto directo con la masa de trabajadores de la industria. Mañana tendremos una asamblea para discutir esos problemas y para tratar de resolverlos todos, de buscar los puntos de unión, de establecer un lenguaje común de una identidad absoluta entre los trabajadores de esa industria y nosotros los trabajadores del Ministerio. Y después de logrado eso, estoy seguro de que aumentaremos mucho los rendimientos allí y que podremos, por lo menos, luchar honorablemente por los primeros lugares.

En todo caso, en la próxima asamblea el año que viene les contaremos el resultado. Hasta entonces.

Leer Más......

miércoles, 25 de febrero de 2009

Estudiantes aún esperan que autoridades UCV condenen quema en Escuela Trabajo Social


VTV

Los estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV), cuestionaron la actitud y conducta indiferente de las autoridades universitarias que han quedado mudos y ciegos ante los actos de vandalismos perpetrados durante la madrugada de este domingo contra los espacios que fueron quemados con bombas incendiarias.

Jean Pierre Rangel, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela, repudió estas acciones vandálicas que buscaban hacer callar la voz de los estudiantes progresistas en la máxima casa de estudios de Venezuela. Dijo que los sectores estudiantiles opositores, que frecuentemente hablan de "defender" la autonomía universitaria, nada han dicho sobre este acto terrorista, uno más que han sufrido dentro de la universidad debido a su posición abierta y sincera a favor de la Revolución Bolivariana.

"Y por qué no se pronuncian sobre lo que sucedió acá, que es un hecho público y notorio. Hacemos un llamado a que se rechacen estos actos de violencia…"

Criticó, además, la conducta de la rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, quien aún, inexplicablemente, no ha fijado posición ante este ataque al patrimonio de la universidad.

"La rectora hasta el momento aún no ha hecho ningún pronunciamiento...", reclamó el estudiante, al informar que los equipos policiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) pudieron ingresar para recolectar evidencias en la escena del crimen, gracias a que la rectora esta vez no lo impidió, pero sin querer apersonarse en el sitio tal como lo hizo cuando ocurrió la supuesta quema de una camioneta del Presidente de la Federación de Centros Universitarios, Ricardo Sánchez.

"Cuando al compañero Sánchez le quemaron la camioneta, no había pasado una hora cuando la rectora y personajes de la oposición y medios privados llegaron. Y acá (en la escuela de Trabajo Social) sólo hemos tenido el respaldo de las cámaras de VTV".

Invitó para este martes a concentrarse en los espacios de la Escuela, para iniciar los trabajos de recuperación de los locales quemados por la ultraderecha.
Dijo que esta conducta de las autoridades universitarias y del sector estudiantil opositor en quedar silenciados ante el nuevo ataque a la escuela los llena de tristeza, mas no los amilana en su sentido revolucionario para profundizar la Patria nueva y socialista, que afirmaron ha sido confirmado por el pueblo venezolano este domingo, en forma apabullante y mayoritaria con el triunfo inédito e histórico del Sí en el referendo por la Enmienda.

Leer Más......

“QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS RICOS, ÚNETE A LA JUVENTUD GUEVARISTA REVOLUCIONARIA”



Después de nuestra importante reunión de definiciones estratégicas que pronto serán publicadas, nos hemos volcado con todas las fuerzas a la organización y formación de nuestros nuevos militantes.

Tarea nada sencilla tomando en cuenta las inmensas tareas que estamos acometiendo. Con todo, hemos ido avanzando con paso seguro y hemos diseñado las líneas más generales de esta acción.

a organización de la Juventud Guevarista Revolucionaria, esta ligada a la puesta en práctica de nuestra campaña de difusión y propaganda que hemos denominado "QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS RICOS, ÚNETE A LA JUVENTUD GUEVARISTA REVOLUCIONARIA" y que se iniciará el 20 de Febrero en forma masiva. La elección de esta consigna no es nada casual. En todo el mundo capitalista, se vive una crisis general que necesariamente tocará a nuestro país con variada intensidad.

La pretensión de las burguesías de todo el mundo y también en nuestro país, es que los efectos de esta crisis capitalista la paguen los trabajadores, pobres y explotados. Esta jugada del sistema capitalista busca desesperadamente revertir la baja de la tasa de ganancia que se viene produciendo a nivel global como un fenómeno intrínsico al sistema de explotación burgués.

En Venezuela desde hace mucho, se ha buscado por diferentes medios, favorecer a la burguesía soñando con el surgimiento de un "capitalismo nacional" que produzca el desarrollo productivo del país. Ilusión que choca con la triste realidad de una burguesía parásita y delincuente, que de patriota no tiene nada y que solo le interesa lucrarse mediante la especulación y echar mano de la renta petrolera. Es así como el centro del quehacer burgués en Venezuela lo constituyen las importaciones, la especulación financiera y el comercio. A pesar de todo los estímulos que el gobierno le ha otorgado a los "empresarios patriotas" mediante baja en la tasa de interés, una política tributaria echa a la medida para estos señores, condonación de deudas y preferencias para la obtención rápida de divisas. Todas estas medidas fueron adoptadas antes que estallara la crisis general capitalista y sin duda ahora presionaran al gobierno para que adopte otras medidas que les favorezcan.

Los sectores revolucionarios, deben adoptar una política clara en este sentido y exigir la aplicación de medidas que efectivamente resuelvan el problema de fondo. Ya hemos dicho que en el marco del sistema capitalista no es posible resolver la crisis general ni los efectos que esta tendrá en nuestro país. Solo la aplicación de un programa revolucionario, que efectivamente resuelva la situación profundizando la revolución en sentido socialista sería la solución, no solo de la crisis que se nos viene encima, sino que efectivamente sería un verdadero impulso al desarrollo productivo de Venezuela.

Si no adoptamos medidas en este sentido, necesariamente la crisis afectará a los trabajadores y a su nivel de vida, se adoptaran medidas pro burguesas y se terminará por la puesta en práctica de un especie de "paquetazo económico" con claro sesgo neoliberal. Solo expropiando a la burguesía los recursos obtenidos mediante la explotación de los trabajadores y la especulación financiera y comercial, y poniéndolos al servicio del desarrollo productivo controlado y en manos de los trabajadores, evitaremos la derechización de la revolución bolivariana y su profundización en un sentido socialista.

Es en este marco que damos inicio a la tarea de la organización de la Juventud Guevarista Revolucionaria, a su formación política y al desarrollo de nuestra campaña de difusión y propaganda. Toda nuestra iniciativa debe ir dirigida detrás de esta importante tarea. Se trata de llegar con nuestra opinión a miles y miles de compañeros y orientarlos hacia un proceso de lucha que tenga por objetivo la destrucción del estado burgués y la construcción del Nuevo Estado Revolucionario.

Esta gigantesca tarea tiene como condición previa la conformación del partido revolucionario de los trabajadores y la elaboración de su Programa Revolucionario, la organización de los trabajadores y del pueblo pobre y explotado con independencia de clase y el desarrollo de pequeñas y grandes luchas sociales, que en forma ascendente acorralen a la burguesía y vayan obteniendo victorias cada vez más significativas en todos los terrenos y se planteen derrumbar de una vez, al viejo Estado de explotación capitalista y realizar la revolución socialista.

Es así que en el actual periodo, debemos aprovechar al máximo las oportunidades de desarrollar las tareas de agitación y propaganda en forma masiva y ascendente, en conjunto con otras fuerzas que se planteen los mismos o similares objetivos y avanzar en la radicalidad del proceso.

Como hemos dicho, es necesario combinar las tareas de organización, formación y agitación y propaganda revolucionaria. Debemos dirigir nuestras acciones a que sea el propio pueblo trabajador y explotado el que desarrolle la lucha en contra de la burguesía para que sea esta quien pague el costo de la crisis. El gobierno nacional debe definirse en este sentido y cualquiera que sea el resultado de la enmienda constitucional, debe ponerse del lado de los trabajadores y del pueblo pobre y explotado en su lucha contra la burguesía.

Así, llenos de entusiasmo y con un amplio espíritu unitario, damos inicio a la organización de la Juventud Guevarista Revolucionaria, a su formación ideológica y política, y a su primera Campaña de Difusión, Agitación y Propaganda "Que la Crisis la Paguen los ricos, únete a la Juventud Guevarista Revolucionaria"

¡¡¡QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS RICOS,

ÚNETE A LA JUVENTUD GUEVARISTA REVOLUCIONARIA!!!

CONSTRUYENDO LA IDEA Y EL INSTRUMENTO REVOLUCIONARIO,

¡¡¡ADELANTE CON TODAS LAS FUERZAS DE LA HISTORIA!!!

JUVENTUD GUEVARISTA REVOLUCIONARIA

Leer Más......

Juventud Sandinista preparada para jornada 30 Aniversario de la Revolución


La Juventud Sandinista 19 de Julio, está lista para movilizarse e iniciar una serie de actividades enmarcadas en el 30 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

Eliécer López, coordinador de esta organización juvenil, indicó que este 28 de febrero la Juventud Sandinista en todo el país arranca la jornada de celebraciones que concluyen hasta el 19 de julio con miras a “seguir conquistando nuevas victorias”.

“Vamos a empezar a celebrar esa lucha insurrecional que nuevamente a vamos a vivir, pero esta vez no va a ser armada, sino insurrección de estudiantes, de jóvenes, y de gente humilde que se ha alfabetizado”, dijo López.

Señaló que la JS-19 de Julio se está preparando para este sábado 28 para conmemorar la insurrección de Monimbó y de ahí otras actividades.

Mientras Julio César Cuadra, coordinador departamental de la JS, en Granada, aseguró que la juventud de esta ciudad “está organizada para participar en cada una de los jornadas populares”.

“Granada está lista desde principios de este año, y dentro del plan de la Juventud Sandinista está declarar esta ciudad territorio libre de analfabetismo”, dijo.

Aseguró que las juventudes de Granada, Masaya, Carazo y Rivas se concentrará en Monimbó este 28 de febrero para conmemorar la lucha insurrecional.

Jornada de Martí a Sandino

Aaron Peralta, delegado distrital de la Juventud Sandinista, invitó a los jóvenes de Managua a participar al inicio de la jornada de “Marti a Sandino”, que incluye dar a conocer los 50 años de la revolución cubana y del pensamiento del general de hombres libres Augusto C. Sandino.

“Vamos a tener un poco de poesía, de historia y sobre todo del pensamiento, gesta y lucha de Sandino”.

La actividad se realizará a partir de las tres de la tarde el martes, en el colegio República de Cuba y contará con la presencia del Ministro de Educación Miguel De Castilla, del embajador cubano Luis Hernández, jóvenes que integran La Brigada Constructores del Futuro y miembros de la Federación de Estudiantes de Secundaria.

Leer Más......

El papel histórico de la Juventud del PSUV



Rebeca Madriz Franco

Al referirnos a la Juventud, nos remitimos a un sector social, que para un país como Venezuela, representa una fuerza de carácter indispensable en la lucha por la conquista del poder político, por parte de cualquier sector de la sociedad.

No se pueden hacer señalamientos, como a veces lo hacemos, en base a lo que alguna vez fuimos o tuvimos, porque se obvia la realidad concreta en la cual nos estamos desenvolviendo en la actual fase de desarrollo capitalista.

Por lo tanto, la base fundamental, para desarrollar una política correcta parte de una adecuada caracterización del proceso político, y con ello de la juventud venezolana.

Este proceso de Liberación Nacional en el cual, en primera instancia, es necesario mantenerse firme frente a la injerencia extranjera, por la autodeterminación nacional, ha sido sostenido por una masa del pueblo, mayoritariamente pobre en la cual convergen diversos sectores sociales, entre ellos la juventud pero en una expresión que no se corresponde con lo que debería ser el Movimiento Juvenil, tomando en cuenta el porcentaje poblacional.

Se debe partir de dos factores sumamente trascendentales, cuyo impacto en la juventud ha logrado no sólo mantenerla al margen de la revolución Bolivariana, sino incluso, movilizarlas en contra de la misma. Y es que la hegemonía de los sectores más reaccionarios sobre los medios de comunicación social, y su control en las Universidades Autónomas ha logrado, aislar y enajenar de tal manera a la Juventud venezolana, que en ellos y con ellos, se forman los potenciales cavadores del hueco en el que el Imperialismo Norteamericano y sus agentes internos aspiran sepultar este proceso político.

Ya se ha demostrado cómo la derecha identifica su influencia en este sector, y cómo ha logrado en experiencias como la Venezolana, la Boliviana, y recientemente la Ecuatoriana, movilizar a la juventud en defensa de intereses que le son ajenos.

Para caracterizar la juventud revolucionaria venezolana basta con decir que es una expresión fiel de nuestra izquierda, en la medida que está cada vez atomizada y desarticulada, a la vez que sigue alimentando vicios de sectarismo, esto sin contar con la mayoritaria expresión de sectores socialdemócratas que así como han venido ejerciendo el poder político, se han ocupado de garantizar su continuidad en los espacios juveniles.

Si nos vamos a la juventud en general, vemos cómo el argumento apolítico (que finalmente refuerza la ideología y el sistema dominante), toma cada vez más fuerza producto tanto del bombardeo mediático, como de la formación acrítica, tecnócrata y sin ningún tipo de conciencia social que se recibe en nuestras universidades. Es por tanto la juventud, una masa desmovilizada, alienada, individualista, consumista, y despolitizada, cuyo papel, que debería ser de vanguardia, se torna cada vez más gris e inexpresivo.

Sumado a este escenario, la ausencia de verdaderos liderazgos juveniles desde las bases, ha permitido que desde el gobierno se impongan liderazgos y figuras para dirigir las políticas “revolucionarias” en materia juvenil, que obviamente, no han tenido ningún impacto, ni mucho menos un saldo político – organizativo para la Revolución. Basta con referirse a dos experiencias, el Instituto Nacional de la Juventud, y la Federación Bolivariana de Estudiantes, que no han pasado, hasta ahora, de ser espacios de financiamiento de los sectores políticos a los cuales representan, pero que no han logrado incluir y tocar verdaderamente las necesidades de la Juventud, a pesar de que se puedan haber realizado intentos para ello.

Ahora bien, la convocatoria para la realización del Congreso Fundacional de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela reviste por lo tanto una importancia trascendental para la continuidad y profundización de la revolución Bolivariana. Y es que los retos que se plantean en materia juvenil tocan los puntos más neurálgicos que pueden garantizar el retroceso o avance del proceso político venezolano.

En primer lugar, pese a que a la mayoría del pueblo venezolano, nos une un sentimiento de identificación con la revolución bolivariana, no existe hasta hoy, ningún sector social del país que haya logrado unidad de acción en determinado espacio, y lo vemos en los sectores de Trabajador@s, Campesin@s, Estudiantes, Mujeres, Artistas, etc., los cuales pese a diversas experiencias de unidad, terminan (o terminamos) exacerbando las diferencias (que la mayoría de las veces son tácticas), por encima de las coincidencias que son las que revisten carácter estratégico.

El reto principal para la JPSUV viene a ser entonces, lograr articular a partir de un programa, su accionar en las masas juveniles. Entendiendo, que por el carácter de clase de ese partido, y la correlación de fuerzas que hoy no es favorable para los sectores revolucionarios, en este momento no es posible la unidad ideológica que permita actuar como un puño cerrado frente al Imperialismo y el Capital.

En el PSUV, hoy se concentran diversas fuerzas juveniles consecuentes con los principios del Socialismo, que no sólo están llamados, sino que están obligados a unir esfuerzos y cerrar filas en esta coyuntura que requiere de una gran unidad, por encima de las diferencias, para lograr jugar un papel de primer orden en las duras batallas por venir, y para la cual se hace indispensable una juventud organizada, movilizada y consciente.

Compañeros y compañeras, que son cuadros revolucionarios con la suficiente formación política, ideológica y moral, han venido siendo desplazados de diversos espacios, producto de que no se logra un consenso en estos sectores para avanzar en la toma de espacios de poder que permitan aplicar una política revolucionaria, que termine de desmontar la idea que hoy priva en el pueblo (ya descontento y con altas posibilidades de implosionar) de instituciones y gobiernos regionales y locales de la Revolución, absorbidos por la estructura del estado, donde la burocracia, la corrupción, y la ineficacia, sirven de base para que los sectores más reaccionarios desmonten la idea de los beneficios que brinda un sistema político y social superior con nuevos valores morales, pero que en lo concreto, no se ha materializado.

Hoy revolucionarios y revolucionarias, ex militantes de diversas organizaciones políticas y sociales, así como aquellas individuales que se encuentran dispersas en la estructura de PSUV, tienen la obligación revolucionaria de trabajar en un programa que en primer lugar, garantice políticas revolucionarias para con la Juventud, y en segundo lugar, pero de igual o mayor importancia, garantice elevar el nivel de conciencia de nuestra juventud y con ello del resto del pueblo, y trabajar en conjunto para que se produzca un cambio en la correlación de fuerzas a lo interno del proceso revolucionario, que permita garantizar el carácter de clase del proceso bolivariano, y con ello, una verdadera perspectiva de construcción Socialista.

Una dirección colectiva, y así lo hemos tenido que entender, es indispensable para que este proceso no dependa de una individualidad (que indiscutiblemente es el líder histórico), sino que desarrolle las potencialidades revolucionarias del verdadero sujeto histórico, el pueblo organizado por la conquista del poder político para subvertir el orden establecido y liberarse (por sí mismo) de las cadenas de la explotación.

Esa dirección colectiva es la única garantía de que se incluyan en las políticas juveniles, las necesidades de las diversas expresiones de la Juventud. Tenemos que superar la visión y la práctica, a la que nos ha venido obligando a jugar la socialdemocracia, de que el dirigente es aquel que logra llenar un autobús para demostrar su fuerza, o aquel cuyo discurso conmueve, así no se lo crean ni ellos mismos. Es necesario, que liderazgos verdaderos, que los hay, pero castrados por nuestra propia práctica sectaria que le abre paso a la derecha endógena, tomen parte para definir el rumbo el proceso Bolivariano. Y es que más allá de quién o quiénes ejecuten las políticas establecidas, es necesario incidir directamente en el diseño de esas políticas para que sean revolucionarias. De allí que para la izquierda sea impostergable la necesidad de lograr la unidad, coherencia y articulación dentro del PSUV.

Por otro lado, hay que combatir el planteamiento de quienes pretenden cercar a la juventud en lo meramente estudiantil, y abrirse a las diversas áreas que permitan el desarrollo de nuestras potencialidades. Más aún tomando en cuenta, que objetivamente, no hay un movimiento estudiantil revolucionario organizado.

En el neoliberalismo, la Juventud es pieza clave para el sostenimiento de sus políticas, pues la explotación económica a la que somos sometidos, unido a la arremetida ideológica y a la exclusión social, terminan aislándonos cada vez más de la posibilidad de luchar por una alternativa real al modelo capitalista.

El difícil acceso al empleo; la tercerización y terciarización donde somos despojados de los más elementales derechos; la exigencia de experiencia previa que obliga a ejercer labores en áreas subvaloradas en el sistema productivo y distintas a la especialidad; la exigencia de requisitos estereotipados que afectan principalmente a las mujeres jóvenes; los empleos que impiden el desarrollo profesional de la Juventud; la prohibición de Sindicalización de sectores ocupados principalmente por jóvenes como las franquicias; la desigualdad de sueldos y salarios por la que ciertos profesionales jóvenes prefieren optar por trabajos en el sector informal donde tienen mayores ingresos, pero despojados de cualquier clase de seguridad social.

El secuestro por parte de élites, que impide el acceso masivo a carreras técnicas y científicas indispensables para el desarrollo productivo de la nación; las condiciones antagónicas en las que se forman las y los futuros profesionales, donde los estudiantes de las Universidades Autónomas se desarrollan en condiciones de opulencia y, los estudiantes de las misiones sociales en precarias condiciones a veces incluso de insalubridad (de donde se debe partir para determinar si es necesario, la verdadera apertura de las universidades al pueblo, o acelerar el cambio cualitativo de la educación que imparten las misiones sociales). De igual manera, la necesidad impostergable de la profesionalización de cuadros políticos de la revolución, porque de lo contrario, en un futuro inmediato, todos los espacios de burocracia estatal, estarán en manos de estos parásitos que forman las Universidades Autónomas, lo que redundará en una mayor crisis de burocratización.

El titánico esfuerzo que para una pareja joven representa obtener una vivienda, más aun si trata de madres solteras jóvenes, es otro elemento al que ponerle mayor atención.

La falta de políticas masivas dirigidas a disminuir, prevenir, y tratar el consumo de Drogas, que encuentra su mercado más fuerte en la Juventud. Así como la prevención en materia de Drogas Lícitas que ejercen de igual manera una influencia negativa en los niveles de criminalidad y violencia, especialmente de parejas y círculos juveniles.

La falta de promoción e incentivo del deporte, la cultura y la recreación también de manera más directa, son elementos que tienen que ser masificados de manera inmediata; pues si bien es cierto hay una mayor atención y democratización de éstos espacios, su mayor incidencia e impacto se produce a nivel de las capas medias, mientras en los barrios y comunidades más pobres, sigue reinando una subcultura que exacerba y endiosa elementos vinculados a las drogas, la violencia, la delincuencia, y la deserción escolar.

Las escasas y mediocres políticas aplicadas en materia de Educación Sexual, sobre la cual se fundamenta no sólo el aumento de embarazos precoces, sino la proliferación de enfermedades de transmisión sexual, así como el aumento de muertes maternas por causas relacionadas con el embarazo, que están ligadas principalmente, a mujeres jóvenes que no tienen madurez desde el punto de vista biológico desencadenando dichos embarazos en la muerte, así como la práctica clandestina de abortos en condiciones insalubres.

Es necesario rescatar el carácter rebelde y contestatario de nuestra juventud, pues vemos como a través de los medios de comunicación social arrecia cada vez más el bombardeo dirigido fundamentalmente este sector social, a través de la reproducción de estereotipos de género, la utilización de la imagen de la mujer como un objeto sexual, la discriminación a personas con discapacidad, a homosexuales, manifestaciones de racismo, incitación y apología a la violencia, escenas de sexo y violencia en horarios estelares, así como una serie de manifestaciones en violación flagrante de nuestras leyes y principios constitucionales, mientras no hay ninguna política dirigida contrarrestar el bombardeo mediático, y mucho menos, expectativas de movilización de la juventud para ejercer presión de masas sobre estos medios.

La educación media es el sector juvenil que requiere de mayor atención y la que está más olvidada, pues en ella se encuentra la generación de revelo que finalmente consolidará o dará al traste con lo que ahora podamos estar construyendo. Si no hay atención a este sector podemos dar por estéril una lucha en la que muchos estamos dispuestos a dar la vida, pero en la cual no bastan las buenas intenciones para influir en el nivel que se requiere para la construcción de una nueva sociedad.

Necesitamos una organización juvenil curada de vicios burocráticos, sectarios, que debe tener verdadera vinculación con el pueblo, y que no puede dirigirse sólo a reforzar corrientes internas, sino que debe dirigir su impacto concreto a la Juventud que hoy se encuentra desvinculada sin ningún tipo de conciencia. De igual manera, es necesario incluir en el debate, la posición y papel que deben jugar otros sectores y organizaciones juveniles y sus aportes para con la Revolución Bolivariana.

La política internacional es otro elemento que debe valorarse, más aun cuando en América Latina se levantan experiencias hermanadas con la Unidad de nuestros pueblos. La necesaria alimentación de experiencias juveniles exitosas en otros países, el rescate de valores como la solidaridad con los pueblos más golpeados por el Imperialismo, la coordinación de actividades de carácter anti neoliberal, contrarrestar la campaña internacional contra los gobiernos populares latinoamericanos, el rechazo al asfixiante bloqueo yanqui a la Revolución Cubana, y la cada vez más profunda e inminente violación de Derechos Humanos en nuestros Pueblos producto de la coerción ejercida por Ejércitos Yanquis de soldados (mayoritariamente) latinoamericanos sobre sus propios suelos patrios, son sólo algunos elementos que requieren de una coordinación e impulso en esta materia.

Si partimos de la idea de que no hay en el país ninguna organización o movimiento juvenil que tenga impacto real en este sector, es porque seguimos arrastrando modelos y prácticas que a este nivel desarrollo capitalista no se ajustan a las necesidades e inquietudes de la juventud, que son creadas y recreadas por la ideología burguesa a su antojo.

La emulación debe ser estimulada como una práctica revolucionaria en oposición a la competitividad individualista, para garantizar el desarrollo de cuadros revolucionarios, el avance de la revolución y como parte de los valores que deben privar en el hombre y la mujer nueva. Parte de la frustración y desgaste de muchos y muchas revolucionarias se da precisamente porque son utilizados como escalera para el ascenso de oportunistas, y son burlados y pulverizados de la escena política cuando se obtiene de ellos lo que se quiere.

Esta organización por nacer, tiene el reto de cargar sobre sus hombros el futuro de la Revolución, de allí que su amplitud es indispensable para incluir a quienes hasta hoy se han tornado casi invisibles.

Estudiantes de educación media, estudiantes universitarios, jóvenes indígenas, afrodescendientes, con discapacidad, homosexuales, intelectuales, artistas, trabajadores del sector público, privado e informal, religiosos, ecologistas, campesinos, mujeres, deportistas, trabajadores sociales, amas de casa, profesionales y técnicos, deben tener una expresión en esta organización que está obligada a triunfar y que requiere de sus mejores cuadros para garantizar ese éxito. Las precarias condiciones y niveles de organización de nuestra juventud, crean las condiciones para que todos y todas tengan cabida en esta necesaria construcción colectiva.

Se están agotando las oportunidades de que la Revolución Bolivariana genere el cambio cualitativo que requiere este proceso, pues quizás para luego tarde. Apostamos al éxito de esta nueva experiencia.

rebecafrank@hotmail.com

Leer Más......

  ©Template by Dicas Blogger.